El enemigo número uno de las especies en peligro de extinción

Mariela Ibarra Piedrahita · 12 febrero, 2015

Una inquietud que merodea desde hace un tiempo en el mundo científico es el determinar si nos acercamos a una nueva extinción en masa. Las extinciones en masa han sido eventos que han tenido como consecuencia la eliminación de más del 75% de las especies de animales y plantas que poblaban el planeta, siendo el caso más común de este tipo de eventos el de la extinción de los dinosaurios.

Situación que es preocupante si tenemos en cuenta que en la actualidad existen 2448  especies de animales en peligro de extinción, de las cuales 1665  se encuentran en estado crítico.

Para declarar que una especie se encuentra en vía de extinción se tiene en cuenta un criterio denominado “Estado de Conservación”, en el cual se determina, además de la población actual en estado silvestre y en cautiverio, la viabilidad de que una especie continúe existiendo en un corto o mediano plazo.

Los factores que afectan significativamente estos estudios son las tendencias de reproducción que han mostrado en un periodo lapso largo, la presencia de depredadores y las modificaciones en su habitad.

Sin embargo, debido a la intervención del hombre, miles de especies se han visto afectadas, llevando a muchas a estar en estado crítico y a cientos a la extinción. Esto se debe a dos factores que aún no se han podido controlar, incluso después de la adecuación de políticas de conservación. Estos factores son la depredación irresponsable de especies y la pérdida del hábitat natural.

Depredación de especies

tortuga

Para vergüenza de nuestra especie el hombre es el único animal que mata por diversión, depreda sin necesidad y desperdicia recursos irresponsablemente. Pese a hacer alarde del uso de razón, como especie las prácticas de depredación de los recursos naturales del ser humano son comparables con las plagas.

Alguno de los factores que influyen en la depredación son:

  • La caza indiscriminada: No llevar a cabo un proceso de selección de las presas termina en que muchos animales resultan lastimados o muertos, sin importar que deban desecharse porque no son comerciables, porque no son la especie objetivo de la caza, como se ve cuando se dejan redes de pesca extendidas.
  • Las prácticas ilegales: Por ejemplo la pesca con explosivos.
  • La caza excesiva: Este ha sido uno de los factores que más a amenazado a animales, especialmente aquellos que son cazados por su piel, huesos o son considerados trofeos exóticos por coleccionistas.
  • Sobre demanda: Algo que ha llevado al borde de la extinción a animales como las ballenas, focas y delfines, es que los usos que se le da a su grasa en la elaboración de productos de uso diario son  muy variados y demandados. Por lo tanto, se realizan verdaderas masacres con el fin conseguir suficiente materia prima para satisfacer la necesidad creciente de consumo.

Pérdida de hábitat natural

oso panda

Cada vez es más común escuchar relatos de encuentros de personas y animales salvajes (osos, tigres, leones), que antes eran muy poco usuales. Esto se debe a que el ser humano demanda cada vez más espacio, y al vivir en un planeta súper poblado, el crecimiento de las urbes y la formación de industrias, comercio, agricultura y ganadería se hace inevitable, y sumado a las formas de procesamiento de materia prima (por ejemplo la tala) se tiene como consecuencia una disminución considerable de los espacios donde se posibilita la vida de miles de especies.

Los ecosistemas son muy delicados y cualquier variación en ellos puede alterar fuertemente las cadenas de alimentación y los ciclos de reproducción, generando la muerte directa de muchos animales y la desaparición indirecta de otros. Esto se debe a que los ecosistemas son cadenas e involucran a todas las especies, animales y vegetales, también el clima y demás condiciones que posibilitan las condiciones de vida de determinado nicho.

Qué hacer para mejorar

Toma conciencia de que tus prácticas de consumo son la principal fuente del problema. Recicla, compra viviendas usadas, evita el uso de objetos o sustancias que tengan en sus ingredientes productos hechos a base de algún animal en peligro de extinción (la mayoría del maquillaje graso tiene como base grasa de ballena, infórmate y busca las opciones con grasas minerales), no compres especies exóticas como mascotas, denuncia cuando observes irregularidades que puedan afectar al medio ambiente (Malos procesos de manejo de desperdicios, contaminación de fuentes de agua, etc) conversa con tu comunidad y apoya, así sea a través de las redes sociales, a instituciones que trabajen por la conservación y la protección de especies.