Cómo saber si realmente cuidas a tu mascota

No podemos saberlo todo, pero lo importante es querer aprender. Por eso te traemos estos ochos criterios de repaso para cuidar de tu mascota. ¡Toma nota!
Cómo saber si realmente cuidas a tu mascota

Última actualización: 20 julio, 2022

¿Alguna vez te has preguntado si realmente cuidas a tu mascota? Quizás tu respuesta inmediata sea que sí, pues a grandes rasgos cuidar de un animal de compañía parece ser fácil. Brindarle una alimentación adecuada, acondicionar un espacio dentro del hogar que sea perfecto para atender sus necesidades, llevarlo al veterinario regularmente y jugar con él, pero puede que vaya más allá de eso.

¿Realmente cuidas a tu mascota?

La tenencia responsable de un animal de compañía requiere de mucha disciplina de parte del cuidador. En primera instancia, la persona que va a asumir el compromiso de brindarle un hogar a una mascota debe tener en cuenta los siguientes criterios.

1. Investigación

Lo primero que el cuidador debe hacer es investigar acerca de la especie que va a cuidar. Si se trata de un gato o un perro, hay mucha información verificada que le puede ser útil, además, existe la ventaja de que se puede encontrar una clínica veterinaria en casi cualquier parte.

Por otro lado, si se tratase de una especie exótica, como los hámsteres o las chinchillas, es necesario contar con el apoyo de un veterinario especializado en estas especies, el cual es más escaso de conseguir.

2. Recursos

Es imprescindible que el cuidador esté en la capacidad de cubrir todas las necesidades que demanda una mascota. Tener esto presente antes de adquirirla evita muchos percances, pues es un error que se comete comúnmente. El cuidador debe contar con una fuente de ingresos que le permita mantener el estilo de vida que requiere la especie de su elección.

Si bien hay animales cuyo cuidado es de muy bajo costo, siempre hay que tener presente los costos del veterinario que pueden ser imprevistos si no se cuenta con un fondo de ahorro para visitas de emergencia, tal y como puede ocurrir con nuestros gastos médicos.

3. Adecuación del espacio

Es de vital importancia contar con un espacio acondicionado para el animal de compañía previo a su llegada al hogar, puesto que no todas las especies están hechas para adaptarse al espacio de nuestra casa. 

Un ejemplo son los hámsteres, que necesitan un hábitat bastante alto y extenso para poder desplazarse a sus anchas y no sentir el encierro que proporciona una jaula de rejas. Además, necesitan de otros requerimientos, como el sustrato de papel sin tinta, para no sufrir lesiones con sustratos de aserrín, que pudieran lastimar sus ojos.

4. Controles veterinarios

Así como nosotros vamos a consultas preventivas y de rutina con el médico, los animales necesitan tener su salud en constante vigilancia. Asimismo, es importante mantener su esquema de desparasitaciones y vacunación al día y renovarlos según su periodicidad, para prevenir contagios y enfermedades.

5. Esterilización

Un compromiso muy importante de parte de los cuidadores es la esterilización de su mascota. De este modo, no solo se vela por la reproducción controlada de la especie (en especial de gatos y perros), sino que ayuda a prevenir enfermedades que se generan a causa de la no esterilización, especialmente cáncer de útero o de próstata.

6. Estabilidad

Es importante que el animal de compañía tenga un sitio estable donde vivir. Si el tenedor suele viajar o movilizarse mucho a causa de su trabajo o por otros motivos, debería replantearse si es una buena idea tener una mascota en ese momento de su vida, pues los animales no siempre se adaptan fácilmente a los lugares nuevos a los que llegan y cambiar constantemente de sitio pudiera generarles estrés e incluso depresión.

7. Tiempo de calidad

Un criterio muy importante para saber si cuidas a tu mascota, es sincerarte y asumir si tienes o no tiempo suficiente para compartir con él. No es bueno dejar a los animales de compañía solos durante todo el día, por lo que es importante que siempre quede alguien en casa responsable de su cuidado.

8. Niños en casa

Algo que no siempre se tiene en cuenta al momento de adquirir una mascota es la presencia de niños pequeños en el hogar. No es recomendable que reciban mascotas como regalo si los padres no van a supervisarlos constantemente. De hecho, muchos animales de compañía son abandonados por no llevarse bien con los pequeños de la casa.

Si quieres estar seguro de que cuidas a tu mascota, lo mejor es esperar que los niños crezcan y aprendan acerca del respeto y cuidado que merece. Solo de ese modo podemos evitar accidentes o lesiones en los animales.

En resumen

Si cuidas a tu mascota no la humanizas. La mejor muestra de amor con tu animal de compañía es no tratarlo como si fuera un humano. Cada especie tiene sus propias necesidades y límites, y muchas veces, por el cariño que les tenemos, creemos que algo que es bueno para nosotros, también lo es para ellos, cuando no necesariamente es así. 

Por eso es muy importante prestar atención a cada criterio y siempre consultar con el veterinario ante la duda, pues es la persona ideal para ayudarnos a ofrecerles a nuestras mascotas una tenencia enteramente responsable.

Te podría interesar...
Cómo cuidar a una mascota después de una cirugía
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo cuidar a una mascota después de una cirugía

Los dueños pueden mostrarse nerviosos a la hora de cuidar a una mascota después de una cirugía, por lo que te enseñamos unas pautas a seguir en est...