¿Cómo mantener sana a mi mascota que vive en un pueblo?

Luis Francisco · 26 marzo, 2016

Vivir en un pueblo con tu mascota en el que casi no hayan centros veterinarios es una situación que presenta una serie de desventajas relacionadas con el tema de su salud, ya que en este contexto  una enfermedad o accidente que sufra tu pequeño amigo puede llegar a ser grave.

Aún cuando ese panorama pueda parecer sumamente delicado, la clave para que las cosas no pasen a mayores no es más que tomar algunas acciones preventivas, las cuales te ayudarán tanto a ti como a tu mascota a pasar una estancia agradable y sin inconvenientes.

Si no sabes cuáles son dichas acciones para mantener a tu animalito sano en el pueblo, aquí te dejamos las más importantes que existen.

Ten siempre a la mano un botiquín de primeros auxilios

perro gato veterinario

Si bien esto es algo que puede parecer obvio, lo cierto es que muchas personas no suelen prestarle atención y no lo tienen a la mano cuando ocurre un accidente que necesite del uso de alguna medicina o cualquier tipo de suministro médico, por lo que resulta imprescindible tenerlo siempre a disposición para solventar cualquier problema de salud.

A sabiendas de que este botiquín será para tu mascota, deberás visitar a un veterinario para que le expliques todo lo relacionado no solo con tu pequeño amigo, sino también con el entorno en el cual estará, ya que de esta forma te recomendará los medicamentos correspondientes a los riesgos que existen, además de las dosis que deberá consumir.

Así mismo, existen una serie de suministros que deberán estar presentes sí o sí. Estos son los siguientes:

  • Clorhexidina
  • Agua oxigenada
  • Yodo
  • Diferentes tipos de antibióticos
  • Tabletas de carbón activado
  • Analgésicos
  • Vendas
  • Suero oral
  • Diferentes tipos de antiinflamatorios
  • Gasa
  • Antidiarreicos

Si bien cuentas con este botiquín para poder tratar a tu animalito en el caso de que suceda algo, no está demás comunicarte con el veterinario para que te indique de qué manera curarlo en el que caso de que no lo sepas.

Ten cuidado con la Leishmaniosis

Como es de suponer, uno de los mayores riesgos que puede sufrir tu mascota al encontrarse en una zona rural es la presencia de pulgas,  garrapatas y mosquitos, los cuales no solo pueden ser molestos, sino también bastante peligrosos, ya que estos pueden contagiar la Leishmaniosis, la cual es una enfermedad que puede ser letal. Para prevenirla, aquí te dejamos algunos consejos que te serán fundamentales:

  • Deberás instaurar mosquiteras impregnadas con insecticidas en las puertas y ventanas.
  • Evita que tu mascota salga de noche, ya que el mosquito que transmite dicha enfermedad suelen salir a picar a estas horas.
  • Si tienes un perro, puedes vacunarlo contra la Leshmaniosis.
  • Colócales pipetas y collares repelentes.

Si están en un pueblo o zona rural, cuida sus alimentos

Si vives con tu animal en un pueblo en el que no hayan centros veterinarios cerca, es fundamental que mantengas sus comidas herméticamente selladas en un lugar fresco, ya que esto ayudará a prevenir que se contamine de hongos y bacterias, además de que evita la llegada de insectos que quieran comérsela.

Así mismo, es de suma importancia que no dejes sus alimentos expuestos al ambiente por más de 45 minutos, sobre todo si la temperatura es cálida, debido a que en este tipo de climas la comida se descompone en poco tiempo, lo cual hace que aparezcan microorganismos patógenos que serán muy dañinos para la salud de tu mascota.

En pocas palabras, en este tipo de contextos resulta imprescindible que tu pequeño amigo cuente con una adecuada alimentación, ya que esta lo mantendrá sano.

Mantente pendiente de su estado físico y emocional

Autor: Jan Truter
Autor: Jan Truter

Como podrás imaginar, es muy importante que estés pendiente del ánimo de tu mascota, además de revisar una o dos veces a la semana su piel y pelaje, ya que de esta manera podrás darte cuenta si sufre algún tipo de lesión o infección, lo cual será fundamental detectar a tiempo.

La importancia de su estado emocional reside en que si tu mascota se nota triste y poco animada, estas pueden ser señales de que está sufriendo alguna enfermedad, por lo que resulta importante darte cuenta lo antes posible para llevarlo al veterinario.

Como puedes ver, mantener sana a tu mascota cuando está en pueblos o fincas donde no hay atención veterinaria no es tan complicado como parece.