El animal que menos duerme

Francisco María García · 10 abril, 2018
Existen varias especies en el reino animal que precisan de muy pocas horas de sueño, y lo que tienen en común entre ellas es que duermen en muchos y breves periodos de tiempo

Los seres humanos necesitamos ocho horas de sueño para estar saludables. Sin embargo, en el mundo animal dormir es una necesidad que puede llegar a extremos increíbles, pero, ¿cuál es el animal que menos duerme?

Cuál es el animal que menos duerme

Elefante

Estos mamíferos gigantes –foto que encabeza el artículo– están a la cabeza en la lista de los animales que menos duermen. Un grupo de biólogos investigó una manada de elefantes sudafricanos para determinar cuánto tiempo pasan durmiendo.

Mediante un seguimiento constante, se descubrió que los elefantes duermen un promedio de dos horas diarias, repartidas a lo largo del día en breves periodos.

Su gran tamaño les exige pasar casi todo el día en busca de alimento. Los elefantes necesitan ingerir alrededor de 300 kilogramos de comida, lo que deja poco tiempo para descansar.

A diferencia del ser humano, estos mamíferos casi no tienen la fase de sueño REM, tan necesaria para fijar la memoria. El estudio demostró que ellos apenas pasan de 5 a 10 segundos en fase REM. Esto último no quiere decir que no descansen, porque aun estando de pie y con los ojos abiertos, tienen sus momentos de relajación.

La investigación fue realizada en animales en estado salvaje que deben estar en constante movimiento para buscar alimento y agua, además de protegerse de depredadores. Los elefantes en cautiverio, al no tener estos inconvenientes, duermen un poco más, hasta cuatro horas al día.

Jirafa

La jirafa también está considerada como otro animal que menos duerme. Solo pasa dos horas diarias durmiendo en cortos periodos a lo largo del día.

Animales vivíparos: jirafa

Generalmente, lo hacen de pie por espacio de siete minutos, aunque a veces se acuestan para tener un sueño profundo, pero breve. Sin embargo, es muy raro ver una jirafa echada.

Caballos, burros e impalas

Las patas de estos mamíferos están preparadas para que duerman de pie. En total, sus horas de sueño suman tres al día, divididas en espacios de siete minutos. Aunque necesitan poco tiempo de sueño, suelen echarse para dormir profundamente.

Mamíferos hervíboros como los antílopes comprenden al impala, que goza de su propio hábitat

Cuando están en grupo, se turnan. De esa forma, mientras unos duermen, otros se mantienen alertas. Esas escasas horas de sueño les aportan la energía necesaria para el resto del día.

El patrón de sueño no cambia aun cuando estos animales están domesticados. En el caso de los impalas, los machos casi nunca se echan a dormir, pues deben vigilar la seguridad de la manada.

Tiburón

El tiburón y otros peces grandes deben estar en constante movimiento para conseguir oxígeno para respirar. El oxígeno lo obtienen del agua que pasa por su boca y sale por las branquias.

Especies de tiburones: tiburón azul

Esta necesidad les impide dormir, pero en realidad no significa que no descansen, sino que tienen periodos de letargo. Los expertos afirman que los tiburones aprovechan las cuevas submarinas para descansar y al mismo tiempo procurar oxígeno, pero esto raramente se ha visto.

Ballenas y delfines

En realidad, tanto delfines como ballenas duermen, pero de una manera por completo diferente a los humanos, entre otras cosas porque nunca cierran los ojos.

Delfín mular: características

Los cetáceos deben estar en continua actividad para poder salir a la superficie y respirar. Por eso, tienen la capacidad de desconectar un hemisferio del cerebro y mantener activo el otro. Así es como logran descansar.

En cambio, las crías de estos animales sí tienen fases de sueño prolongados, porque se colocan junto a su madre y son arrastradas por ellas.

Ovejas, cabras y vacas

El ganado ovino y vacuno duerme un promedio de cuatro horas diarias, divididas en cortos períodos. El resto del día lo pasan buscando comida y digiriendo el alimento, lo que les lleva casi ocho horas; al igual que los caballos y burros, cuando están en grupo duermen por turnos.

Oveja de las nieves

Hormiga

Este insecto duerme siestas de un minuto muchas veces en el día, para sumar un total de 4-5 horas. La hormiga reina descansa el doble, hasta 9 horas diarias.

Hormiga guerrera africana

El animal que menos duerme es el que debe estar en movimiento continuo para mantenerse vivo. Ya sea para escapar ante una amenaza, para respirar o comer, los animales mencionados son los que menos tiempo invierten en dormir. Esto no significa que no descansen, solo que lo hacen de una manera muy diferente.