¿Cuándo puede salir un cachorro a la calle?

Antes de mostrarle el mundo a tu cachorro por primera vez, toma en cuenta estas recomendaciones para preservar su salud.
¿Cuándo puede salir un cachorro a la calle?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 23 agosto, 2022

Posiblemente, la parte más desafiante (y a la vez emocionante) de adoptar un cachorro son las primeras salidas a la calle. Que tome contacto con los olores y los ruidos, que conozca a otros perros y comience a socializar con personas; todo ello formará su personalidad de adulto y gastará toda su energía.

Sin embargo, es importante recordar que la inmunidad de los cachorros no se desarrolla completamente hasta que terminan su calendario de vacunaciones. Antes de ese período, están mucho más expuestos a los virus, las bacterias y los parásitos que un adulto. ¿Qué se necesitan, entonces, antes de hacer la primera incursión de su vida? Aquí te lo contamos.

La importancia de las vacunas

Como has podido leer por adelantado, es necesario que el cachorro tenga todas sus vacunas puestas antes de salir a la calle por primera vez. Este requisito no se impone solo para proteger a tu can, sino a todos los demás, pues cumplir con este calendario es un cortafuegos para la propagación de enfermedades y la creación de pandemias.

Una vacuna consiste en la inoculación de un patógeno atenuado, muerto o la fracción de un virus con el objetivo de que el organismo cree defensas contra ello sin desarrollar la enfermedad.

Las enfermedades de las que debe protegerse con este plan son el moquillo, el parvovirus, la hepatitis, la leptospirosis, la parainfluenza y la rabia. Algunas de estas, sin embargo, podrían no ser obligatorias en la región en la que vives (o que necesites ponerle alguna que no está en la lista). Por tanto, será tu veterinario quien diseñe el plan de vacunaciones.

Unos cachorros de perro.

Calendario de vacunaciones para cachorros

Si bien el plan puede cambiar según la región y las enfermedades con alta incidencia dentro de ella, existe un calendario básico que sirve para que te hagas una idea de lo que necesita el cachorro antes de salir a la calle. Es el siguiente:

  • 6 semanas: vacuna del parvovirus y del moquillo.
  • 8 semanas: polivalente, un pinchazo que reforzará las 2 anteriores y añadirá inmunidad a la hepatitis, la parainfluenza y la leptospirosis.
  • 12 semanas: vacuna antirrábica y chip identificativo.
  • 12 meses en adelante: recuerdo de polivalente y antirrábica.

El chip identificativo

La implantación del chip es obligatoria en una gran cantidad de lugares geográficos. En España, por ejemplo, está ordenado por ley identificarlos mediante este chip subcutáneo. Se trata de un dispositivo de tamaño muy pequeño que contiene un número identificador y donde, además, se registran las vacunas de la rabia que tiene puestas el perro.

Aunque este chip se incluye dentro del plan de vacunaciones y se pone con la primera dosis de la rabia, muchas personas optan por no hacerlo. Sin embargo, este es otro requisito para sacarlo a la calle, en este caso legal.

Recuerda que la multa y la denuncia no son los únicos riesgos que tomas si no tiene su chip. Imagina que el pequeño se fuga o se extravía y alguien lo encuentra. Lo más probable es que lo lleven a un veterinario o llamen a las autoridades. Estos profesionales leerán el chip y contactarán contigo para devolvértelo.

¿Puedo sacar a mi cachorro a la calle justo después de la última vacuna?

Puesto que la última vacuna de la etapa de cachorro se pone a las 12 semanas, podrías pensar (no sin lógica) que ya está listo para salir a la calle. Sin embargo, debes saber que el pequeño no estará completamente protegido hasta que cumpla los 5 meses, donde alcanzan el 99 % de inmunidad.

No obstante, si tienes acceso a un lugar exterior con un estado higiénico aceptable, pavimentado y, a ser posible, sin perros ni otros animales, podrías hacer la excepción a partir de los 7 días posteriores a la última vacuna. Si se acerca a otros perros, es necesario que sepas si están vacunados o no.

Asimismo, no es nada recomendable pasearle por zonas ajardinadas o de vegetación silvestre. En estos lugares es mucho más probable la presencia de heces y orina infectadas, el contacto con animales de otras especies y perros desconocidos, así como parásitos que vivan en la zona.

Ante la duda, siempre al veterinario

Un cachorro en un campo de flores.

Como ves, tomar el riesgo de sacar a la calle al cachorro antes de los 5 meses es alto. Es cierto que tanto el pequeño como tú estaréis deseando explorar el mundo juntos, pero respetar estos tiempos es lo que te ahorrará grandes sustos en su etapa de desarrollo.

Contraer una enfermedad como el moquillo o la parvovirosis amenazará gravemente la vida del cachorro, además de causar consecuencias en su vida adulta.

Por tanto, para tener un calendario actualizado y acorde a la región en la que vives, así como un chip debidamente implantado, tendrás que contar con un profesional de la veterinaria que te acompañe en el proceso. Cada perro es un mundo y la atención personalizada es lo que, en muchos casos, garantiza una vida sana y feliz.

Te podría interesar...
Mi perro tiene granos: causas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mi perro tiene granos: causas y tratamiento

Los granos en la piel pueden ser bastante molestos para tu animal de compañía. Conoce las causas y el manejo de estos desórdenes.



  • Comunidad de Madrid. (2016, 22 julio). Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid. Boletín Oficial del Estado. Recuperado 22 de agosto de 2022, de https://www.boe.es/buscar/pdf/2016/BOE-A-2016-11097-consolidado.pdf
  • DE, D., & DE, V. (2016). Directrices para la vacunación de perros y gatos. Journal of Small Animal Practice57.
  • Cardona Pérez, M. A. (2022). Algunos aspectos inmunológicos básicos de la vacunación en perros.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.