¿Cómo tener un perro bien educado?

26 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Un perro bien educado es aquel que sobrelleva de forma natural las situaciones cotidianas como el paseo, su relación con otros perros o el control de la mordida.

La educación en perros es muy importante para tener un can equilibrado y feliz con el que podamos convivir pacíficamente en casa. Es fundamental una buena comunicación entre propietario y mascota para conseguir un perro bien educado.

La comunicación con el perro

Para educar a un perro tenemos que comunicarnos con él, entender su comportamiento y hacernos entender para que pueda comprendernos. A diferencia de los lobos, tras miles de años de convivencia con los humanos, los perros pueden leer nuestras expresiones, lo que es fundamental para establecer un vínculo con el animal.

Observa a tu mascota, reconoce sus estados de ánimo, cuándo está receptivo para aprender, si algo le gusta para llamar su atención, qué situaciones le dan miedo, etc.

Comunicación telepática con un perro

El periodo de socialización

El periodo de socialización es la etapa en la que el cachorro está más receptivo para aprender, reconocer e interactuar con su entorno. Ocurre desde las 3 a las 12 primeras semanas de vida aproximadamente; en este periodo se produce una maduración del sistema nervioso mediante nuevas conexiones neurológicas en el cerebro.

Por este motivo, es muy importante que en este periodo se exponga al mayor número de estímulos posibles (todo tipo de personas, sonidos, otros perros…) para evitar futuras fobias en su vida de adulto.

El control de la mordida en un perro bien educado

Durante los tres primeros meses de vida el perro tiene que aprender a controlar la mordida. En la camada es la madre y el resto de cachorros los que enseñan a controlar la mordida mediante el juego; nosotros podemos imitarlo.

Si estamos jugando con nuestro perro, y comienza a mordernos las manos, podemos parar de jugar, decir ‘no’ de forma tranquila, sin excitar más al perro e intentar redirigir la mordida a objetos como mordedores o sus propios juguetes. Es importante que dediquemos un tiempo al control de la mordida de cachorros para evitar mordiscos en su etapa adulta, cuando la mordida puede provocar un daño considerable.

Dónde debe hacer sus necesidades un perro bien educado

El perro debe aprender a hacer sus necesidades en el sitio correcto, para lo cual, probablemente, necesitaremos paseos cortos y muy frecuentes de cachorro hasta que relacione la calle con hacer sus necesidades.

Lo mejor es aprovechar los momentos después del juego, la comida o el sueño, ya que es cuando el perro puede tener más ganas de orinar o defecar. Cada vez que haga algo en la calle, debemos premiarle para que asocie ambas situaciones.

Paseos con tu perro

El refuerzo positivo

El mejor método para tener a un perro bien educado es el refuerzo positivo. Cada vez que el animal haga una acción que queramos que haga debemos premiarlo, ya sea con comida, caricias, juguetes…

Mediante castigos y gritos solo conseguiremos que el perro tenga miedo y asocie malas experiencias con cualquier situación cotidiana como el baño, el cepillado, la relación con otros perros, etc.

Además, de nada sirve reñir a un perro mucho tiempo después de haber hecho algo malo. No asociará el castigo con la acción e intentará que cambiemos nuestro estado de ánimo mediante señales de calma.

¿Educación o adiestramiento?

La educación y el adiestramiento canino son dos aspectos diferentes. Muchas veces lo que creemos un problema de adiestramiento, como que el perro muerda a otros, no es un problema de adiestramiento si no de educación.

El adiestramiento consiste en la enseñanza de ciertas destrezas en un perro. Por ejemplo, las órdenes de quieto, ven, sienta, dame la pata… es obediencia fundamentalmente.

Sin embargo, la educación comprende todas aquellas prácticas que enseñan a un perro a sobrellevar de forma normal toda clase de situaciones cotidianas: el paseo, la relación con otras personas, la hora de la comida, las visitas al veterinario…

Recuerda que un perro bien educado no tiene por qué necesariamente tener todas las habilidades o saber hacer todos los trucos que un perro adiestrado.

    • Etolia. Etología veterinaria. El periodo de socialización.
    • ATEUVES. El desarrollo del perro: periodo de socialización del cachorro.
    • Schwartz, C. El comportamiento del perro. L’Hospitalet, EditorialHispano Europea, 2005.
    • Habla con ellos - Educación y adiestramiento canino