¿Esperas un bebé? Entrena a tu perro para recibirlo

Hay personas que cuando escuchan las palabras “bebé y mascota” en la misma frase piensan que son dos seres incompatibles. ¿Es eso cierto? ¡En absoluto! Muchas familias tuvieron un bebé cuando ya había un bebé en casa. O que incluso adoptaron una mascota después de que llegara el bebé.

De hecho, se ha demostrado que los perros intensifica su instinto protector cuando de un bebé se trata. Se convierten en sus fieles protectores aun a riesgo de su propia vida. Son muchas las fotos que hemos visto en Internet, en las noticias televisivas o en cualquier otro medio que dan prueba de ello.

Por tanto, si esperas un bebé y ya tienes una mascota pero surgen dudas en tu cabeza, apunta. Te contamos cómo puedes preparar a tu perro para la llegada del nuevo miembro de la familia.

Cómo preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé

mujer embarazada

Lo principal es que no esperes al último momento. No todas las mascotas son iguales. Aunque puedes estar seguro de que tu perro amará a tu bebé, en ocasiones algunos necesitan más tiempo que otros para adaptarse a la nueva situación.

Lo mejor es comenzar durante el embarazo. Recuerda que los animales tienen la sensibilidad muy marcada y pueden percibir que algo especial está pasando. De hecho, se ha demostrado que muchos perros, por ejemplo, pueden saber que una mujer está embarazada antes que ella misma.

Un nuevo lugar de relax

Pon de tu parte y comienza a proporcionarle un lugar de descanso nuevo a tu mascota. ¿Por qué? Porque es posible que esté acostumbrada a una vida tranquila en familia, donde el único bebé de la casa es ella.

De repente, se puede ver sumida en un ambiente de ajetreo y lloros que no se espera y podría despertar celos o sentirse extremadamente estresada. Por ello, aunque tu perro o mascota ya tenga su lugar de descanso, altérnalo con uno nuevo en un sitio más tranquilo.

Pon una cama, agua y comida en él. Los primeros días podrías motivar su interés en usarlo agregando unas golosinas por el lugar o porciones de su comida favorita. Así, cuando el bebé llegue, sabrá que ese es un lugar en el que relajarse y desconectar de todo el ajetreo.

Enséñale a tener paciencia

Aunque pasarán muchos meses antes de que tu bebé juegue con tu perro, ve acostumbrando al animal a tener paciencia. Así, el trato que dan los niños será más rudo, juguetón y menos cariñoso. Acostúmbralo tocando las zonas que normalmente más le molestan como las patas, cola, cabeza, orejas y hocico.

Es posible que al principio no quiera aceptarlo, pero poco a poco se irá acostumbrado. Si crees que te cuesta hacerlo solo, pide a alguien que le dé algo de comer o le hable mientras tú lo haces.

Contrata un entrenador

trucos-de-adiestramiento-canino

Si piensas que esta podría ser una tarea difícil o quizá no tienes tiempo para cumplirla, siempre puedes optar por los servicios de un profesional. Un entrenador sabrá cómo enseñar a tu perro a estar con bebés y a tener paciencia con ellos.

Le enseñará órdenes necesarias que te ayudarán a mantener la higiene del hogar. Existen programas especializados en este tema. Es más, no suelen ser excesivamente caros, por lo que quizá podrías plantearte la idea.

Recuerda que es importante que tu perro sepa obedecer órdenes básicas antes de que llegue el bebé. También tendrás que habituarlo a nuevos olores a los que no está acostumbrado y que tendrá que oler cundo llegue el bebé. No obstante, estamos seguros de que tomarás las mejores decisiones para todos y que con paciencia y cariño lograrás que la convivencia en familia sea maravillosa.