¿Cuál es el mejor alimento para mi perro?

Francisco María García · 19 enero, 2018
Dependerá de muchos factores, como el tipo de vida del can, su complexión o la etapa vital en la que se encuentre; de la misma manera, no por comprar la comida más cara ello revertirá en mejor salud de la mascota, ya que lo más conveniente dependerá de cada caso

Es sabido que nuestras mascotas necesitan frutas, verduras, arroz y carne, pues se trata de animales omnívoros. Aunque su alimentación debe ser muy variada, el ritmo de vida laboral que sus dueños llevamos hoy en día, nos impide cocinar los alimentos que nuestros amigos necesitan.

Para complementar la alimentación de los canes, existen muchos preparados en el mercado. Estos aportarán esa parte de la nutrición necesaria a nuestros perros que no podemos cocinarla, y así tener una dieta completa y equilibrada.

Estos alimentos, llamados ‘balanceados’ si son de buena calidad, aportan todos los elementos precisos, como es el caso de proteínas, vitaminas, etc. Pero, ¿cuál es el mejor alimento?

Preparados alimenticios

Aunque estos preparados son muy completos, y cada vez están mejor elaborados para aportar la máxima calidad, siempre deberíamos integrar en la dieta de nuestra mascota el mayor número posible de alimentos naturales.

Si procedemos a analizar el llamado ‘pienso para perros’, el primer paso será conocer los componentes que lo forman, más allá de elegir la marca más conocida o la más cara.

Piensos para perros por tamaño

El fabricante deberá poner en las etiquetas los ingredientes que se han utilizado para el alimento preparado, así como la proporción de cada uno de ellos.

El mejor alimento: proteínas de la carne

En lo que se refiere a los distintos productos, debemos tener en cuenta que el perro desciende del lobo y que se trata de un animal carnívoro. Por ello, su alimentación tiene que estar formada en su mayor parte por carne o proteínas de calidad similar a la carne.

Cuando nos encontramos con cereales y pensamos que también será un buen aporte a nuestros perros, la realidad no es así. Los cereales no aportan nada a la alimentación de nuestros canes.

El etiquetado de los productos que adquirimos para nuestros animales debe ser lo más preciso posible. Pensemos, por ejemplo, en que si la etiqueta nos habla de ‘pollo’, puede tratarse de despojos, y no de una carne de primera calidad. Lo mejor es seleccionar aquellos productos que tienen etiquetas precisas y detalladas.

Cantidad de alimento según etapas

La primera cuestión es conocer la frecuencia con que debes dar el mejor alimento a tu perro. Como regla general, hasta los cuatro meses comerá cuatro veces al día, tres veces de cuatro a ocho meses, dos veces hasta el año y medio y, después de esa edad, una vez al día.

La comida, tanto natural como procedente de preparados que adquirimos en el mercado, no es igual para todas las etapas de la vida del animal. Hay algunos alimentos específicos para cachorros, otros para perros grandes, para perros medianos y pequeños, etc.

Piensos para perros por raza: consejos

La proporción de los alimentos de nuestra mascota dependerá de muchas variables: de su tamaño, de la actividad física que desarrolle, si quema muchas calorías o es más bien casero y sedentario, etc.

Muchos especialistas no aconsejan la comida casera para los perros. Afirman que no suele ser una dieta proporcionada, sino que más bien es demasiado rica en carbohidratos. Los expertos se inclinan por la alimentación con preparados ‘balanceados’.

En el caso de decidirse por alimentos caseros, hay que procurar que nunca se trate de sobras de nuestra comida. Debe ser un menú preparado específicamente para ellos, de acuerdo a sus peculiaridades.

Si hemos decidido dar a nuestra mascota algo de comida casera, procuraremos que sea de calidad. Como vemos, no sobras, sino una ración equilibrada, igual que si fuera otro miembro de casa.

Embarazos

En el caso de que haya una perrita embarazada en casa, es importante cuidar la alimentación de la futura mamá. Será con poco alimento extra en las primeras cinco o seis semanas de gestación, debido a que los fetos no crecen mucho en esta etapa. Hay que considerar que la mayor parte del crecimiento tendrá lugar en las últimas tres semanas.

Perra embarazada

Para el cuidado de nuestra perra, subiremos un 15 % aproximadamente el aporte energético cada semana. Lo mismo ocurre en el periodo de lactancia, en que el animal necesita alimentarse adecuadamente para dar a los cachorros los nutrientes que necesitan.

En función del tamaño de los cachorros, de su número y del tiempo que transcurre desde su nacimiento, así debe ser la necesidad de aporte energético de la perra.