Exocétidos: curiosidades y características

Camila O.Thomas · 26 enero, 2019
Los exocétidos son animales increíbles que pueden alcanzar hasta los 60 km/h bajo la superficie, para luego romper el agua y planear durante más de 200 metros

Los exocétidos son una curiosidad del mundo animal, que ha despertado el interés de investigadores y navegantes durante muchos siglos. La característica que hace a los exocétidos unos especímenes únicos es precisamente su capacidad de sobrevolar la superficie del océano por distancias muy largas.

Existen más de 70 tipos distintos dentro de la familia de los peces voladores, o Exocoteidae. Estos 70 tipos están agrupados dentro de nueve géneros, aunque todos comparten características similares.

Los exocétidos tienen una constitución aerodinámica que les permite alcanzar altas velocidades. Sus grandes aletas pectorales les ayudan a planear sobre el agua y a redirigir el viento.

Los vuelos de los exocétidos suelen ser de 50 metros. Sin embargo, se han registrado vuelos de más de 200 metros. En algunas especies con aletas pélvicas dilatadas pueden llegar a desplazarse más de 400 metros sobre el agua.

Ninguno de los tipos de peces voladores mide más de 30 centímetros. A pesar de esto, es necesario aclarar que el tamaño dependerá en gran parte de la especie de exocétido. Algunas de las especies con aletas más grandes son aquellas que habitan en aguas tropicales y subtropicales en la costa oeste del océano Atlántico. Las aletas de algunas especies son casi tan largas como el cuerpo del animal.

Exocétidos, una maravilla aerodinámica

En general, los investigadores distinguen a los peces voladores en dos grandes categorías: los peces de dos alas y los de cuatro alas’ Los peces de dos alas son aquellos que poseen aletas pectorales muy desarrolladas. Por otra parte, los peces de cuatro alas poseen aletas pectorales y pélvicas igualmente desarrolladas, lo cual les permite más capacidad de maniobra.

Exocétidos: significado

Hay que dejar claro que, en realidad, los peces voladores no vuelan. Un exocétido no vuela como un ave, sino que planea a través del aire con la ayuda de sus amplias aletas.

Algunos investigadores han sugerido que la morfología de los exocétidos ha evolucionado de esta manera para poder escapar de sus depredadores. Si el pez sale del agua, se termina la cacería.

Algunos de los depredadores más frecuentes de los exocétidos son el atún y el pez espada, aunque muchos otros también lo cazan. Paradójicamente, al salir del agua un exocétido se vuelve presa también para las aves. Esto aumenta el riesgo de ser devorado.

Para poder ‘volar’, estos peces deben alcanzar una velocidad muy grande dentro del agua. Los peces voladores llegan a nadar a una velocidad de hasta 60 km/h. Cuando llegan a esta velocidad, se dirigen hacia la superficie en un ángulo no demasiado inclinado.

Una vez que rompen la superficie del agua, los peces voladores despliegan sus alas pectorales. Al mismo tiempo, siguen aleteando con su cola para alcanzar mayor impulso.

Tras este primer momento, un exocétido podrá alcanzar una altura de varios metros y planear sobre la superficie del agua. Los exocétidos logran mantenerse largo tiempo fuera del agua gracias al movimiento de su aleta caudal. Esta aleta se agita entre 50 y 70 veces por segundo para dar impulso al vuelo del pez.

Peces voladores: características

Hábitat, alimentación y reproducción de los exocétidos

Los exocétidos habitan en zonas poco profundas, aunque en aguas alejadas de las costas. En general, los exocétidos se distribuyen por zonas cálidas y tropicales. También existen hábitats en aguas subtropicales, aunque su morfología cambia ligeramente.

Los exocétidos se encuentran en diversos mares y océanos del mundo, pero principalmente en aguas cálidas del océano Atlántico. El mar Mediterráneo es hogar de varios tipos de exocétidos.

La dieta de los exocétidos consiste principalmente en plancton, organismos vivos muy pequeños que se encuentran suspendidos en el agua. Muchos otros peces pequeños también se alimentan de plancton para vivir. Además del plancton, los exocétidos se alimentan de peces más pequeños.

La reproducción de los exocétidos es ovípara. Las hembras ponen los huevos en algas o directamente en el agua. Los huevos se mantienen unidos entre sí por una especie de membrana de hilos elásticos. En el mercado asiático, las huevas de los exocétidos son consideradas una exquisitez y tienen un alto valor.

Actualmente existen muchas oportunidades turísticas para observar a los peces voladores sobrevolar las aguas. En épocas cálidas, muchos turistas se adentrarán un poco en las aguas tropicales para observar este fenómeno.

Desafortunadamente, los números de exocétidos están disminuyendo considerablemente debido a la caza indiscriminada. En Asia, sobre todo, se capturan exocétidos como alimento. Es necesario crear medidas de conservación adecuadas para estas especies en mar abierto.

Pez volador: características y curiosidades - https://www.aquariumcostadealmeria.com/peces/pez-volador/ Manuel Tantaleán V., Monogeneos de peces de las costas del Perú. I. Axine ibañezi n. sp. (Monogenea: Axinidae) parásito de un pez volador (Exocoetus volitans Linnaeus). Revista de Biología Tropical, VOL 22 NO 2 (1974). https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/rbt/article/view/26022 David Jordan y Seth Meek (1885) A review of the American species of flying fishes (exocoetus). https://repository.si.edu/bitstream/handle/10088/12657/1/USNMP-8_483_1885.pdf