El embarazo en las perras. ¿Qué cuidados necesita en esta etapa?

Antonia Tapia · 30 diciembre, 2014

El período de gestación en las perras tiene una duración de entre 58 y 67 días. Si tu perra se encuentra embarazada, en este artículo compartimos algunos consejos sobre cómo preparase para su cuidado. Entre algunas recomendaciones se destaca mantener el registro exacto de cuándo se produjo la primera reproducción, evitar dejar sola a tu mascota después del día 56 y aumentar la cantidad de calcio en su dieta.

Consejos útiles

ecografia perra

Nunca dejes sola a tu mascota cuando se encuentre atravesando el día 57 de su período de gestación. A partir de esa fecha es recomendable que le tomes periódicamente su temperatura, incluso durante la noche.

Los alimentos ricos en calcio favorecen el embarazo en las perras. Durante los primeros 20 días puedes darle dos veces por semana huevo crudo. Transcurrido ese período es aconsejable que la lleves a una revisión con su veterinario para que planeen una dieta rica en vitaminas, fósforo y calcio.

A partir de la tercera semana de gestación es conveniente que las perras limiten ciertas actividades vigorosas, como puede ser efectuar carreras prolongadas o realizar saltos frecuentes.

Durante la cuarta semana el peso de tu mascota aumentará significativamente. Tendrás que incrementar la cantidad de comida y la frecuencia. Quizás luego del almuerzo puedes sumar una merienda saludable. Si tu veterinario lo recomienda, puedes incluir un multivitamínico y medio huevo todos los días para razas pequeñas o un huevo entero cada día para razas grandes.

A partir de la cuarta semana, si lo deseas, también puedes llevar a tu mascota a que le hagan una ecografía.

Entrando en la quinta y sexta semana de gestación, el embarazo de tu perra ya será obvio. En cuanto a los cuidados es conveniente que continúe con la dieta que ha venido desarrollando. También es adecuado que vayas preparando el lugar en que tendrá a los cachorros. Busca en tu hogar una zona tranquila y aliéntala a que duerma en ese espacio. Puedes colocar una caja de parto.

La caja de parto debe ser lo suficientemente grande para que tu mascota pueda estirarse.

Recuerda detener cualquier tipo de juego brusco y saltos. Mantén su dieta equilibrada

Entrando en la octava semana de gestación, si colocas tu mano sobre la panza de tu perra podrán sentir sus cachorros en movimiento. Los cachorros pueden nacer en cualquier momento, aunque lo mejor es que nazcan en la novena semana. Sigue evitando los juegos bruscos y alimenta a tu perra como lo has venido haciendo.

Entre la octava y novena semana tu perra ya está en condiciones de parir en cualquier momento. Puedes hacerle una nueva ecografía para saber la cantidad y el tamaño de los cachorros que vienen en camino

Comienza a tomar la temperatura de tu perra tres a cinco veces al día. A partir del día 60 de gestación hazlo cada hora durante el día y cada cuatro horas durante la noche.

Quizás durante esta etapa el apetito de tu mascota se reduzca considerablemente. Sin embargo, su sed seguramente aumentará, controla que su cuenco siempre tenga agua fresca y limpia.

¿Cómo ayudar durante el parto de tu mascota?

cachorros

Algunas señales de que tu perra se encuentra a punto de parir es que ha perdido el apetito, sus movimientos son mucho más calmados y suele estar con mayor frecuencia en su caja de parto. También quizás pueda segregar un poco de leche por sus mamas. Si notas este tipo de comportamiento, tienes que estar atento, ya que cualquier momento tu mascota puede tener a sus cachorros.

Por lo general las contracciones duran unos 15 o 30 minutos y el tiempo de nacimiento entre uno y otro cachorro puede ser de entre 40 minutos y una hora. En algunos casos este último período puede llegar hasta más de tres horas.

Cuando tu perra se encuentre pariendo puedes ayudarle a limpiar los cachorros. Esta tarea la puedes realizar con un paño limpio. En caso de que aún notes que algunos de los cachorros todavía tienen el cordón umbilical, puedes retirarlo con cuidado.

Finalmente una vez que tu perra ha terminado con el parto, asegúrate que se encuentre cómoda y que sus cachorros comiencen a ingerir leche materna. Trata de que tu mascota tenga intimidad y cuídala con mucho cariño a ella y a sus cachorros en esta nueva y grandiosa etapa.