¿Es delito la caza sin el seguro obligatorio?

22 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
A la hora de planificar una actividad como la caza, hay algunos elementos importantes que hay que tener en cuenta, como es el caso del seguro obligatorio. Aquí te contamos un poco más sobre esta obligación.

En España la caza deportiva sigue siendo una actividad permitida, pero regulada por ley, por lo que todo cazador debe conocer la importancia de cumplir los requisitos de la Federación Española de Caza para evitar futuras sanciones. No obstante, aún hay cierta confusión respecto a si es o no un delito la caza sin el seguro obligatorio en territorio español.

A continuación, analizaremos algunas cuestiones sobre qué tipo de seguro se necesita para obtener la licencia de caza en España, además de aclarar las sanciones que pueden aplicarse a quienes practican la caza con la cobertura mínima exigida por ley.

¿La caza sin seguro es un delito según la ley española?

No es casualidad que mucha gente dude sobre si es o no un delito practicar la caza sin el seguro obligatorio. Esta confusión suele venir de los cambios en esta materia que ha sufrido el Código Penal español en 2015. Hasta el mencionado año su texto hacía una diferenciación entre delitos y faltas penales.

Básicamente, las faltas se entendían como infracciones de menor entidad que los delitos. Y, por ende, generaban sanciones menos rigurosas para quienes en ellas incurrieran. Sin embargo, tras la reforma de 201, se ha suprimido el concepto de falta y la distinción entre la gravedad de las infracciones pasa a realizarse en términos de delitos leves, en los menos graves y en los graves.

¿Y qué tiene esto que ver con la caza deportiva? Según el texto anterior del Código Penal, cazar sin seguro estaba considerado como una falta penal. Aunque se generaba una condena al infractor, las penas aplicables no pasaban de multas durante uno o dos años. Además, no implicaba un registro de antecedentes penales positivos.

Sin embargo, la extinción de las faltas penales ha conllevado la supresión del artículo 636 del Código Penal, que trataba precisamente sobre estos tipos de infracciones. Y su ausencia suele generar malentendidos cuando se habla sobre la obligatoriedad del seguro de caza.

La responsabilidad en los cotos de caza es de los propietarios

Entonces, ¿ello significa que cazar sin un seguro está despenalizado en España?

De ninguna manera… Todo aquel que practique la caza sin seguro podrá recibir multas según lo previsto en la Ley de Caza de 1970, sin mencionar que todas las comunidades autónomas entienden que es una infracción administrativa carecer del seguro obligatorio al cazar.

No obstante, el total correspondiente a las sanciones económicas puede variar significativamente en cada ayuntamiento. Las comunidades autónomas que siguen adoptando la normativa de la Ley de Caza suelen poner las multas más bajas, mientras que las que generaron sus propias ordenanzas a este respecto tienden a emplear sanciones administrativas más rígidas.

Para tener una idea de la diferencia en el tratamiento de esta cuestión, comparemos Madrid y Valencia. En Madrid sigue vigente la Ley de Caza y las multas relacionadas con la licencia para cazadores raramente superan los 150 euros.

En la Comunidad Valenciana practicar la caza sin el seguro obligatorio se considera una infracción muy grave y las multas llegan a los 15 000 euros. Además, los infractores pueden tener la licencia inhabilitada durante tres años.

Caza furtiva representada con armas en el monte

¿Qué tipo de seguro es obligatorio para cazar en España?

Para aclarar un poco más los malentendidos, debemos diferenciar entre el seguro obligatorio y las demás coberturas que pueden ser contratadas por un cazador, pero no son exigidas por las normativas vigentes en España.

Para la obtención de una la licencia de caza en la península ibérica el cazador necesita contratar un seguro de responsabilidad civil. Así mismo, la cobertura debe respetar los requisitos mínimos previstos en la ya mencionada Ley de Caza. A continuación, destacamos algunos aspectos importantes:

  • La cobertura del seguro de caza obligatorio puede limitarse a 90 151,82 euros, con la finalidad de cubrir cada indemnización derivada de accidentes cinegéticos.
  • Dicha cobertura alcanza apenas los daños corporales ocasionados a terceros, a instalaciones, a perros utilizados en la caza, etc. No obstante, el perjudicado no será indemnizado en caso de que se compruebe que actuó con negligencia, imprudencia o intencionalidad.
  • Además, el amparo solo se prestará para los accidentes ocurridos en los cotos de caza durante el ejercicio de la actividad, independientemente de que el daño derive de un disparo involuntario o suceda durante un periodo de descanso.

Por otro lado, existe una amplia oferta de seguros adicionales que pueden ampliar la cobertura mínima exigida por ley y que ofrecen más seguridad al contratante. Por ejemplo, es interesante contar con un seguro que incluya también los posibles daños ocasionados al cazador o un seguro de caza especial para viajes al participar de torneos de caza internacionales.

Sin embargo, debe quedar claro que estas coberturas ‘extras’ no son necesarias para obtener la licencia de caza en España; su carencia no genera sanciones a los cazadores.

  • Federación española de caza. Sitio oficial. Extraído de: https://www.fecaza.com/
  • Ley 1/1970, de 4 de abril, de caza. Ámbito nacional. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1970-369