5 consejos para el posparto de una perra

Francisco María García · 5 mayo, 2016

El cuidado en el posparto de una perra primeriza es fundamental. Los primeros pasos serán la vigilancia de su higiene tras el parto y de la cama donde descansa con sus cachorros.

Por otra parte, la perra, durante el posparto, debe estar separada de otros canes adultos que puedan contagiarle enfermedades o parásitos. También es muy positivo alimentarla con comida para cachorros, ya que tiene un elevado aporte energético y en proteínas.

Las mamas de la madre de la camada pueden originar mastitis, y por ello hay que vigilarlas a diario mientras dure el posparto de una perra, así se aporta al animal la tranquilidad que necesita.

Primeros pasos del posparto de una perra

ecografia perra

Las primeras fases del posparto de una perra se tienen que llevar a cabo manteniendo la higiene en el lugar donde el animal ha dado a luz, pues ahí descansan la madre y sus cachorros. Ese espacio tiene que mantenerse limpio. Es buena idea dar un buen baño a la canina con agua templada, que le sirva para limpiarse y para relajarse. Esta higiene reducirá el riesgo de infecciones procedentes de bacterias, tanto en el caso de la madre como de los cachorros.

Por otra parte, la perra que ha parido a sus cachorros va a ingerir trozos de placenta y otros restos orgánicos, originados durante el parto. La falta de higiene puede ser un foco de infecciones.

La mastitis

Una mastitis canina localizada a tiempo puede tratarse con compresas calientes, y con la asistencia de un buen veterinario, con el fin de que  el problema no se agrave.  Los dientes de leche de los cachorros de perro aparecen alrededor del mes de edad. Por ello, para evitar las heridas en las mamas de la madre, tenemos que vigilar para que los pequeños se amamanten de una forma un poco menos agresiva.

Alimentación

Cuando los cachorros tienen sus dientes de leche ya es el momento de iniciar progresivamente la alimentación sólida canina con productos sólidos específicos para ellos. La ventaja es que se acostumbra al cachorro a su futuro alimento y a la vez se le aleja de la madre para que sus mamas no resulten dañadas.

Para la recuperación de una hembra canina que acaba de parir, un pienso de calidad es el alimento más adecuado, ya que es rico en calorías y proteínas. El comedero de la perra estará siempre con comida para que el animal se alimente cuando lo necesite, en los momentos en que los cachorros se lo permitan, entre los momentos de amamantamiento.

El agua también es un elemento fundamental. La hidratación de la perra es muy importante, entre otras cosas para la producción de leche con la que alimentar a la camada.

La tranquilidad de la madre

Lo mismo que ocurre en las personas con las madres y sus recién nacidos, las perras y sus cachorros también necesitan tranquilidad durante el posparto. La cama con la madre y sus crías debe estar en un lugar tranquilo, apartado del paso de sus dueños humanos.

Por otra parte, las visitas de muchas personas que quieren ver a los cachorros pondrá nerviosa a la madre durante el posparto. Lo mejor es dejar al animal tranquilo y respetar la intimidad de toda la camada.

El parto con cesárea

Cuando el parto de la camada ha necesitado de cesárea, la perra va a requerir unos cuidados específicos para que la herida quirúrgica cicatrice de forma adecuada.

Autor: barbievoltios
Autor: barbievoltios

Entre los consejos para ello está el limpiar la herida con un buen desinfectante diluido en agua, mantener la cicatriz seca. Es importante evitar que la perra se lama o toque en la zona, lo que podemos evitar con muchos dispositivos que existen para ello en el mercado.

Otras situaciones que pueden producirse tras la cesárea es que no sea aconsejable que la perra amamante a la camada por el riesgo de daños en la herida. Además, puede suceder que la hembra rechace a los cachorros tras la cesárea. Si eso sucede, habrá que alimentar  a las crías con leche específica y biberón.

Hay que tener en cuenta que este rechazo puede originarse, además de por la cesárea, por otras razones. A veces sin que se pueda deducir con claridad el motivo. En estos casos, los dueños tendrán que ocuparse de la crianza de las crías con biberón y con otros dispositivos, para que las crías salgan adelante.