Cuidados del cerdo vietnamita como mascota

Virginia Duque Mirón · 12 marzo, 2018
Este mamífero podría ser considerado como un exótico animal doméstico, de ahí que precise una atención algo más específica; se trata de una sociable especie cuyo carácter guarda ciertas similitudes al de un perro

Cada vez somos más originales y espontáneos en lo que se refiere a escoger una mascota. Aunque es una especie poco conocida para tenerla en casa, este es un excelente animal de compañía, aunque es normal que surjan dudas respecto a los cuidados del cerdo vietnamita. Te contamos cómo hacerlo.

Los cuidados del cerdo vietnamita, consejos

Dale un lugar

Aunque no lo creas, este animal es muy limpio, así que no tendrás ningún problema con el habitáculo que le des. Necesitará una jaula o una cama en la que estar. Debe ser un lugar cómodo y mullido, así que dale varias mantas que pueda usar como colchón.

Si decides que esté en una jaula, esta debe ser suficientemente amplia como para que pueda girarse dentro de ella, y tiene que tener también varias mantas sobre el suelo.

Su alimento

Seguro que una de las primeras preguntas que te vienen a la mente es qué comen estos animales. Pues bien, su alimento está basado en compuestos de cereales. Hay países en los que el alimento especializado para cerdos enanos no es fácil de encontrar, por lo que muchos han decidido sustituirlo por comida de caballos.

Además, a estos animales les encanta comer verduras y frutas, con las que puedes complementar su alimentación. Por supuesto, de más está decir que el agua fresca y limpia es un imprescindible.

La temperatura

Dentro de los cuidados del cerdo vietnamita tienes que tener en cuenta la temperatura, pues este no es un animal de frío, ni tampoco de calor. Si decides tener uno como mascota, tendrás que hacer un esfuerzo por mantener una temperatura de 18 a 23 ºC.

Bañar cerdo vietnamita

En verano, procura un lugar en el que puedas tener un barreño grande con agua o una pequeña piscina de plástico. Así podrá refrescarse en caso de calor extremo, el cual podría provocarle estrés.

Hazlo parte de la familia

Aunque sabemos que adoptas una mascota para tenerla como parte de la familia, el cerdo vietnamita necesita es especialmente sensible en lo relativo a esta cuestión. Intenta que se sienta uno más, pues su personalidad requiere que se sienta integrado dentro de un grupo social.

Si pasa demasiado tiempo solo o no tiene contacto con los miembros de la familia, pronto su carácter se tornará huraño y podría incluso desplegar conductas agresivas. Te aconsejamos que, si puedes, dejes que camine por la casa a su aire, pues es como más feliz será.

Cuidado con la dieta

El cerdo vietnamita tiene tendencia a engordar, así que tendrás que cuidar mucho lo que les das de comer. Además, tienen tendencia a la glotonerías, por lo que podrían estar comiendo todo el día sin parar y nunca se sentirían llenos.

Dieta del cerdo vietnamita

Recuerda que debes complementar los cuidados en su alimentación con el ejercicio, que no solo le permitirá controlar los kilos de más, sino que además le ayudará a mantenerse sano y en forma.

El baño

Como dijimos al principio, el cerdo vietnamita es muy limpio, así que con que lo bañes una vez al mes o cada dos meses será más que suficiente.

Otros cuidados del cerdo vietnamita

Como todas las mascotas, necesitará una serie de vacunas y desparasitaciones en las que te podrá orientar el veterinario que elijas. Necesita tener contacto con congéneres; quizá podrías plantearte tener dos cerdos vietnamitas en vez de uno solo.

Lo cierto es que este animal se parece mucho más a un perro que a otra mascota. Puedes enseñarle cosas e incluso necesita salir a pasear. Además, irá a recibirte cuando llegues a casa y se pondrá loco de contento cuando te vea con la correa.