¿Cuánto dura el parto de una gata?

Normalmente, las gatas tienen sus gatitos sin ningún problema durante las 3 etapas del parto. Sin embargo, si este procedimiento se llega a complicar no dudes en buscar la ayuda de un experto.

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

Durante el embarazo, los gatitos están distribuidos de forma específica a lo largo y ancho del útero. Cada uno tiene su propia placenta por la que se nutre y está contenido dentro de una bolsa de membrana muy resistente, llena de un líquido en el que puede flotar.

Esta disposición fetal y las estructuras que la componen sirven como protección, lubricación y a la vez proporcionan una fuerza de distensión, estiramiento y dilatación cuando el útero se relaja y se contrae detrás del gatito durante el transcurso del nacimiento. ¿Sabes cuánto tiempo dura el parto de una gata? Conoce aquí la respuesta.

Etapas del parto

Las gatas normalmente tienen a sus mininos sin ningún problema. Su parto se clasifica en 3 etapas, aunque la segunda y la tercera se repiten con cada gatito y son casi continuas, cuenta International Cat Care. Las exploramos por separado en las siguientes líneas. 

La primera etapa 

En este momento, el cuello uterino y la vagina de la gata se relajan y el útero empieza a contraerse. Las contracciones siempre deben ser interrumpidas por períodos de relajación, pues de lo contrario se cortaría el suministro de sangre a los gatitos no natos. 

Los músculos pélvicos se aflojan y el perineo (el área entre el ano y la vulva) se vuelve más flojo y más largo. Las contracciones uterinas aún no se observan como esfuerzos evidentes, aunque el movimiento de los gatitos se puede sentir a través de la pared abdominal. 

Por lo general, la gata deja de comer durante las últimas 24 horas antes del parto y su temperatura corporal suele descender por debajo de los 37,8 °C. En esta etapa, la gata visitará de forma repetida el refugio de sus futuros michos y jadeará, algo que puede observarse como una característica tardía. La secreción vaginal rara vez se percibe, pues es lamida por la minina.

En las mamás primerizas, este momento suele ser muy prolongado, llegando incluso a durar hasta 36 horas sin ser anormal. Sin embargo, también puede tomar entre 6 y 12 horas, cuentan expertos

La segunda etapa

Después de la relajación de la primera etapa, las contracciones uterinas se vuelven más fuertes y frecuentes y empujan al primer gatito hacia dentro de la abertura pélvica. Cuando este entra en la pelvis, la capa externa de las membranas aparece en la vulva como una bolsa de agua que revienta y arroja un poco de líquido.

La capa interna pasa a la pelvis y retiene parte del líquido, que actúa como un lubricante continuo para dar paso al gatito. Aquí la gata empuja para ayudar al cachorro a atravesar la pelvis. En este punto se puede ver a la madre esforzándose para parir de manera muy evidente. 

Dentro de lo normal, el parto de cada gatito desde el comienzo de la segunda etapa puede llevar de 5 a 30 minutos. Una vez la cabeza está fuera, 1 o 2 esfuerzos más deberían bastar para completar el nacimiento del micho.

La tercera etapa

La tercera etapa sigue de inmediato. El paso de la membrana con la masa color oscuro de cada placenta se puede contemplar aquí. A medida que nace cada gatito la gata lo revisa, abre las membranas y despeja el área de la boca y la nariz, mordiendo el cordón umbilical y luego comiéndose la placenta. 

La segunda y la tercera etapa del trabajo de parto se repiten a medida que nace cada gatito. Los intervalos entre cada uno son variables y suelen durar desde tan solo 10 minutos hasta 1 hora en promedio. 

Si bien las gatas suelen tener (por lo regular) 4 cachorros en cada camada, esta cifra varía de 1 a 12 gatitos. Las camadas más grandes se observan con más frecuencia en razas de pedigrí, como la oriental, la siamesa y la birmana.

Un momento de descanso 

A veces, cuando han nacido 1 o más mininos, la madre deja de esforzarse y descansa para amamantar a los gatitos ya estables. Incluso, suele aceptar comida y bebida. Aunque parezca extraño, este es un acto normal en todos los sentidos. 

Sin embargo, será obvio por el tamaño de su tripa, la forma corporal y ​​la presencia de movimiento que todavía hay gatitos esperando a nacer. Esta etapa de reposo puede durar hasta 24 o incluso 36 horas, después de las cuales se reanuda el esfuerzo y el resto de la camada nace con bastante normalidad y facilidad.

Qué tener en cuenta después del parto de una gata

Es probable que tras el parto la gata tenga mucha hambre y esté muy cansada. También es normal que secrete flujo vaginal durante algunas semanas, pero este no debe oler mal.  

Además, la madre tendrá que quedarse con sus cachorros para alimentarlos y relacionarse con ellos. Por todo esto, es importante que los felinos estén en un lugar tranquilo, libre de ruidos y molestias, pues existe el riesgo de que la gata rechace a sus crías si no se siente cómoda y relajada. 

El tiempo que dura el parto de una gata varía muchísimo dependiendo de si es mamá primeriza, de cuántos gatitos va a tener y de la naturaleza de la minina como tal. La mayoría de las felinas, en especial las que no son de raza, dan a luz sin problemas. Por esto, el nacimiento de un gato común no necesita intervención veterinaria. 

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Las gatas tienen menopausia?

Las gatas tienen un ciclo reproductivo diferente al de los humanos, por lo que es posible preguntarse si presentan la menopausia.