8 cosas que tu perro puede enseñarte para vivir en paz

Siempre hemos dicho, y seguro que tú estás de acuerdo, que los perros tienen mucho que enseñarnos. Son nuestros mejores amigos y nos demuestran hermosas cualidades que deberíamos imitar. Por ejemplo, a avivir en paz.

Además de ello, su forma de vida es relajada y no en pocas ocasiones nos hemos sorprendido a nosotros mismos diciendo: “nuestro perro sí que vive tranquilo y sin preocupaciones“. Pues bien, ¿por qué desprenden tanta paz? ¿Qué pueden enseñarnos al respecto? Veamos.

Tu perro vive en paz, aprende de él

perro-con-sonrisa

La forma de vida de un perro no es complicada, y aunque es cierto que nunca podremos llegar a su nivel de tranquilidad, pues ellos no tienen responsabilidades, sí hay muchas cosas que podemos imitar.

Si te sientes feliz, ¡exprésalo!

Un perro siempre es feliz moviendo su cola de un lado a otro viviendo el momento. Se levantan temprano olvidando lo que les sucedió ayer y sin pensar en qué traerá el mañana.

Por tanto, ¡imítalo! Levántate feliz cada día, sin pensar en el mañana, disfrutando el momento y aprovechando cada instante como si fuera el último, amando a los tuyos y diciendo adiós a la mala energía.

No guardes rencor

¿Alguna vez tu perro te ha echado en cara alguna de tus regañonas o se ha mostrado rencoroso? ¡Seguro que no! Te muestran cariño como han hecho siempre, sin esperar ni reclamar nada. A veces, simplemente buscan su espacio y tiempo para dejar que todo se calme.

Guardar rencor en el corazón es como tomar veneno y esperar que muera la otra persona

Aprende de ello, aléjate, medita y no juzgues sin tener todos los hechos. No guardes rencor y serás más feliz, viviendo más tranquilo.

No tengas prejuicios

Los perros se relacionan con todo tipo de animales y también de sus congéneres sin importarles su peso, tamaño, color o raza. Lo que les importa es no estar solos. Porque así fueron hechos, para estar en un grupo. ¿No estamos nosotros hechos del mismo modo?

No te cierres, abre tu mente a distintas culturas, razas y formas de pensar. Te hará estar siempre acompañado y te ayudará a crecer como persona.

Confía en ti

Los perros han sido criados en un entorno de amor y sin miedos. Haz lo mismo, independientemente de la vida que hayas tenido. Quiérete, llena tu mente y corazón de cosas positivas y déjate cuidar por aquellos que te quieren.

Sé leal

Para tu perro nadie es mejor en el mundo que tú. Por nada del mundo te traicionaría. Haz lo mismo con los tuyos, con aquellos a los que amas, tu familia y amigos. Dales tu tiempo y protégelos siempre sin importar lo que pase.

Tu cuerpo te habla

Los perros se dejan guiar por el instinto. Si su cuerpo les pide comer o dormir, eso hacen. Nuestra ajetreada vida a veces nos hace relegar las cosas más importantes, y una de ellas es que tenemos que escuchar a nuestro cuerpo.

Mantén una buena alimentación y haz ejercicio, eso te ayudará a mantenerte relajado y aumentar tu paz.

Disfruta de las cosas pequeñas

perros-chihuahua

A tu perro no le importan las apariencias, solo ser él mismo y disfrutar el momento. No le preocupa lanzarse en un charco o restregarse en la arena. Haz lo que te apetezca en cada momento y no pienses en las apariencias.

No olvides ser feliz al observar una flor, una mariposa o mirar el mar. Las cosas más hermosas a veces pasan desapercibidas a nuestros ojos por no detenernos a contemplarlas.

Ríete de ti mismo

Seguro que más de una vez te has reído con vídeos graciosos de perros que se tropiezan con todo, que se caen o que les pasan otras cosas divertidas. Pues bien, aprende a reírte de ti mismo, de tus torpezas y no te importe lo que opinen otros.

Estas son solo alunas de las cosas que puedes aprender de tu perro para tener paz interior y demostrar a otros que vives en paz. ¿Se te ocurre alguna otra?