Esto es lo que tu gato odia

Virginia Duque Mirón · 12 abril, 2018
Puede decirse que los felinos son muy 'suyos', y es que su carácter difiere del resto de mascotas; ojo con hacer algo que le moleste, pues son tan rencorosos que se acordarán

Desde que convivimos con mascotas, hemos ido notando con el paso del tiempo que hay muchas similitudes entre nuestros gustos y los suyos, como por ejemplo en la comida o en el tumbarse en el sofá. Además de esto, también hemos notado que hay otras cosas que nuestros animales de compañía no soportan, ¿quieres conocer lo que tu gato odia?

Lo que tu gato odia con todas sus fuerzas

Una vez te hablamos de algunos alimentos y algunos olores que tu gato no soporta, pero en esta ocasión vamos a centrarnos en otro tipo de asuntos, como por ejemplo los siguientes:

Una caja de arena sucia

Por todos es conocido el fanatismo por la higiene de los gatos. De hecho, esta es tal que se limpian ellos mismos. Tal como a los felinos les encanta estar limpios, exigen que todo lo que les pertenezca también lo esté, y esto incluye su caja de arena.

De hecho, si tu gato notara que el arenero no tiene la higiene adecuada, podría incluso empezar a defecar fuera de este. Es posible, además, que ‘te diga’ que se la limpies; iría primero hacia ti, luego hasta su caja, y más tarde de nuevo a ti.

Que lo ignores

Ironías de la vida… Los gatos son independientes a más no poder, y no importa cuántas veces los llames: si no quieren mimos ni nada de ti, no irán. Sin embargo, cuando te busquen, si los ignoras, comienza a meditar en lo que acabas de hacer.

Los gatos son rencorosos y, cuando se sienten ignorados, son capaces de estar días sin hacerte caso; incluso dejarán de comer si fuera necesario. Si al final, cuánto más duros parecen, más tiernos son. Eso sí, cuando ellos quieren.

Qué es lo que más molesta a un gato

Malos recuerdos

Parece que la memoria felina no es selectiva ni mucho menos, y especialmente buena en lo que tiene que ver con recuerdos desagradables. Las malas experiencias se quedan grabadas a fuego en su mente y no son capaces de olvidarlas. Cosas duras como la muerte de otra mascota o de un miembro de la familia pueden marcarlos para siempre.

También pueden influir cosas menos graves, como una visita al veterinario o una mudanza. En tales situaciones es más necesario que nunca que abraces, consueles y mimes a tu minino.

Medicinas

Es obvio, ¿a quién le gusta las medicinas? Pues para tu gato aún son más desagradables, especialmente si son pastillas. Algunos incluso tienen la capacidad de comer el pienso y tirarlas si las encuentran mezcladas junto con su comida.

Estudios han demostrado que los gatos pueden albergar las pastillas en el esófago con la intención de no tragarlas. De hecho, la mayor parte de la esofagitis sufrida en los felinos es causada por este motivo.

Caricias bruscas

Las caricias muy rápidas sin ningún tipo de preludio no son bien aceptadas por muchos animales; también es una de las cosas que tu gato odia. Ya sabes cuán independientes son, viven en su mundo, tranquilos y relajados, por lo que sentir una mano sobre su cuerpo de improvisto no es de su agrado.

Si quieres acariciar a tu gato, por supuesto que puedes hacerlo, pero siempre con delicadeza y sin que lo pilles desprevenido.

Otro gato

Aunque no lo son tanto como los perros, los gatos también son animales territoriales. Es por ello que difícilmente aceptarán a la llegada de un gato nuevo a casa.

Gato hace ruido al aparearse

Esto no significa que deba suceder en el 100% de los casos, pero hay altas probabilidades de que así sea. Si tienes un gato y quieres incluir otro en casa, asegúrate de seguir los pasos necesarios para que no se peleen al conocerse.

El agua

No podíamos terminar este artículo sin hablar de la cosa más odiada por tu gato: el agua. Desde hace años se ha usado para separar a dos gatos que se pelean o para calmar a uno enfadado. Y es efectivo porque es una de las cosas que tu gato odia.

Quizá por eso se limpien solos, ya que así evitan las duchas. No uses nunca el agua para asustar a tu gato; recuerda que son rencorosos y que se acordarán…