Conoce al asno salvaje asiático

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 8 enero, 2019
Con gran resistencia para soportar el ecosistema desértico, el asno salvaje asiático es capaz de alcanzar velocidades de hasta 70 km/h

Poco conocido, el asno salvaje asiático demuestra que nuestros burros aún tienen a sus parientes más salvajes en la naturaleza. Similar al asno doméstico, este animal es de mayor tamaño y carácter.

Los asnos son unos animales que nos han acompañado a lo largo de nuestra historia y que han sido vitales en muchas regiones del planeta. Sin embargo, pocas veces nos imaginamos que estos animales una vez se extendieron por las estepas de medio mundo siendo totalmente salvajes.

Conoce al asno salvaje asiático

El asno salvaje asiático, también conocido como onagro, es un animal similar a los asnos africanos, aunque con orejas más pequeñas y sin rayados. Estos animales suelen ser de color leonado, aunque existen varias variantes.

A pesar de su fama, animales como el asno salvaje asiático son muy rápidos, pues pueden alcanzar los 70 km/h. Aunque sin duda, al igual que los burros, su fuerte es la resistencia en el desierto.

Asno salvaje asiático: comportamiento

Y es que el desierto es el ecosistema de estos formidables animales, que pueden aguantar sin beber agua mucho tiempo, aunque no tanto como los camellos.

El asno salvaje asiático: comportamiento

El asno salvaje asiático vive en grupos de unos 12 individuos, en los cuales un semental lidera el harén, en el cual la mayoría de animales son hembras y el resto de machos no se reproducen.

El asno salvaje asiático solo es cazado por dos animales: el hombre y el lobo. El ser humano es su principal amenaza, tanto por su caza como por la competencia con los animales domésticos.

Aunque se consideran animales salvajes, estos asnos han sido domados por parte de las personas que habitan en esta zona. De hecho, se lleva realizando esta práctica desde hace miles de años, de forma similar a la cetrería, también típica de las estepas asiáticas.

Equus hemionus

El asno salvaje asiático: en amenaza

Antiguamente, el asno salvaje asiático vivía en gran parte de Asia, pero a día de hoy muchas subespecies del asno salvaje asiático están amenazadas, aunque sin duda la que más peligros presenta es el kulan: esta subespecie kazaja ha desaparecido prácticamente de la naturaleza y solo sobrevive en el 3 % de su antiguo hábitat, por lo que está considerada en grave peligro de extinción.

Apenas quedan 4 000 ejemplares en Kazajistán, la mayoría de los cuales se encuentran en el Parque nacional de Altyn Emel. Actualmente, un equipo de conservacionistas quieren trasladarlos a una zona de estepas del tamaño de Francia que apenas está habitada. De hecho, algunos animales ya han llegado a su nuevo hábitat y se espera que tengan muchas más posibilidades para sobrevivir.

Existen múltiples subespecies, como puede ser el onagro persa que habita Irán, o el asno salvaje indio. Algunas subespecies han desaparecido: el asno salvaje sirio se extinguió en el siglo XX, y es que el último ejemplar vivió en el zoo de Viena. Mientras, el asno salvaje de Anatolia pereció en el siglo XVIII.

Es por ello que los conservacionistas llaman a proteger a estas especies de équidos tan desprotegidas. Estos animales, menos carismáticos que tigres o canguros, despiertan menos apoyos para su conservación, a pesar de que son igual de importantes.