¿Deberías hacerle un seguro a tu perro?

Virginia Duque Mirón 20 junio, 2018
Aunque es cierto que hay algunas razas que son consideras potencialmente peligrosas, y que en tal caso los dueños han de contratar una póliza cara a los terceros, hay una serie de razones por las que podría ser conveniente formalizar una

¿Deberías hacerle un seguro a tu perro?

Quizá hayas escuchado hablar del seguro para perros, pero posiblemente creas que solo es necesario si tu perro es de una raza potencialmente peligrosa. Es cierto, que en estos casos es obligatorio, pero esto no impide que quien quiera asegurar a su mascota no pueda hacerlo. Si te preguntas si deberías hacer un seguro a tu perro, mira esta información.

Un seguro para tu perro, ¿por qué?

La ley dice que somos responsables de nuestras mascotas y que, por tanto, tenemos que ‘pagar’ de una manera o de otra por el daño que hagan a las propiedades de otros o a otras personas o mascotas. Es posible que conozcas bien a tu mascota o la raza de esta, y que eres de los que crees que no hay ningún peligro.

Esto podría ser así o podría ser que no. Hay un dicho que afirma que “bajo opresión hasta un sabio actúa como loco”. Tu perro podría verse en una situación desesperada que lo lleve a morder a una mascota, a un niño u otra persona.

Lo cierto es que un seguro para mascotas no cuesta demasiado al año y te puede evitar muchos problemas. Es algo a considerar teniendo en cuenta también otros factores.

Ley de perro potencialmente peligroso: rottweiler

Por ejemplo, la obligación de que un perro tenga o no un seguro corre a cargo de la tenencia municipal. Es decir, si un ayuntamiento exige que ciertos perros o todos los perros tengan un seguro, no hay ninguna otra ley que te exima de eso. Es importante que preguntes en el ayuntamiento del lugar en el que vives para que estés al tanto de si debes o no cumplir con ello.

Por otro lado, aun si tu perro no es de una raza potencialmente peligrosa, pero pesa más de 20 kilos, tienes obligación de asegurarlo. También deberás asegurarte, en caso de que contrates un seguro, que la cantidad por la responsabilidad civil esté en armonía a la que estipula la Ley de la Comunidad Autónoma en la que resides.

Los seguros, cada vez más, son un requisito añadido a la tenencia responsable de mascotas, pues es una forma de evitar problemas mayores.

Compara precios

Si ya has decidido que lo mejor es hacerle un seguro a tu perro, aunque no sea obligatorio, es importante que compares precios. El precio medio de un seguro para mascotas oscila entre los 70 y 80 euros al año, aunque ya sabes que las compañías aseguradoras pelean por ganar clientes y puedes obtener buenos descuentos.

También puedes preguntar, si tienes un seguro de hogar, si este cubre a tu mascota y qué tipo de cobertura ofrece en caso de que sea así. Te podría interesar, ya que estaría incluido en el coste de tu seguro y no supondría un gasto extra.

Causas de la agresividad en perros

Otro aspecto a tener en cuenta es el valor del perro. Sí, ya sabes que no nos gusta mezclar dinero y animales, pero en este caso es necesario. Muchas razas de perros cuestan mucho dinero, y este tipo de seguros cubriría su valor total, económico obviamente, en caso de que se te perdiera, te lo robaran o tuviera un accidente. Además, cubrirán tus tratamientos veterinarios y las estancias en residencias caninas.

Y en el caso de razas potencialmente peligrosas, como dijimos al principio, este seguro es obligatorio. Cuando vayas a contratarlo, la aseguradora constatará que cumples ciertos requisitos:

  • Ser mayor de edad
  • No tener antecedentes penales
  • Capacidad física y psicológica para cuidar de un perro de estas características
  • Tendrás que contratar un seguro por daños a terceros con un valor mínimo de 120 000 euros

Ya sabes que tener un animal conlleva una serie de responsabilidades y, ante ciertas situaciones, serás tú quien deba dar la cara y responder por él y por sus actos. Un seguro podrá cubrirte ante muchas de ellas y no te costará demasiado. Es mejor prevenir que curar, ¿no crees?

Te puede gustar