El tumor de mama en perros y gatos, una enfermedad muy peligrosa

Alba Muñiz 3 agosto, 2015

El tumor de mama en perros y gatos es una patología que, al igual que en los humanos, debe intentar prevenirse y tratarse de forma urgente, dados los riesgos que puede implicar para los animales una neoplasia maligna.

De todas formas, existen distintas posibilidades de tratamiento para que nuestras queridas mascotas puedan recuperarse o transiten la enfermedad con calidad de vida.

Características de los tumores mamarios en caninos y felinos

Se define como tumor a todo agrandamiento anormal de una parte del cuerpo. El aumento indiscriminado de células forma entonces un bulto que puede ser benigno o maligno. En este último caso, se trata de cáncer.

Hay razas de perros que tienen más predisposición a desarrollar tumores, entre ellos los mamarios, que representan el 42% de la totalidad de las neoplasias en caninos.

Las gatas, por su parte, padecen en menor medida esta patología (17% de las neoplasias). Sin embargo, los tumores mamarios felinos son más agresivos: el 90% son malignos.

En cambio, solo un porcentaje de entre el 35 y el 50 de las tumoraciones mamarias en caninos presenta malignidad.

Además, es una patología que no es privativa de las hembras. Los machos también pueden padecerla, aunque en menor medida pero con peor pronóstico.

Algunas medidas para prevenir el tumor de mama en perros y gatos

gato enfermo

Prevenir, ante todo, es la regla en muchos órdenes de la vida. En el caso de las mascotas y este tipo de tumores, lo recomendable es:

Castrar a edad temprana

Si los animales no están destinados a la reproducción, cuanto antes se esterilicen es mejor, ya que el estímulo hormonal favorece el desarrollo de los tumores. Piensa que una hembra, con sus celos y embarazos psicológicos a cuesta, puede ser presa de esta patología entre los 7 y los 9 años.

Revisar al animalito de forma constante

A modo de juego o de caricia es buena idea palparlo periódicamente –mamas y axilas- para notar cualquier anormalidad que requiera una consulta urgente con el veterinario. Es importante que la revisión sea cotidiana porque algunos tumores crecen de manera muy rápida.

Llevar a tu mascota al veterinario de manera frecuente

Una correcta revisión de rutina debe incluir un examen exhaustivo de mamas para descartar la existencia de esta patología.

En casos avanzados que no han sido detectados, se puede llegar a la consulta porque el animalito presenta claudicación (cojera) o disnea (respiración dificultosa) a causa de la metástasis pulmonar, ya que las células tumorales se desplazan por sangre o por linfa.

Cómo encarar el tratamiento de esta dolencia

Los tratamientos que pueden aplicarse para el tumor de mama en perros y gatos son quirúrgicos, oncológicos, o una combinación de ambos. El especialista decidirá cuál es la mejor opción según el tipo de neoplasia y el estadio en que se encuentre.

Las cirugías, en algunos casos,  solo reducen el tamaño del tumor pero no lo quitan por completo. Por tal motivo, las células tumorales continuarán replicándose. Se corre así el riesgo de que la zona afectada se lastime, infecte o incluso se agusane.

Se ha demostrado que la utilización de quimioterapia es efectiva para prolongar el tiempo libre de enfermedad o de supervivencia. Además, en las mascotas no se suelen observar los efectos colaterales que este tratamiento provoca en la personas (caída el pelo, vómitos y diarrea frecuentes, erupciones en la piel, etc.).

Incluso en casos de metástasis pulmonar, con un tratamiento adecuado se puede evitar que la enfermedad progrese y prolongar la sobrevida de los animalitos afectados.

Razas de perros con mayor predisposición al tumor mamario

fox terrier 2

Entre las razas de perros que tienen mayor predisposición a desarrollar esta enfermedad, se encuentran:

Calidad de vida para la mascota enferma

Recuerda la importancia de revisar de forma periódica a tu mascota para asegurar una detección temprana de esta enfermedad y poder encarar un tratamiento efectivo.

Ten presente también que el diagnóstico de cáncer no tiene que ser tomado como una sentencia de muerte para las mascotas.

En oncología, la efectividad de los tratamientos utilizados se mide por el tiempo libre de enfermedad, la supervivencia y la calidad de vida.

Y, sin duda, el amor que debemos demostrarle  a nuestros animales de compañía, es una parte fundamental de esa calidad de vida.

 

Te puede gustar