Cómo saber si tu gato te quiere

Virginia Duque Mirón · 28 junio, 2018
Hay que tener en cuenta, en primer lugar, que los felinos son muy independientes, aunque para conocer sus sentimientos hacia ti intenta comprender su lenguaje corporal

Los gatos son mucho más independientes y menos expresivos que los perros, por lo que puede ser más difícil entender lo que sienten. Aun así, cuando logramos comprender su lenguaje corporal, este nos arroja mucha luz sobre sus sentimientos. Te hablamos de algunas señales que te harán saber si tu gato te quiere.

¿Quieres saber si tu gato te quiere?

Solo tienes que observar a tu minino detenidamente y tener en cuenta algunos gestos que hacen con el fin de demostrarte su amor por ti.

Le encanta estar contigo en el sofá

Si cuando te sientas en el sofá, le falta tiempo para ir contigo y tumbarse a tu lado, no lo dudes, tu gato te quiere. Es cierto que por norma general los felinos son menos sociables que los perros, lo que convierte a este en un gesto inequívoco del amor de tu gato por ti.

Eso sí, ya sabes que su carácter independiente siempre saldrá a relucir, por lo que es posible que muchas veces quieras que se siente contigo en el sofá y él no lo haga. Es lo que tiene tener un gato como mascota…

Frota su cabeza contigo

Si cuando tienes ocasión, tu gato se acerca a ti y golpea su cabeza con tu cuerpo, o la frota contigo, no hay duda de sus sentimientos hacia ti. Muchos expertos han analizado este hecho y aseguran que tienen el objetivo de expresar sentimientos profundos hacia la persona a la que los dirigen. Estos sentimientos tienen que ver con el apego, el cariño y la aceptación. ¿Qué más puedes pedir?

Si maúlla al mirarte

Es cierto que en ocasiones puede que tenga sed o hambre, pero si te mira fijamente y maúlla es porque quiere tener un contacto más íntimo contigo. Es como si quisiera comenzar una conversación contigo o expresar lo que siente por ti. ¿No te parece tierno?

Gato maúlla al mirarte

Si no te araña

Si has tenido a tu gato desde pequeño es muy probable que hayas sufrido múltiples arañazos por su parte, aunque ninguno ha sido malintencionado, de eso no nos cabe duda. Lo cierto es que las uñas son su método de defensa, y cuando creen que algo les hará daño, de forma instintiva sacará sus uñas.

Si con el paso del tiempo tu gato ha dejado de hacerlo contigo, es porque te quiere y confía en ti. Recuerda que a ellos les abruma cualquier cambio en su vida y que frenar un instinto es tan complicado como lo puede ser para nosotros eliminar un vicio. ¿Se te ocurre una muestra mayor que esa?

Si se va al llegar invitados

Quizá te encantaría que tu felino estuviera cerca cuando llegan tus amigos a casa, pero si se va cuando llegan otros humanos, mientras que siempre está contigo en ese mismo lugar cuando estáis a solas, ¿no demuestra eso que solo quiere estar contigo y con nadie más?

Al menos ya sabes que nunca te cambiaría por nadie, aunque a veces no te haga caso o parezca que no quiera estar contigo. Ya ves que para entender el amor de los gatos es necesario profundizar más en sus movimientos.

Si se tumba a tus pies

Este es un gesto que también hacen mucho los perros, pero que tu gato lo haga es porque tiene mucho que decirte. Si un día de repente estás sentado en el sofá y tu gato llega a tus pies y se enrosca sobre ellos, busca tu calor y tu cariño porque está a gusto contigo y porque te quiere. ¡No lo dudes!

Raza gato nebelung: cuidados

Amasa, amasa

Puede que este sea uno de los gestos de los gatos que más molestan a algunos, especialmente si lo hacen cuando están durmiendo, pero, ¿sabes cuál es la mayor demostración de amor que tu gato puede darte?

Sus almohadillas son una forma de comunicación importante de su cuerpo ya que desprenden feromonas, lo cual indica que la persona a la que quiere dejarlas le atrae. Sí, te amasa porque te quiere y quiere estar contigo, y sobre todo, quiere ser correspondido.

¿Ya sabes cuáles son las señales más evidentes de que tu gato te quiere? ¿Has visto este u otros gestos graciosos que lo demuestren? Pues no dudes más de tu felino y goza de su amor sin límites; eso si, cuando él quiera, ¡ya lo sabes!