El nuevo juguete para perros: Kong

Virginia Duque Mirón · 20 junio, 2017

Los avances en todos los campos que hace el ser humano no deja de sorprendernos. Lo mismo sucede en el caso de nuestras mascotas. Cada vez salen más y más accesorios que hacen más feliz su vida y que facilitan la nuestra. Este es el caso de los juguetes Kong. ¿Quieres conocerlos?

¿Qué es el juguete Kong?

Fuente: Facebook de KONG

El juguete Kong tiene forma de pera con unos michelines muy graciosos y se presenta en diversos colores. Su popularidad se debe a su dureza. Sin hacer daño en los dientes del animal, lo hace un juguete resistente y casi indestructible.

Lo más curioso de este juguete es que se puede poner comida dentro. Esto atraerá la atención de nuestro animal y querrá pasarse el día jugando con él con el objetivo de sacar el alimento que hay en su interior.

Por qué el Kong es beneficioso para el perro

Este juguete, además de ser duradero y fiable, hará trabajar la mente de nuestro perro. Él intentará de una y mil maneras sacar el alimento que hay dentro.

Además, como atrae tanto su atención, calmará el aburrimiento de nuestra mascota, sobre todo si pasa mucho tiempo solo en casa.

No obstante, a pesar de todos los beneficios, muchos dueños que han comprado este juguete se han dado cuenta de que el perro se emociona con él los primeros días y luego se olvida. Esto sucede porque el Kong debería venir con manual de instrucciones.

Decimos esto porque se cree que para el uso correcto de este juguete se necesita un entrenamiento que no se puede pasar por alto, o el animal perderá su interés.

Cómo usar de forma correcta el Kong

El problema está en que si el perro lucha y lucha por conseguir sacar la comida y no lo logra, se frustrará y desistirá de hacerlo. Por ello hay varios pasos a seguir para un uso correcto de este juguete.

Paso 1

Lo mejor para comenzar cuando le traemos este juguete por primera vez a nuestra mascota es poner poca comida y suelta. Si la ponemos muy apretada le costará sacarla y es posible que el animal incluso se estrese.

Unos granos de pienso que bailen dentro del Kong serán más que suficientes para empezar. No importa que tarde poco en sacarlos, déjalo que juegue y aprenda.

Paso 2

El segundo paso será humedecer el pienso o poner un poco de comida que sea un tanto pegajosa. Esto con el objetivo de que ahora le cueste un poco más sacarla del interior.

Hazlo durante unos días. Cada vez el esfuerzo será menos y podremos pasar a la siguiente etapa.

Paso 3

En lugar de meter varios pedacitos pequeños de alimentos, meteremos solo uno pero grande, como una galleta. No debe ser tan grande que no pueda sacarse, pero sí debe presentar un nivel de dificultad más alto que el anterior para el animal.

Paso 4

Fuente: Facebook de KONG

Este será el paso definitivo. Tu animal ya estará enganchado a este juego y no tendrás que preocuparte mientras estás en el trabajo sobre qué está haciendo tu mascota. Estará jugando con su Kong.

El paso definitivo es llenar la mitad del Kong con pienso y el resto con agua. Dejad unos minutos que el pienso se hinche y darle el juguete al animal. Esta es la dificultad máxima, pero como ya ha aprendido que puede hacerlo por las veces anteriores, seguirá intentando hasta que lo consiga.

Premia a tu animal en cada paso que haga bien durante el aprendizaje. Recuerda que el refuerzo positivo siempre es la mejor forma de enseñar a una mascota.

Si quieres, de vez en cuando déjale alguna chuche dentro de su Kong, ¡seguro que le encantará!

Fuente de las imágenes: Facebook de KONG