Cuervo americano: hábitat y características

Los cuervos americanos son muy susceptibles a la enfermedad provocada por el virus del Nilo Occidental. De hecho, se ha estimado que este patógeno ha ocasionado la pérdida del 45 % de su población.

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 09 febrero, 2022

El cuervo americano se caracteriza por su hermoso plumaje iridiscente y monocromático, el cual comparte con otros parientes cercanos. Es muy común en su hábitat y puede vérsele incluso en zonas urbanas. De hecho, posee una gran inteligencia que le ayuda a adaptarse a ambientes complicados.

La especie se llama Corvus brachyrhynchos y forma parte de la familia Corvidae. Dentro de este mismo grupo se encuentran las urracas, las chovas, las grajillas y los cuervos verdaderos, haciendo más de 120 especies totales. Sigue leyendo este espacio y descubre todo acerca del curioso cuervo americano.

Hábitat y distribución del cuervo americano

El cuervo americano se distribuye por Norteamérica, lo que incluye parte de México, Estados Unidos y Canadá. Es capaz de vivir en casi todos los hábitats de la zona, pero prefiere las planicies abiertas con arboledas en los límites. Las zonas de cultivo cumplen bien con estas características y son ideales para la especie. Por esta razón tiene tantos conflictos con los agricultores.

Características de la especie

Los ejemplares americanos mantienen la apariencia típica de los cuervos. Todo su cuerpo es negro brillante, desde su pico hasta su plumaje. Miden poco más de 40 centímetros de largo y pesan 450 gramos en promedio. Además de que poseen extremidades bastante poderosas.

Es posible distinguir entre los ejemplares jóvenes y los adultos, pues el color de su cuerpo cambia (un poco) según su edad. Antes de alcanzar la madurez, los cuervos presentan ojos azules y un plumaje con tonalidades café oscuro. Además, su cola luce plumas más simétricas en las puntas. Conforme crezcan, el proceso de muda terminará de oscurecer todo su cuerpo y les dará su apariencia típica.

Esta especie tiene un enorme parecido con el cuervo común (Corvus corax), pero este último es más grande que el americano. Además, las vocalizaciones de ambos son distintas y el pico tiene una forma diferente. Para poder distinguirlos entre sí puede hacer falta mucha paciencia y buena observación. Sin embargo, no es imposible de lograr cuando te habitúas a ello.

Comportamiento

Esta especie tiene comportamientos bastante extraños que no son muy habituales en otras aves. Entre ellos se encuentra el anting, el cual consiste en dejar que las hormigas suban a sus plumas y secreten su ácido fórmico. Dicha sustancia les sirve como un tipo de insecticida con el que logran eliminar varios parásitos externos.

Por otro lado, el cuervo americano es muy social y cooperativo con sus congéneres. Suele formar parvadas solo para dormir en conjunto y protegerse del frío. Además, los grupos también llegan a defender un mismo territorio, por lo que algunos ejemplares se turnan las guardias mientras los demás descansan o consiguen alimento.

Este comportamiento “altruista” puede presentarse en otros aspectos de su vida. Por ejemplo, durante la puesta de huevos y la crianza, ciertos individuos se quedan como “guardaespaldas” de una familia. Es decir, no participan en la reproducción y ayudan a sus compañeros a proteger el nido y defender a las crías.

Vocalizaciones

Los cuervos tienen un gran repertorio de cantos que utilizan con diversos patrones, entonaciones, ritmos y posturas. De hecho, se cree que la gran flexibilidad de su voz es lo que les permite imitar diferentes sonidos (tanto de aves como de humanos). Según un estudio publicado en la revista Zeitschrift für Tierpsychologie, dicha capacidad se usa de manera natural para intentar establecer relaciones amistosas.

Cada grupo de cuervos americanos tiene un conjunto de vocalizaciones que lo identifica, de modo que se reconocen en la distancia sin ningún problema. Cuando un nuevo miembro se une a la parvada, lo único que debe hacer es aprenderse el repertorio de cantos. En pocas palabras, necesita imitar a sus compañeros para obtener la membresía.

Alimentación del cuervo americano

La alimentación de esta ave se considera omnívora, ya que puede consumir casi cualquier cosa. Esto incluye granos, gusanos, larvas, frutas, ranas, huevos, peces, ratones e incluso carroña. De hecho, también podría considerársele como oportunista por la gran variabilidad de su dieta.

El cuervo también utiliza su increíble capacidad cognitiva para alimentarse, pues en algunos casos busca “herramientas” como trozos de madera para obtener su comida. También se le ha observado tirando algunas semillas desde grandes alturas para intentar abrirlas con la caída.

Reproducción

Esta ave es una especie monógama social que alcanza su madurez sexual a los 2 años de edad. Los miembros de la pareja inician su proceso de cortejo con un tipo de danza, con la cual el macho intenta conquistar a la hembra por medio de su atractivo plumaje. Una vez se forma la unión, ambos buscan un lugar tranquilo y seguro para construir su nido.

El cuervo americano es poco selectivo con el sitio en el que dejará a sus huevos. Por esta razón, no tiene un comportamiento determinado a la hora de elegir la zona de anidamiento. Es capaz de utilizar los arbustos, los árboles o incluso el suelo para este fin. Cuando todo esté listo, la hembra pondrá entre 3 y 7 huevos que se incubarán por 18 días.

Estatus de conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) clasifica al cuervo americano como una especie de menor preocupación. Esto significa que su población no se encuentra en peligro, al menos por el momento.

La gran inteligencia de esta ave le ha permitido escapar y acoplarse a diferentes escenarios complejos, por lo que es probable que resista bastante bien las presiones ecológicas provocadas por el hombre. Sin duda, se trata de una especie fascinante de la que aún nos queda mucho por aprender.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué graznan los cuervos?

Cuando los cuervos graznan están transmitiendo información compleja y consciente. Aprende aquí más sobre esta vocalización tan especial.



  • LaDeau, Shannon L.; Kilpatrick, A. Marm; Marra, Peter P. (2007). West Nile virus emergence and large-scale declines of North American bird populations. , 447(7145), 710–713. doi:10.1038/nature05829
  • Kilham, L. (1984). Cooperative breeding of American crows. Journal of Field Ornithology, 55(3), 349-356.
  • Capturing American Crows Using Alpha-Chloralose (Captura de individuos de Corvus brachyrhynchos utilizando Alpha-chloralosa)
  • Brown, E. D. (1985). The role of song and vocal imitation among common crows (Corvus brachyrhynchos). Zeitschrift für Tierpsychologie, 68(2), 115-136.
  • Good, E. E. (1952). THE LIFE HISTORY OF THE AMERICAN CROW CORVUS BRACHYRHYNCHOS, BREHM. The Ohio State University.
  • Cristol, D. A. (2005). Walnut-Caching Behavior of American Crows/Conducta de cargar y transportar nueces de parte de Corvus brachyrhynchos. Journal of Field Ornithology, 27-32.
  • Chamberlain-Auger, J. A., Auger, P. J., & Strauss, E. G. (1990). Breeding biology of American crows. The Wilson Bulletin, 615-622.
  • Hendricks, P., & Norment, G. (2015). Anting behavior by the northwestern crow (Corvus caurinus) and American crow (Corvus brachyrhynchos). Northwestern Naturalist, 96(2), 143-146.
  • Caffrey, C. (2000). Tool modification and use by an American Crow. The Wilson Journal of Ornithology, 112(2), 283-284.
  • BirdLife International. (2018). Corvus brachyrhynchos. The IUCN Red List of Threatened Species 2018: e.T22705990A131945410. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2018 2.RLTS.T22705990A131945410.en. Accessed on 10 January 2022.