Loading...
 

9 consejos para alargar la vida de tu perro

En este artículo encontrarás consejos para alargar la vida de tu perro, todos ellos sencillos y alcanzables por cualquiera. ¿Quieres saber cuáles son?

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 21 noviembre, 2021

La esperanza de vida no es la misma para todos los perros. Factores como la raza, el tamaño o la tendencia a padecer ciertas enfermedades marcan diferencias de años en la longevidad del canino. No obstante, en este artículo encontrarás consejos para alargar la vida de tu perro, sea cual sea su genética, su raza o su estado de salud.

Seguro que si compartes tu vida con uno de estos animales deseas que viva muchos años. Siguiendo estas indicaciones generales no solo conseguirás este objetivo, sino que también te asegurarás de que tu compañero tenga una salud de hierro. No te lo pierdas.

9 consejos para alargar la vida de tu perro

Las recomendaciones que vas a leer a continuación pueden parecerte obvias, pero cumplir con todas ellas en el día a día requiere varios esfuerzos simultáneos para el tutor que, a veces, resultan agotadores. No obstante, el resultado será una calidad de vida óptima y prolongar la longevidad del animal, así que no te pierdas lo que viene a continuación.

1. Escoge razas mestizas

Si te estás planteando adoptar a un perro y quieres que viva muchos años a tu lado, escoge ejemplares mestizos. Las enfermedades que afectan a las razas puras son fruto de la selección genética artificial, por lo que son menos frecuentes en aquellos canes que se han cruzado de forma natural.

Los perros mestizos se libran de problemas que otros canes de raza sí sufren en muchos casos. Por ejemplo, los golden retriever puros son proclives a padecer cáncer y los carlinos tienden a presentar problemas respiratorios debido a su braquicefalia. Esto no significa que un chucho sea inmune a toda patología, pero sí que es menos vulnerable.

Los canes de pequeño tamaño tienden a vivir más que los grandes, siempre y cuando su salud acompañe.

2. La buena dieta es la clave

Un perro que come bien es un animal sano en casi todos los casos. De una buena nutrición dependen la fortaleza del sistema inmunitario, así como la buena estructura de los tejidos y el correcto funcionamiento de los órganos.

Por otro lado, los perros con obesidad viven menos que aquellos que están en su peso ideal. Asegúrate de que el pienso y los complementos que le das a tu can son los mejores: el desembolso extra siempre será más barato que los tratamientos veterinarios.

La obesidad promueve que aparezcan cuadros como cáncer, problemas cardiovasculares, desórdenes metabólicos y trastornos gastrointestinales crónicos. 

3. Ejercicio

El ejercicio diario es tan importante como una dieta equilibrada. Tu can se beneficiará de estar activo y vivirá más años, pues fortalecerá su sistema cardiovascular, reducirá su estrés y evitará problemas músculoesqueléticos.

El ejercicio para la mente también es necesario, aunque muchas veces se olvida. Los juegos, la socialización con otros perros y el adiestramiento son formas de ejercitar la mente de tu can y prevenir enfermedades como la demencia y los trastornos de ansiedad.

Además, un can mentalmente equilibrado tendrá más facilidad para establecer un vínculo sano y sólido con su tutor. Esto también suma a su calidad de vida.

4. Castra a tu perro

La castración en sí no supone ningún cambio en la salud del animal, pero es el método más efectivo para impedir la aparición de tumores y cánceres en el aparato reproductor. Para que te hagas una idea, el 80 % de los machos no esterilizados padecen hiperplasia benigna de próstata cuando llegan a la tercera edad.

La castración previene la aparición de cánceres derivados de la actividad hormonal de las gónadas (como el uterino, el mamario o el testicular). 

5. Lleva a tu can a su revisión periódica

Muchas enfermedades no se manifiestan con signos visibles hasta que han avanzado hasta un estadio preocupante, pero sí se reflejan en pruebas como los análisis de sangre, las ecografías y las exploraciones manuales. Por eso, es importante acudir a las comprobaciones anuales con el can y adelantarse a cualquier contratiempo en la salud.

Además, si hubiese que pulir algún aspecto de los cuidados del animal, tu veterinario te daría indicaciones para ello.

6. Crea un espacio seguro para ellos

Los accidentes caseros son más comunes de lo que piensas. Al final, no se trata tanto de que el perro haya destrozado un calcetín, sino que es muy probable que tenga que ir a quirófano de urgencia si se lo ha tragado.

Por eso, prepara tu hogar para convertirlo en un entorno seguro. Las medidas a tomar dependerán de los animales que vivan contigo; por ejemplo, si tu can tiende morder y a tragarse calcetines, guarda siempre los textiles en un cajón fuera de su alcance.

7. Evita el estrés

El estrés acorta la vida. Pasa con humanos, perros y muchos otros animales, pues los organismos no están preparados para soportar los correlatos físicos y químicos del estrés durante un tiempo continuado.

Trata de mantener esta condición bajo mínimos en tu hogar, pues afectará a tu can de forma negativa (y a ti también). Discusiones, ruidos continuos, olores fuertes y otros factores son causas habituales de estrés para los perros.

8. Ten al día vacunas y desparasitaciones

Que tu perro esté correctamente vacunado y desparasitado no solo alarga su vida a través de la prevención de enfermedades, sino que también protege al resto de canes del entorno. Dicho de otro modo, las vacunas son un cortafuegos para la propagación de epidemias.

9. Mantén una buena higiene

La higiene, tanto del propio perro como de su entorno, es indispensable para garantizar una buena salud. Recuerda bañarlo cada cierto tiempo, cortarle las uñas, cepillarle el pelaje y lavarle los dientes. Su cama, sus juguetes y su ropa deben lavarse y desinfectarse también con periodicidad.

Como has podido ver en estos consejos para alargar la vida de tu perro, todos ellos son acciones sencillas que están al alcance de cualquier tutor. El único esfuerzo que tendrás que hacer es el de crear una rutina de cuidados que incluya todos estos factores, pero el resultado será espectacular: un perro feliz, sano y con el que disfrutar durante muchos años.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
5 claves para cuidar a tu mascota en Navidades

Conoce las claves para cuidar a tu mascota en Navidades, una época en la que suele estresarse y estar expuesta a distintos tipos de accidentes.



  • Bellumori, T. P., Famula, T. R., Bannasch, D. L., Belanger, J. M., & Oberbauer, A. M. (2013). Prevalence of inherited disorders among mixed-breed and purebred dogs: 27,254 cases (1995–2010). Journal of the American Veterinary Medical Association242(11), 1549-1555.
  • Proschowsky, H. F., Rugbjerg, H., & Ersbøll, A. K. (2003). Mortality of purebred and mixed-breed dogs in Denmark. Preventive veterinary medicine58(1-2), 63-74.
  • Gossellin, J., Wren, J. A., & Sunderland, S. J. (2007). Canine obesity–an overview. Journal of veterinary pharmacology and therapeutics30, 1-10.
  • Speakman, J. R., & Selman, C. (2011). The free‐radical damage theory: accumulating evidence against a simple link of oxidative stress to ageing and lifespan. Bioessays33(4), 255-259.