Desnutrición en pájaros domésticos: causas, síntomas y tratamientos

La desnutrición en pájaros domésticos puede ocasionar la muerte del animal, pero pasa desapercibida con facilidad. Aprende aquí a reconocer las señales.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 30 octubre, 2021

Las aves son animales que entrañan un alto nivel de dificultad en lo que a cuidados se refiere. Por eso, e incluso con los mejores esfuerzos, un tutor puede encontrarse con una desnutrición en los pájaros domésticos bajo su cuidado.

Saber reconocer los síntomas es fundamental para detectar a tiempo esta patología: cuando los signos ya son muy evidentes, la vida del ave corre serio peligro. No te preocupes, pues con la información que tienes en este artículo serás capaz de identificar estas señales y actuar en consecuencia antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué es la desnutrición?

La desnutrición es una carencia de calorías o de uno o más nutrientes esenciales. Las causas son variadas: no hay acceso a alimento suficiente, la necesidad de energía aumenta o existe un trastorno que impide la absorción de los nutrientes. En cualquier caso, el cuerpo del ave no obtiene las sustancias que necesita para funcionar de forma adecuada.

Cuando esto ocurre, el organismo recurre a las reservas de energía acumuladas, como la grasa y las proteínas. De todas formas, otras sustancias (como las vitaminas y los minerales) no son tan fáciles de reemplazar y sus carencias se manifiestan de forma evidente. Cuando el cuadro llega a cierto punto, el déficit comienza a tener consecuencias sobre la salud del pájaro.

Las aves son animales endotermos y producen su propio calor interno. Tienen un metabolismo demandante y requieren mucha energía para mantenerse, sobre todo en ecosistemas muy fríos.

Causas de la desnutrición en pájaros domésticos

Cuando se trata de aves, la mayoría de las visitas al veterinario tienen que ver con problemas derivados de la alimentación. El mantenimiento de ciertas especies en cautiverio es reciente, sobre todo si hablamos de ciertas especies exóticas (como algunas psitácidas). Esto ocasiona una serie de problemas:

  • Inaccesibilidad de productos adecuados: dependiendo de lo inusual que sea una especie de ave en una región determinada, los productos comerciales que haya disponibles pueden no ser suficientes para proporcionarle una dieta adecuada.
  • Falta de información: no es habitual que los cuidados de las aves formen parte de la cultura popular, por lo que a los tutores les resulta difícil encontrar fuentes fiables para informarse sobre sus requerimientos.
  • Parásitos: algunos de los patógenos complejos, sobre todo los que se alojan en el sistema digestivo, impiden la correcta absorción de los nutrientes.

Dependiendo del nutriente que falte se verán afectados unos órganos u otros. De todas formas, la desnutrición hace que el organismo del ave sea más propenso a las enfermedades y las infestaciones, ya que su sistema inmunitario se ve comprometido.

La desnutrición se manifiesta con una serie de signos específicos, pero también con síntomas generalizados y sistémicos. 

Síntomas de la desnutrición en pájaros domésticos

Detectar la desnutrición en una ave puede ser imposible si no sabes lo que estás buscando. No basta con permanecer atento a señales llamativas, así que asegúrate de revisar con frecuencia todo lo siguiente a la hora de analizar a tu mascota:

  • Piel: una ave desnutrida tendrá la piel seca, escamosa y con manchas.
  • Plumas: estas estarán descoloridas, rotas y deshilachadas. Si el ave siente malestar, es posible que estén sucias porque no se las acicala lo suficiente.
  • Puesta de huevos problemática, polluelos débiles o infertilidad.
  • Signos de enfermedad o de parásitos: apatía, diarrea, estreñimiento, falta de actividad o ausencia de canto.
  • Deformidades óseas y cojeras.
  • Narinas sucias.
  • Uñas: la desnutrición puede causar que las uñas de las aves sean demasiado largas o crezcan con formas anormales, como en tirabuzón.
  • Pico: el pico debe ser totalmente liso y sin imperfecciones. En el caso de la desnutrición parecerá quebradizo y escamoso.
  • Cabeza: si tiene un aspecto desproporcionadamente grande, es muy probable que sea porque el cuerpo del pájaro está demasiado delgado, aunque no se note demasiado con las plumas.
  • Quilla: se trata de una prolongación del esternón que sirve como anclaje para los músculos del vuelo de las aves voladoras. Cuando están desnutridas, la quilla es mucho más llamativa, ya que la masa muscular se reduce en la pechuga.

Las señales varían en función de la especie que se trate, así que asegúrate de reunir información específica sobre el ave que estés cuidando. Sobra decir que en cuanto detectes alguno de estos signos debes acudir a tu veterinario de confianza.

Tratamientos para la desnutrición

Lo primero que hará tu veterinario será un reajuste de la dieta de tu mascota. Si la desnutrición ha causado que el ave contraiga alguna dolencia, se aplicará un tratamiento específico para la misma. Es posible que el pájaro requiera también algún suplemento alimenticio durante un tiempo para paliar los efectos del déficit de un nutriente en concreto.

Si la desnutrición es tan grave que amenaza la vida del ave, es muy probable que tengas que ingresarla hasta que se estabilice. La fluidoterapia es necesaria en los casos extremos de anorexia y deshidratación.

El periodo mínimo al que te enfrentas hasta que el ave se recupere por completo es de 6 meses, así que ármate de paciencia. Las siguientes medidas preventivas serán tus mejores aliadas:

  1. Proporciona un pienso especializado y en forma de pellets: algunas aves son reacias a comer pellets, pero vale la pena intentarlo. Las mezclas de ingredientes, aunque sean completas nutricionalmente hablando, permiten que el pájaro elija lo que más le gusta y descompense su propia dieta.
  2. Aporta frutas, verduras y semillas en una proporción adecuada: este porcentaje será variable dependiendo de la especie, pero procura que su dieta sea siempre lo más variada posible.
  3. Pesa a tu ave periódicamente: especialmente en aves voladoras, una pequeña diferencia de gramos puede ser relevante. Lleva un diario con todos los pesos que apuntes en cada una de tus mascotas, pues a tu veterinario le será de gran ayuda.

No dudes en invertir dinero en la alimentación de tu ave. Aunque los precios de los piensos (y tener la nevera llena de alimento fresco todos los días) sean altos, una cosa es segura: siempre serán más baratos que un tratamiento veterinario. Si consigues dar con la fórmula adecuada, tu ave solo visitará la consulta para sus revisiones y alguna dolencia ocasional.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué mi pájaro se come sus heces?

¿Tu pájaro se come sus heces y no sabes cómo actuar? Debes ponerle fin a esta conducta, pues no es nada normal o típico de las aves.



  • Association for Avian Veterinarians. (2019). Cuidados básicos de las aves de compañía. AAV. https://cdn.ymaws.com/www.aav.org/resource/resmgr/pdf-spanish/AAV_Basic-Care-for-Companion.pdf
  • Orosz, S. (2008). Feeding The Starved Bird. In North American Veterinary Conference-Small Animal and Exotics, Gainesville (pp. 1685-1687).
  • Collier, G., Squibb, R. L., & Hamlin, P. (1975). Protein malnutrition and complex learning in the chicken. In Nutrition and Mental Functions (pp. 99-112). Springer, Boston, MA.