Una cría de burro fue adoptada y actúa como un perro cuando su papá llega a casa

Los burros son animales conocidos por cargar y transportar, pero su ternura y amistad te pueden llegar a sorprender.
Una cría de burro fue adoptada y actúa como un perro cuando su papá llega a casa

Última actualización: 21 febrero, 2022

¿Has conocido animales que se comportan como otras especies? Hoy conocerás un burro muy peculiar que se porta como un perro cuando sus humanos llegan a casa. Si quieres saber cómo llegó a actuar así, aquí lo descubrirás. 

Los burros son también animales domésticos que hacen parte de la familia de los équidos, pero difícilmente viven en una casa y mucho menos obran como un canino. Han sido utilizados para cargar y cabalgar, sin embargo, el burro de esta historia es bastante peculiar. 

La historia de Walter

Cuando el burro Walter nació, su mamá Nadine era muy joven y no lo reconocía como su bebé. Blake, quien es su humano ahora, llegó a Oatman, Arizona para intentar establecer un vínculo entre el burrito y su madre; pero esto no sucedió. Nadine lo pateaba en vez en alimentarlo

Debido a esto, Blake y su esposa Kelly decidieron adoptarlo. Lo llevaron a su casa y allí comenzó a convivir con sus pastores alemanes. Al parecer Walter empezó a imitar a los perros y a aprender de ellos y por esto ahora es la gran sensación. 

El pequeño burro se convirtió en un perro más, los canes lo integraron a la familia y aprendió a convivir dentro de casa con sus humanos. Cada vez que Blake y Kelly regresan al hogar, Walter los saluda moviendo la cola, tal como lo hacen los perros. 

Walter, la celebridad

Blake y Kelly abrieron una página de Facebook para contar las aventuras de Walter y con el tiempo este burro se convirtió en un ícono, lo conocen casi todos los habitantes de Oatman y participa en eventos de la comunidad de carácter social. 

De esta manera, todos se han integrado y se ha incentivado el respeto por los animales. Su historia llegó tan lejos que, además, se convirtió en inspiración para cuentos infantiles ilustrados, con moralejas sobre la familia, el amor y la aceptación a los demás. 

Cuando Walter llegó a casa de Blake y Kelly, estaba algo enfermo, pero ya ha crecido hasta alcanzar los 70 kilos. Hoy el burro se sigue emocionando como si fuera un perro y se acerca con la cabeza hacia su humano Blake. 

Los habitantes del pueblo lo aman y los turistas a veces lo ven en las calles de Oatman. Este burro sin duda no solo tocó a su familia, sino también a toda una comunidad. Una historia que demuestra toda la felicidad que traen los animales. 

Te podría interesar...
Burrolandia: un refugio para asnos maltratados
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Burrolandia: un refugio para asnos maltratados

El burro está en peligro de extinción desde que ya no es necesario como animal de trabajo. Descubre aquí qué hace Burrolandia por la especie.