Dóberman albino: todo sobre esta raza

El dóberman albino carece de melanina, lo que supone que hay que añadir cuidados específicos a su día a día. Además, destaca por su curiosísimo color de piel.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 13 enero, 2022

El albinismo es una mutación genética caracterizada por la ausencia de pigmentación en la piel, el pelo y los ojos del individuo. Afecta por igual a multitud de especies, pero en este caso podrás encontrar información sobre el dóberman albino, una variedad de esta raza que presenta la condición.

Estos perros, al igual que los de cualquier otra raza, requieren cuidados específicos que debes conocer para darles una buena calidad de vida. Si tu camino se ha cruzado con el de un dóberman con esta mutación, aquí encontrarás todo lo básico que necesitas saber para esta tarea, así que no te pierdas nada.

 Origen del dóberman

Esta raza es originaria de Alemania, donde se creó buscando un perro que acompañara a los recaudadores de impuestos. Con esta idea en mente se cruzaron razas como el rottweiler, el beauceron, el weimaraner, el Manchester terrier o el pinscher, todo para conseguir un perro leal y con aspecto amenazador.

Más tarde se emplearon dóberman como perros policía en esta misma región, así como guardianes de fincas y guardaespaldas. No obstante, fuera de las instituciones del orden este can se ha popularizado como animal de compañía debido al fuerte vínculo que establece con sus tutores.

Características físicas del dóberman albino

Un dóberman albino posee las mismas características físicas que cualquiera de su raza, salvo porque padece un trastorno hereditario recesivo (el albinismo) en el que se interrumpe la vía metabólica que transforma la tirosina en melanina, el pigmento que da color a la piel, el iris y el pelo. Los dóberman no muestran colores claros en el manto a menos que sean albinos.

Por tanto, estos canes tienen un manto totalmente blanco, así como la piel rosada y sin manchas y los ojos azul claro. Aparte de esto, los dóberman son perros que tienen un cuerpo estilizado y atlético a pesar de su gran tamaño, de unos 70 centímetros a la altura de la cruz.

Carácter del dóberman albino

El temperamento de esta raza, aunque varíe de individuo a individuo, tiende a ser leal y algo sobreprotector. Son canes arrojados que no dudan en hacer frente a cualquier estímulo que crean que amenaza a su tutor.

Son perros con mucha facilidad para el aprendizaje, así que es bueno que aproveches esta cualidad para su educación.

Por esto mismo, además de su gran energía y tamaño, estos ejemplares requieren una educación que refuerce la socialización con extraños y con otros perros. Se trata de un trabajo continuo, pero a cambio podrás disfrutar de un gran compañero de vida con el que salir a hacer deporte y realizar miles de excursiones.

Debido a los problemas de visión que cursan con el albinismo, es posible que un dóberman albino presente dificultades extra a la hora de socializar. No obstante, tan solo será necesario ajustar el entrenamiento a esta condición, pues los canes se guían principalmente por el olfato.

Cuidados especiales

Los cuidados del dóberman albino son como los de cualquier otro can de esta raza. Aquí tienes algunas cosas que debes tener en cuenta con perros de estas características:

  1. Mantén buena higiene dental y de las orejas: todos los canes con orejas caídas son propensos a las otitis infecciosas. Por otro lado, esta raza también es proclive a acumular sarro y desarrollar periodontitis si no se cepilla sus dientes con regularidad.
  2. Vacunas y desparasitaciones según su calendario: como cualquier otro ejemplar.
  3. Chequeos rutinarios en el veterinario: conviene no saltárselos, en especial porque el profesional podrá observar con más detalle cualquier problema derivado del albinismo.
  4. Ejercicio diario: además de la gran energía que tienen estos perros, es bueno que posean una musculatura en buen estado para prevenir o retrasar la aparición de dolencias físicas propias de las razas grandes, como la displasia de cadera.

Cuidados relacionados con el albinismo

La piel y los ojos son los 2 puntos débiles de los animales albinos. La ausencia de pigmentación conlleva la carencia de la barrera natural que tiene el cuerpo con el fin de protegerse de la radiación solar y sus peligros. Por esto mismo, un dóberman albino será mucho más propenso a padecer cáncer de piel que uno que posea melanina.

Conviene no exponer a estos canes a la luz solar y, cuando no quede más remedio, utilizar cremas solares para protegerlos. En cualquier caso, evita pasear a tu dóberman albino durante las horas centrales del día y busca siempre la sombra, en especial durante el verano.

Para proteger aún más su piel, busca champús y jabones especiales para perros albinos o con dermis delicada.

El sol también produce molestias en los ojos claros de los animales albinos. Para evitar daños, te puedes hacer con unas gafas especiales para perros que les librarán de una gran cantidad de radiación ultravioleta.

Como ves, estos canes tienen las mismas características que cualquier otro dóberman, si bien hay que añadir algún cuidado extra. No obstante, recuerda que adoptar siempre es una buena opción, pues de esta manera se reduce la demanda de canes criados para fines concretos y, por tanto, con problemas congénitos asociados a su raza.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Alimentación del perro lobo checoslovaco

El perro lobo checoslovaco necesita una alimentación adecuada para mantenerse saludable. Conoce cuál es el mejor régimen alimenticio aquí.



  • Doberman Pinscher Club of America. (2020, 10 abril). (2020). FCI.
  • Winkler, P. A., Gornik, K. R., Ramsey, D. T., Dubielzig, R. R., Venta, P. J., Petersen-Jones, S. M., & Bartoe, J. T. (2014). A partial gene deletion of SLC45A2 causes oculocutaneous albinism in Doberman pinscher dogs. PLoS One9(3), e92127.