Descubre cómo jugar con tu mascota mientras estás trabajando

Paco María García 12 septiembre, 2016

Entre los juguetes que se han ido desarrollando para jugar con tu mascota canina, hay algunos que pueden utilizarse para divertirte con ellos a la misma vez que trabajamos.

La pelota ‘inteligente’ para jugar con tu mascota

Entre esos juguetes, hay un tipo de pelota interactiva con la que podrás jugar con tu mascota mascota…¡desde cualquier lugar del mundo! Los beneficios son evidentes, sobre todo si pasamos mucho tiempo fuera de casa.

Esta pelota, denominada Play Date, puede ser manejada desde nuestro teléfono inteligente. Para jugar con tu mascota, tan solo debemos bajar una app, disponible en Android o iOS. Esto nos permitirá mover la pelota desde cualquier lugar en el que estemos con solo tener un smartphone o tablet.

Fuente: www.diariomascota.com
Fuente: www.diariomascota.com

Entre los beneficios que este juguete ofrece, recordar que tiene por dentro una cámara para tomar fotos al animal mientras juega, y un micrófono para hablarle y escuchar sus ladridos o cualquier otro ruido que haga, mientras le lanzamos la bola. La interacción, por tanto, es muy buena entre la mascota y el propietario.

Pero hay más utilidades de este juguete. Por ejemplo, está la cámara web que lleva incorporada. Esta permite que aunque la pelota gire, la imagen que veremos de nuestra mascota siempre será estática.

El material de esta pelota no daña los dientes de nuestro amigo peludo. Está realizada con plástico irrompible que soporta las mordeduras del can o del gato.

¿Cómo dejar a nuestra mascota sola en casa?

Es habitual que los perros sientan miedo y ansiedad por quedarse solos en casa. Esto puede pasar tanto a canes adultos como a cachorros, y lógicamente cuanto antes detectemos el problema, antes lo podremos solucionar. Es decir, siempre es mejor poner remedio a esta “incapacidad de estar solo” mientras el peludo aún es pequeño, que esperar a que crezca y el problema se desarrolle con él.

Entre los hábitos que tenemos que fomentar está el no volver a nuestro amigo demasiado dependiente de nosotros. Si ladra y llora cuando nos vamos de casa y nos echa tanto de menos, aunque solo nos ausentemos dos horas, es porque no sabe estar solo. Y eso suele suceder porque tiene ansiedad, estrés y le falta confianza y seguridad en sí mismo.

Los perros y cualquier mascota deben acostumbrarse a estar solos o jugar entre ellos si tenemos más de una mascota.

Una buena técnica esignorarles” a ratos, cuando estemos con ellos. Esto no es desprecio en ningún caso, sino educación. Las madres también lo hacen con los cachorros a medida que van creciendo y se van destetando. No les prestan demasiada atención si se ponen muy pesados con el fin de que vayan independizándose.

Como podemos observar, esta forma de actuar de las madres animales, poniendo límites  poco a poco conforme las crías crecen, consigue que los cachorros se vuelvan cada vez más independientes y no tengas más remedio que jugar y socializar entre ellos. Así es como los perros de forma natural van ganando seguridad, confianza e independencia de su madre.

No reñir sin motivo a nuestro perro, y menos todavía golpearlo

Asustar con gritos o pegar a nuestra mascota es mala idea. Si ya de por sí es un animal con inseguridad, será aún más desconfiado cada vez y su carácter se irá volviendo más agrio, defensivo y arisco. Aunque no lleguemos al extremo de utilizar las manos, también prohibirle miles de cosas o reñirle por todo es poco recomendable.

Aunque no lo parezca, reñir a nuestro perro por cualquier cosa es una de las formas de que tenga dependencia hacia nosotros. Es poco útil, pero al fin y al cabo es una medida de que tenga la atención puesta en nosotros en todo momento.

Es preciso respetar un poco de privacidad y autonomía en todos los habitantes de la casa, incluidos los habitantes caninos.

perro y familia

Transmitir tranquilidad en casa

Es muy necesario. Si nosotros estamos bien, serenos y tranquilos, eso será lo que proyectemos a nuestra mascota. La paz con nosotros mismo se la transmitiremos así. Si tenemos diferentes emociones o estados de ánimo alterados, eso será lo que nuestro amigo sienta también. Ellos son esponjas emocionales y energéticas, se van transformando y “sintonizando” en ese modo de estar.

Es lo normal que personas muy miedosas, nerviosas y con mucha inseguridad no tengan animales tranquilos, por la influencia que ejercen en ellos.

Te puede gustar