Descubre la propiocepción para ejercitar a tu perro

Se conoce como propiocepción al sentido que informa al organismo de la posición de los músculos. Se trata de la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de este con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento. Ahora bien, ¿qué tiene todo esto que ver con tu perro? Más de lo que puedas creer.

Utiliza la propiocepción para ejercitar a tu perro

perro pelota

Hace un tiempo se descubrió la importancia de la propiocepción tanto en humanos como en perros. Así, tu mascota podrá superar nuevos retos y sentirse más segura de símisma y de su entorno. Por ejemplo, muchos canes no tienen conciencia de sus patas traseras y se muestran muy sensibles e inseguros cuando se les manipula esa zona.

Por tal motivo es muy importante que tu perro practique ejercicios que le permitan mejorar la conciencia sobre su cuerpo, no solo a nivel físico -para prepararlos a enfrentar mejor la vejez- sino en lo relativo a su comportamiento.

Además, estas ejercitaciones lo ayudarán a tonificar, fortalecer y mejorar la musculatura antigravitatoria, que es la encargada de mantener la postura en estación.

Con este tipo de propuestas estarás desafiando a tu perro para que venza nuevos obstáculos, gane en confianza y pueda resolver de manera fácil las distintas situaciones que se le puedan presentar. Por ejemplo:

  • Pisar una superficie de un material que no conoce.
  • Realizar un movimiento nuevo para él.
  • Que un determinado objeto toque una parte de su cuerpo de forma inesperada.

Debes tener mucho cuidado. Estos ejercicios no deben provocarle daño alguno a tu perro, ni debes obligarlo a realizarlos, ya que de esa manera se conseguirá el efecto contrario.
Además, tienes que seleccionar rutinas acordes a las capacidades de tu mascota, e ir aumentando la dificultad a medida que vaya superando los distintos desafíos.
Tu función es acompañar a tu can para que sea capaz de superar las distintos ejercicios e incentivarlo con caricias y premios cuando consiga un avance.

Propiocepción para cada etapa y para todo tipo de perro

cachorros golden retriever

Te contamos cómo abordar este tipo de ejercitaciones según la edad de la mascota y la función que cumple.

Cachorros

El objetivo es que se desarrollen cuestiones básicas para los canes. Principalmente, la coordinación, el equilibrio y la confianza. Si los cachorritos logra superar retos nuevos con tranquilidad, seguramente serán adultos equilibrados. Ten en cuenta que a partir del mes de vida los cachorros pueden empezar a ejercitarse.

Adultos

Con este tipo de ejercitaciones los animales podrán enfrentar mejor la vida, a la par de que se estimula de forma constante su mente.

Ancianos

En el caso de los canes que ya no pueden realizar la misma cantidad de ejercicio que hacían en su juventud, con la propiocepción se estimula no solo su musculatura, sino también sus sentidos.

Perros de trabajo

Desarrollar el sentido de la propiocepción contribuirá a que los perros que realizan obediencia deportiva, rescate o detección desarrollen mejor su labor y se sientan más seguros y tranquilos. Tambiénes favorable para aquellos empleados para policía, terapia, servicio, etc.

Perros en rehabilitación

Los ejercicios de propiocepción tienen una importancia fundamental en animales que atraviesan una rehabilitación física. Le permitirán recuperar movilidad y acostumbrarse a su nueva situación.

Perros con miedo

Si un can que está padeciendo miedo realiza este tipo de ejercicios, su mente se concentrará en otras cosas e irá olvidando sus temores.

Ten presente entonces que un sistema propioceptivo en buena forma tiene incontables beneficios para la salud de tu mascota, ya que lo mantendrá tonificado y con un mayor control sobre todo su cuerpo.  A nivel físico mejorará de forma sustancial el equilibrio, la coordinación y la estabilidad. Esto contribuirá a prevenir dolores musculares, sobrecargas, contracturas. Además, se convertirá en una excelente herramienta para favorecer el vínculo con tu mascota.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar