Los errores que cometemos al pasear a nuestro perro

Salir a pasear a nuestro perro es una de las cosas que más nos gusta hacer con él. Pero en ocasiones puede no resultar tan fácil como creemos. De hecho, hay muchos errores que cometemos al hacerlo.

Si no lo crees, aquí te diremos cuáles. Además, te contaremos cómo solucionarlos o evitarlos. ¿A que te interesa? ¡Pues quédate a ver las respuestas!

Los 5 errores más comunes al pasear a nuestro perro

En ocasiones podemos creer que es suficiente con que el can nos acompañe a tirar la basura y subir en menos de 5 minutos a casa. La verdad es que pasear a nuestro perro implica mucho más, pues el paseo debe ser un momento de relajación y bienestar para el animal.

Perros de paseo

Por ello, saca tiempo para pasear con tu perro y no cometas ninguno de estos errores que te citamos a continuación.

No dejarle que olisquee

Es lógico que cuando veas a tu perro oliendo suciedad del suelo o pipí de otros canes te dé reparo y no quieras dejar que lo haga. Sin embargo, en esta ocasión se te olvida que esta es la forma de comunicarse de los peludos.

Además, tiene dos beneficios importantes: relajación, pues le permite soltar el estrés acumulado; y como segundo, le permite conocer su entorno sabiendo quiénes viven a su alrededor y con quién podría encontrarse en su camino.

Es obvio que para evitar las preocupaciones, tu perro debe estar correctamente vacunado y desparasitado. De este modo sabrás que dejarlo olisquear no supondrá un problema.

Tirar de la correa cuando él tira de ella

Dar tirones a la correa de malas formas no enseñará nada a tu perro. Al contrario, como poco le generará estrés y es posible que hasta le hagas daño.

Si tu perro tira de la correa, lo mejor es que compres un arnés anti tirones y cambiar de costumbres. En artículos anteriores te contamos cómo evitar que tu perro tire de la correa.

Gritarles cuando se enfrentan a otro perro

Los gritos y el maltrato físico están fuera de lugar al educar a un perro. Lo mejor si te ves en medio de una pelea en la que tu can está envuelto, es que te vayas cuanto antes del sitio.

Si es tu perro el que siempre provoca o se siente provocado y por eso ataca, ve a un profesional para adiestrarlo.

Usa siempre el refuerzo positivo. Además, si en medio de la trifulca le gritas o le pegas, solo conseguirás ponerlo más nervioso y posiblemente te lleves una mordida.

No dejar que se acerquen a otros perros

La socialización es muy importante para los perros y todos los animales de compañía en general. Por tanto, si estás en la calle o en el parque, debes dejar que tu can se acerque a otros peludos y otras personas para que de ese modo socialice y tenga un carácter afable.

Persona paseando a su perro

Como es normal, no todo será de color de rosas, y es posible que surjan conflicto con otros perros, pero no desistas. Con paciencia se pueden conseguir buenos resultados, siempre que tú y el dueño del otro can cooperéis.

Paseos muy cortos o muy largos

Como hemos dicho antes, llevar a nuestro perro a sacar la basura y dejar que solo camine 5 minutos no es nada beneficioso para él, pues hacer solo sus necesidades no es lo único que necesita.

Lo mismo sucede con el extremo, los paseos demasiado largos. Cada perro tiene sus necesidades. Un can nervioso necesitará más tiempo, mientras que un perro anciano necesitará menos. Todo dependerá de tener un poco de sentido común.

Evita cometer estos errores cuando paseas con tu perro y permite que tanto él como tú disfrutéis de vuestro paseos.