Consejos para mejorar la salud de tu perro

Francisco María García · 22 enero, 2016

La salud de tu perro puede variar mucho según los cuidados que le proporciones. Que tenga una alimentación correcta, atenderle en su higiene o regalarle juguetes son algunos de los aspectos a tener en cuenta. A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo debes actuar para mejorar la salud de tu perro.

Alimentación para cuidar la salud de tu perro

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

El primer aspecto a considerar cuando se analiza la salud de tu perro es la dieta que le estamos suministrando. Muchos dueños no se dan cuenta de que las famosas croquetas industriales se han fabricado a través de subproductos de carne, sustancias y elementos químicos y otros productos de relleno.

Por falta de tiempo o por la razón que sea, si se opta por comprar la comida de nuestro perro ya preparada, hay que localizar marcas que contengan carne de una mínima calidad, complementándolo con verduras y otros productos saludables. La excusa de que su precio es elevado puede rebatirse con la cantidad. Al tratarse de mayores nutrientes, el animal necesita comer menos cantidad. De las personas suele decirse que “somos lo que comemos”. Esto también es aplicable a la mascota de la casa.

El agua que le das también influirá mucho en la salud de tu perro. Si le damos agua directamente del grifo, se trata de un aporte de productos químicos, por lo que sería ideal un agua de pozo de calidad, o al menos que el agua potable del grifo no esté tratado en exceso.

Además de la buena comida, de calidad y un agua limpia, los perros son muy vulnerables a todo tipo de peligros en el medio ambiente como la contaminación, los pesticidas y diversos productos químicos. Todos estos elementos son tóxicos para su organismo, ya que se acumulan en el hígado y los ganglios linfáticos y pueden causarles muchas enfermedades.

Elementos saludables para depurar

Para desintoxicar el cuerpo de nuestra mascota hay muchos suplementos en el mercado que contienen hierbas, antioxidantes y otras sustancias a base de plantas, muy útiles para limpiar los órganos vitales, reforzar el sistema inmunológico y ayudar a combatir enfermedades.

Entre las hierbas más saludables está el muérdago y el ginseng. Además de aportar propiedades antioxidantes, mejoran la circulación de la sangre y la resistencia de los glóbulos blancos ante enfermedades. Con estos elementos, nuestro perro tendrá más energía, en su vida diaria, y también servirá para ralentizar su envejecimiento.

Síntomas de que tu perro está sano

Hay ciertos síntomas de salud de tu perro con los que comprobarás que no tiene ningún problema. Te nombramos alguno de ellos:

  • El morro del perro estará húmedo y fresco, de un color oscuro y sin secreciones.
  • Los ojos permanecerán limpios y brillantes.
  • El aliento del animal no olerá mal y su respiración debe ser pausada, sin agitaciones.
  • Las encías tendrán un color rosa uniforme. Si presionamos sobre ellas, aunque de momento se vuelven blanquecinas, deben volver en seguida a su color rosa original.
  • Los dientes del animal serán blancos y estarán limpios
  • Sus oídos deben tener el aspecto de limpios y oler a limpio, y el pelo será brillante.
  • La piel del animal tiene que ser suave, limpia y flexible. Hay una comprobación muy sencilla, que es tirar un poco de la piel situada sobre el hombro del animal, y observar que se forme una especie de tienda de campaña. Al soltar de nuevo la piel, debería volver a su estado original rápidamente. Si no es así, es posible que el animal esté en un proceso de deshidratación.

La higiene de tu perro

baño perro

En materia de higiene, un cepillado regular es fundamental para los perros jóvenes. Con ello se elimina el pelo muerto, la suciedad y los parásitos externos, además de estimular el flujo de sangre hacia la piel, con la consecuencia final de obtener un pelaje más con mejor aspecto, más sano y brillante.

Cuando te dispongas a bañar a tu mascota, tienes que bañarlo únicamente cuando lo necesite. Considera que muchos lavados pueden perjudicar su piel, dejando un resultado mate y con menor impermeabilidad al agua.

Lo ideal a la hora del baño es usar una bañera (si el animal es de un tamaño pequeño o mediano) o bien una regadera (en el caso de gran tamaño). El agua estará templada y usaremos un champú de calidad. El baño lo llevaremos a cabo frotando y procurando que no entre agua ni en sus ojos ni en las orejas.

Inmediatamente, hay que secar con una toalla. Es importante que lo sequemos bien, que no quede nada de humedad.

Cachorros

Si se trata de un cachorro, necesitará algún juguete adecuado para morder cuando le están saliendo los dientes. No hay que dejar que muerda huesos de verdad. En el mercado hay muchos objetos adecuados. A la hora de comer, si tiene una boca sensible, es buena idea ablandar su comida mojándola primero.