¿Cómo saber si mi gato es alérgico?

Antonia Tapia · 7 abril, 2015

Un gato tiene alergias cuando su sistema inmunológico es demasiado sensible a ciertas sustancias cotidianas y comienza a identificarlas como peligrosas. Estornudos, tos, picazón en la piel, ojos llorosos, infecciones en los oídos y vómitos son algunos de los síntomas. Pero los felinos ¿a qué tipo de sustancias pueden ser alérgicos y cómo se puede tratar?

¿Qué tipo de alergias existen en los gatos?

Cuando los gatos comen alimentos que les causan alergias suelen presentar problemas gastrointestinales como diarrea o vómitos. Esta situación puede aparecer en los felinos a cualquier edad. Existen algunas sustancias que suelen ser sensibles para ellos. Algunas de estas sustancias pueden ser el polvo de polen, moho, productos para de limpieza, medicamentos, humo del cigarrillo o el plástico entre muchos otros. Los síntomas pueden ser estacionales o no estacionales y a menudo comienzan en gatos jóvenes, empeorando con la edad.

La dermatitis alérgica por pulgas también es muy común en los gatos. Existen 15 alérgenos distintos en la saliva de ese tipo de insectos que puede causar una reacción en los felinos. Solo una mordedura es suficiente para desencadenar ese tipo de  reacciones.

Si crees que tu gato es alérgico, debes llevarlo con su veterinario. Tras realizarle un examen, el profesional determinará el origen de la reacción alérgica. Muchos animales diagnosticados con una alergia alimentaria requerirán comidas caseras, pero esto debe hacerse en conjunto con un especialista, ya que requiere una proteína especial y el equilibrio de los alimentos debe ser cuidadoso.

La mejor manera de tratar las alergias es eliminar los alérgenos ofensivos del entorno. En ese sentido es importante evitar el contacto con los productos químicos y con algunas plantas que pueden ser tóxicas.

La dermatitis por contacto es otra forma de alergia. Es causada por la exposición a un material al que el animal se ha vuelto hipersensible o alérgico. Surge algunas horas después del contacto con el material responsable. Las plantas, lana o los medicamentos pueden ser algunos de los causantes.

gato planta

Los síntomas pueden ser picazón en áreas donde no hay mucha piel. Las zonas típicas pueden ser el mentón, las orejas, los dedos de los pies, en el ano y bajo el vientre. Por lo general, se presenta enrojecimiento, espinillas y ampollas.

Las alergias a los alimentos representan el 57% de las causas de picazón en los gatos. Pueden aparecer a partir de los cinco meses. Aunque la gran mayoría de los casos ocurren entre los 2 y 6 años.

Debe hacerse una distinción entre alergias e intolerancia alimentaria. Las segundas pueden causar diarrea o vómitos. Afortunadamente, pueden ser eliminadas con una dieta libre de agentes ofensivos.

Varios estudios han demostrado que existen algunos ingredientes que son más propensos a causar alergias a los alimentos. En los gatos, los más comunes son la carne de vaca, cordero, mariscos, maíz, soja, productos lácteos y gluten de trigo. El síntoma principal es la picazón en la piel y también puede incluir pérdida del cabello y rascarse en exceso.

Por otro lado, la sensibilidad a los contaminantes del medio ambiente, el polen y el estrés pueden causar ataques de asma en los gatos. Para el alivio a corto plazo, un veterinario puede prescribir medicamentos que le abrirán los conductos respiratorios. Para el tratamiento a largo plazo, sin embargo, se pueden utilizar corticosteroides.

En relación a los tratamientos el veterinario puede prescribir cortisona o esteroides para ayudar a controlar la alergia al polen. Los antihistamínicos como Benadryl se pueden utilizar, pero funcionan mejor como forma preventiva.

En caso de picazón en la piel se pueden emplear suplementos de ácidos grasos y algún champú que puede ayudar a prevenir la infección de la piel.

Cómo prevenir alergias

gatos comiendo

  • Trata de minimizar la exposición de tu gato a los alérgenos sospechosos.
  • Utiliza un alimento de alta calidad.
  • Dale a tu gato un suplemento con ácidos grasos que proporcione propiedades anti-inflamatorias beneficiosas y que mejoren la calidad de su piel y pelo.
  • Utiliza acero inoxidable o vidrio en los platos de alimentación y limpia con regularidad.
  • Cepilla el pelo de tu gato regularmente.
  • Lava la ropa de cama con detergente hipoalergénico en agua muy caliente.
  • Emplea productos para combatir las pulgas de tus mascotas y llévala regularmente a su veterinario para que le realice los controles necesarios.