¿Cuál es la sexta gran extinción?

Guillermo Bisbal · 13 enero, 2019
La sexta gran extinción masiva es aquella que empezó antes del Holoceno y continúa hasta el presente; esta es ocasionada principalmente por la explotación desmedida del medio ambiente por parte de los seres humanos, que afectan a toda la fauna y flora del planeta Tierra

Desde su existencia, el planeta Tierra ha sufrido cinco grandes extinciones. Todas ellas fueron sumamente devastadoras y ocasionadas por fenómenos naturales, como los cambios de la atmósfera y de la superficie terrestre causados por lluvias de meteoritos, la explosión de una estrella, o movimientos de las placas tectónicas. En la actualidad se está presentando la sexta gran extinción.

A diferencia de las anteriores, las causas no son totalmente naturales, sino producidas por el ser humano. Ello es debido al consumo desmedido de recursos naturales y al uso de combustibles fósiles que aceleran el calentamiento global.

Extensión de los efectos de la sexta gran extinción

Un grupo de investigadores mexicanos y estadounidenses, liderados por el biólogo Gerardo Ceballos, han estimado el ratio de extinción de especies en los últimos siglos. Se centraron en los vertebrados porque son de los que disponen de mayor información.

En dicha investigación se percataron de que 617 especies de vertebrados han desaparecido de su medio natural: 338 especies han desaparecido definitivamente y 279 solo se pueden encontrar en zoológicos. Todo esto ocurrió desde el 1 500 hasta el presente, es decir, durante cinco siglos.

Extinción de especies animales

La gran mayoría de las extinciones de vertebrados se registraron en el pasado siglo, y es que aproximadamente dos especies de vertebrados desaparecen anualmente. Ello genera un desequilibrio en su entorno natural y dentro de la vida de otros seres vivos con los que compartían hábitat.

Las áreas con mayor cantidad de extinciones son las tropicales y templadas, y las más afectadas son las más cercanas a centros urbanos. También advierten que los grandes mamíferos del Sudeste Asiático son los que tienen mayor riesgo de desaparecer. Esto es debido a que es la zona con el mayor porcentaje de pérdida de territorio habitable.

Causas de la sexta gran extinción

El origen de la sexta gran extinción se puede explicar a grandes rasgos por la sobrepoblación humana. Esta genera la desaparición progresiva de otras especies en el mundo por dos razones:

  1. Las grandes necesidades de recursos naturales y, por tanto, de la sobrexplotación: las desforestaciones de grandes extensiones, la caza y la pesca desmedida, la minería intensiva, etc.
  2. Una economía que gira en torno a la energía que se genera a través de los combustibles fósiles. Ello contamina la atmósfera y acelera el calentamiento global, lo que afecta negativamente al ecosistema de muchos animales.
Deforestación

Esto provoca que el hábitat de gran variedad de animales se vea afectado. Las especies que se han extinguido en los últimos tiempos han sufrido una reducción de su hábitat de hasta el 80 %.

Además, la movilidad ilegal de especies disminuye las poblaciones de algunos animales, como por ejemplo: la captura ilegal de animales exóticos para su posterior venta y las cacerías ilegales para vender pieles, huesos y otros materiales. Asimismo, la introducción de especies invasoras en ecosistemas equilibrados afecta negativamente a la fauna mundial.

Igualmente, se debe considerar que la desaparición de un gran número de especies de plantas y animales altera el equilibrio ecológico, lo que genera un efecto cascada. La extinción de una especie afecta a otras, y el efecto será mayor o menor dependiendo de lo importante que fuera el papel de la especie desaparecida dentro del ecosistema.

Algunos animales extintos en la sexta gran extinción

En esta extinción masiva se incluyen una gran variedad de animales que van desde el mamut hasta el dodo, pasando por el tigre de Tasmania y la tortuga de las Islas Galápago.

También, en la sexta gran extinción se incluye la desaparición de la megafauna, que ocurrió a finales de la última glaciación, entre 9 000 y 13 000 años atrás. Todo esto es debido al efecto del drástico cambio climático de la época y la intervención del ser humano como su principal depredador.

Un claro ejemplo de una especie en alto peligro de extinción debido a la sexta gran extinción es el pez globo; la moda del sushi ha disminuido su población en un 99,9% en los últimos 40 años. También el atún rojo del Atlántico ha sido afectado por esta moda. Todo esto porque los capturan cuando son muy jóvenes, sin darles oportunidad de reproducirse.

Pez globo en peligro de extinción

Otro ejemplo es el efecto que tiene la desaparición de los corales en la diversidad marina. Los corales están muriendo a gran velocidad debido al calentamiento y acidificación de los océanos. Los corales en el Mediterráneo y la Gran Barrera Coral en Australia se están blanqueando, es decir, muriendo. Los arrecifes de coral son la fuente de alimentación y hábitat de miles de especies de peces y moluscos.

¿Qué se puede hacer para frenar esta extinción masiva?

Según muchos investigadores, aún hay oportunidad de frenar la sexta extinción masiva. Esto implica cambiar muchas de las prácticas humanas actuales, con el objetivo de disminuir la emisión de dióxido carbono y la reducción del hábitat de la fauna.

Se recomienda aumentar las áreas protegidas y preservar con mayor intensidad y recursos las especies que habitan en zonas cercanas a centros poblados. Esto incluye la disminución del consumo y depender de tecnologías verdes.

Ceballos, G.; Ehrlich, P. & Dirzo, R. (2017). Biological annihilation via the ongoing sixth mass extinction signaled by vertebrate population losses and declines. Proceedings of the National Academy of Sciences, CXIV-30: E6089-E6096.