Control de natalidad en perros

Francisco María García · 1 mayo, 2018
El objetivo fundamental para evitar una reproducción descontrolada es evitar el abandono de estos animales; para ello, existen varios procedimientos, si bien el más conocido es la esterilización

Cada vez son más las camadas de perros abandonados que se encuentran en las calles. Es un problema que se va incrementando en el tiempo, pero que puede comenzar a reducirse a través del control de natalidad en perros.

Este control debe comenzar en la consciencia de cada uno de los dueños que posea un can. La esterilización no solo será positiva para ayudar a controlar la reproducción descontrolada de estos animales, sino también para la buena salud de los perros.

¿Por qué es importante el control de natalidad en perros?

El control de natalidad en perros constituye una de las medidas más importantes para lograr reducir la reproducción descontrolada de esta especie.

El objetivo principal es evitar el abandono de estos nobles animales, o por lo menos reducir dichas estadísticas a lo mínimo posible. Además, la esterilización también resulta beneficiosa para la salud y longevidad de los canes.

Para lograr con éxito una buena gestión en el número de perros con el que convivimos, se debe poner en práctica una serie de estrategias combinadas. Además de la esterilización, es preciso generar conciencia y un mayor control en todos los ámbitos que involucren la tenencia de un perro.

Abandono de perros en 2015

Entre las diferentes medidas que pueden implantarse, lo más recomendable es realizar un registro e identificación de los perros; también es efectivo promocionar la tenencia responsable de mascotas, a través de la educación y de legislaciones que contemplen esta protección.

Estrategias para un mayor control de natalidad en perros

Esterilización

Sin lugar a dudas, la esterilización constituye una de las estrategias más importantes para mantener el control de natalidad en perros. Con la esterilización temprana, no solo se garantiza evitar el posible abandono del can y sus descendientes, sino que también se garantiza una mejor salud para el animal.

Es recomendable que la esterilización sea realizada a los 12 meses y, en el caso de las especies más grandes, a los 18 meses como máximo. Este procedimiento quirúrgico es muy sencillo y la recuperación del animal es muy rápida.

Entre los beneficios de la esterilización temprana se encuentran: reducción de la agresividad, prevención del desarrollo de tumores de mama y quistes ováricos, prevención de problemas prostáticos, aumento de la esperanza de vida, entre otros.

Concienciación sobre la tenencia responsable de mascotas

Suele ocurrir que muchos dueños de animales los abandonan a su suerte cuando se cansan de ellos. En muchas ocasiones, las personas simplemente quieren un perro para jugar y tener compañía; pero cuando entienden que también es una responsabilidad que requiere ciertos cuidados, terminan por abandonarlos.

Lamentablemente el abandono de mascotas, específicamente de perros, es una realidad que ha ido en aumento. Por ello es necesario realizar campañas para la concienciación sobre la tenencia responsable de mascotas.

Colaborar con un refugio de animales

Para una educación positiva, es necesario informar muy claramente acerca de las responsabilidades que acarrea tener un perro; como ejemplos, está el mantener al día sus vacunas, desparasitarlos y llevarlos a controles veterinarios, además de todos los cuidados diarios de higiene.

Promover la adopción de perros de la calle

Otra de las estrategias es promover la adopción de perros de la calle. La esterilización más la adopción, constituyen la fórmula ideal para reducir rápidamente las poblaciones de perros abandonados. Una vez más, es importante que el dueño sea consciente de todas las responsabilidades que acarrea tener un perro.

Registro de perros

También se debe realizar un registro e identificación de los perros. De esta forma, si el animal se extravía, será mucho más sencillo dar con el dueño y devolvérselo.

A la hora de registrar a los canes, se puede recurrir a las identificaciones temporales o definitivas; como ejemplos de las temporales, estarían los collares y aretes. Entre las identificaciones definitivas, se puede elegir entre tatuajes, microchip y otras.

Esterilización química o anticoncepción

También es posible recurrir a métodos menos invasivos, como la esterilización química o anticoncepción controlada. Una de las estrategias más utilizadas es el aislamiento de las hembras cuando se encuentran en período de celo. Sin embargo, es importante resaltar que estos métodos no contribuyen a mejorar la salud de los canes.

El control de natalidad en perros constituye una medida necesaria para reducir de forma drástica y permanente las poblaciones de perros de las calles. Hay que llevar a cabo jornadas de esterilización, y también realizar campañas para concienciar en la tenencia responsable y la adopción de perros abandonados.