Comprar un perro de raza: consejos y consideraciones

Francisco María García · 21 octubre, 2017

Algunas preguntas deben ser hechas antes y en el momento de comprar un perro de raza. El objetivo es facilitar la adaptación del animal al ambiente y al estilo de vida de los propietarios.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un perro de raza?

  1. ¿Macho o hembra?

Machos y hembras tienen temperamentos y requieren cuidados diferentes. Es importante elegir el más adecuado de acuerdo al estilo de vida, a las expectativas y al tiempo de cada propietario.

Los machos suelen tener un sentido de territorio más intenso. Significa que pueden volverse agresivos al compartir el ambiente con nuevas mascotas o personas. Además, es común que quieran orinar por todos los rincones del hogar.

Perro labrador chocolate jadeando

Las hembras necesitarán atención especial durante sus celos. Pero suelen ser más fácilmente socializadas y excelentes protectoras para los niños. También presentan menor estatura y se adaptan más fácilmente a ambientes reducidos.

  1. ¿Pelo largo o pelo corto?

Esta decisión es fundamental para las personas que poseen alergias. En estos casos, lo ideal es preferir razas hipo alergénicas, como los Terriers y los Galgos.

Pero también se debe tener en cuenta el tiempo disponible de los futuros dueños.

Los perros de pelo largo necesitan ser cepillados de 2 a 3 veces por semana para evitar la acumulación de pelo muerto. La higiene también deberá ser más meticulosa para evitar mal olor y enfermedades. Además, es recomendable cortar la melena de una a dos veces por año.

Los de pelo corto suelen necesitar 3 o 4 cepillados por mes y de uno a dos baños por semana. Se les puede arreglar el pelo una vez al año o una vez cada 2 años, dependiendo de la raza.

  1. ¿Pequeño, medio o grande?

Los perros pequeños son especiales para ambientes reducidos de la gran ciudad. Pero igualmente necesitan ejercitarse para conservar su buen estado de salud y evitar las consecuencias del sobrepeso.

Los perros medianos pueden vivir en apartamentos con amplio espacio abierto, como balcones o terrazas. Pero lo ideal es que sean criados en casas con patio o jardín.

Los perros de gran porte o gigantes necesitan espacios muy amplios para desarrollarse y una dosis elevada de ejercicios.

¿Qué tener en cuenta en el momento de comprar un perro de raza?

  1. Elegir un establecimiento responsable

Se puede averiguar la reputación del criadero en Internet o preguntar a alguien que entienda del tema. Lo importante es no financiar la crianza ilegal y abusiva de animales domésticos o exóticos. Estas prácticas son consideradas crímenes y amenazan la supervivencia de los animales.

  1. Respetar la edad de destete

Es común no respetar la edad del destete en el mercado de compraventa. Muchas veces, los cachorros son separados de su madre antes de los 40 días de vida. Cuando naturalmente serían amamantados hasta los 2 o 3 meses.

Cuando esto sucede, el animal no recibe los nutrientes y anticuerpos necesarios para desarrollar integralmente su sistema inmunológico. Quedando vulnerable principalmente a las infecciones virales y a los parásitos intestinales.

El cachorro también se siente inseguro al ser separado repentinamente se su madre.

Al optar por comprar un perro de raza, lo ideal es buscar un criadero responsable que respete el destete mínimo de 60 días.

  1. Certificación de la raza y linaje

El criadero debe entregar el registro completo del cachorro. La mayoría de los países y establecimientos trabajan solamente con el Pedrigrí. Pero existen otras variables que pueden ser requeridas como: Certificado de Registro Inicial (CRI), Certificado de Pureza Racial (CPR) o el Certificado Genealógico (CG).

Perro american pitbull terrier levantado

  1. Vacunación y desparasitación

Un cachorro debe venir con su libreta sanitaria, incluyendo la carta de vacunación y las desparasitaciones. Es importante verificar que estos cuidados son certificados con la firma del veterinario responsable.

  1. Acondicionamiento del ambiente

Cuando se planifica comprar un perro de raza, es importante preparar el hogar para su llegada. El cachorro debe sentirse cómodo y seguro para adaptarse al nuevo hogar.

En primer lugar, se debe climatizar el ambiente. Los cachorros no son totalmente capaces de regular su temperatura corporal. Lo ideal es mantener la temperatura entre 22 y 25ºC.

Se debe contar con una cuna, un comedero y un bebedero apropiados al porte y a la morfología del animal. Es importante ubicar el espacio del cachorro en un lugar limpio, seco y tranquilo.

  1. Socialización

Es muy importante que el perro aprenda a convivir socialmente y compartir pacíficamente el espacio con otros animales. El proceso de socialización es la práctica más efectiva y responsable para educar debidamente a nuestros mejores amigos.

Lo ideal es que el cachorro empiece a ser socializado entre las 4 y 20 semanas de vida.

Fuente de la imagen principal: Dario Sgroi