¿Conoces a los peces voladores?

Estas especies utilizan su capacidad planeadora para elevarse durante bastantes metros y a gran velocidad para eludir a sus depredadores, si bien las aves rapaces consiguen hacerse con ejemplares debido a su precisión y afiladas garras

Cuando pensamos en un animal que vuela, automáticamente se nos vienen a la mente las aves. Sin embargo, también existen los llamados ‘peces voladores’ que, como su nombre indica, pueden mover sus aletas fuera del agua y trasladarse varios metros. Conócelos en este artículo.

¿Qué son los peces voladores?

Su nombre científico es exocétidos y vulgarmente se los llama peces voladores. Aunque parezcan muy raros o exóticos, lo cierto es que existen más de 70 especies dentro de esta familia, los cuales viven especialmente en aguas tropicales y cálidas.

La principal característica que los diferencia del resto de los peces es el gran tamaño de sus aletas pectorales, las cuales en algunos casos miden la mitad de la longitud de su cuerpo y les permiten planear y volar por distancias de incluso 50 metros y de hasta 45 segundos. Además, pueden alcanzar los 60 km/h y sus aletas batir unas 50 veces por segundo.

Algunas especies de peces voladores no tienen dos, sino cuatro aletas grandes (además de las pectorales también las pélvicas) que le ayudan a trasladarse a mayor velocidad. Esta técnica es usada para escapar de los depredadores de forma eficaz.

Peces voladores: hábitat

Sus cuerpos están cubiertos de escamas grandes pero de suave consistencia, con el fin de ser más ligeros y poder volar sin problemas. En la mayoría de los casos son de color castaño, blanco o gris, y sus alas pueden ser plateadas o blancas.

¿Cómo planean los peces voladores?

Si tenemos en cuenta que estos peces miden cerca de 30 centímetros de largo, su capacidad para ‘volar’ va más allá de realizar saltos fuera del agua, como por ejemplo los que realiza el salmón.

El proceso de vuelo o planeo comienza bajo el agua: el pez nada a mucha velocidad y luego realiza un salto para salir a la superficie, como si fuese un avión a punto de despegar. Cuando la cola sigue en contacto con el agua, empieza a mover muy rápido las alas para evitar ‘caer’ y apoyar el vientre.

Sin lugar a dudas, es un maravilloso espectáculo el que realizan, ya que van dejando una estela en el agua, y sacan a relucir sus habilidades. Si vas a la playa caribeña en verano es probable que veas ‘en vivo y en directo’ sus técnicas y estilos, siempre aprovechando las corrientes de aire para transportarse con el menor esfuerzo.

Peces voladores: características

Su fisonomía y habilidades han evolucionado a lo largo del tiempo para no ser atrapado por los depredadores, aunque se han convertido en la presa más habitual de las aves rapaces, quienes los capturan en pleno vuelo gracias a sus afiladas garras.

Clasificación y hábitats de los peces voladores

Los también llamados ‘peces golondrina’ cuentan con ojos más planos que los demás habitantes de los mares, que les permiten ver fuera del agua. Prefieren vivir cerca de la superficie y su principal alimento es el plancton, al igual que las ballenas. Habitan especialmente la zona del Caribe, las Antillas y Latinoamérica, aunque se pueden encontrar en el Mediterráneo y Asia.

Dentro de esta gran familia de peces voladores podemos diferenciar siete géneros: Cheilopogon, Cypselurus (entre ellos el volador de Latinoamérica, el gran pez volador y el guineamán del Caribe), Exocoetus (como el pez volador común), Fodiator (por ejemplo el volador picudo), Hirundichthys (el volador de las Antillas y la golondrina de mar), Parexocoetus y Prognichthys.

Te puede gustar