Cómo hacer que tu gato no arañe tus muebles

El que un gato pueda arañar tus muebles y otras cosas de la casa podría ser la principal razón por la que muchas personas se piensen seriamente si quieren adoptar un minino. Sin embargo, existen trucos para evitar esto.

Arañar es necesario en la vida de un gato, forma parte de su personalidad, veamos los motivos.

¿Por qué los gatos arañan?

rascador gato

Es un movimiento instintivo. No es una simple diversión, ya que todos los felinos arañan cosas en su entorno, bien sea en un hábitat natural o en una casa si están domesticados.

Hacen esto para expulsar las capas muertas de tejido de sus uñas y para mantenerlas cuidadas. Digamos que es su forma de hacerse la manicura.

También es una manera de marcar su territorio y para marcar estos objetos a modo de comunicación con otros gatos. Una superficie arañada es algo que otros felinos verán fácilmente y asumirán que ese lugar ya es territorio de otra persona.

Arañar es su forma de liberar estrés y de poder estirarse manteniendo en buen estado sus articulaciones. Ahora bien, ¿cómo hacer para evitar que nuestro gato arañe toda la casa?

Evita que tu gato arañe todo

Rascador

Cualquier gato que no tenga un rascador, rascará cualquier cosa que encuentre en la casa. Por tanto, el primer paso para evitar que tu minino arañe todos los muebles de la casa es comprar un rascador que sea atractivo para él.

En el mercado encontrarás de muchos tipos, incluso con una pequeña casita en la que esconderse. De colores, con plataformas, tan solo en forma de columna… hay miles para elegir. Solo debes pensar en cuál se adapta a tus necesidades y espacio y a tu gato.

Si observas los muebles que tu gato araña normalmente podrás saber más fácilmente qué tipo de rascador podría ser bueno para él.

Si sustituimos esos muebles por rascadores parecidos, nuestro gato dejará de arañar la casa. Estos podrían ser parecidos en el color, la textura e incluso la forma. Si ves que le gusta arañar la parte trasera de un sillón, quizá un panel rascador sería lo ideal.

Si por el contrario busca las patas de las sillas o de la cama, quizá uno en forma de columna sería el ideal. Una buena idea podría ser que lleves a tu gato a la tienda en la que piensas comprar el rascador y dejarlo unos minutos andando cerca de los rascadores. No tardará mucho en escoger el que le gusta. Eso sí, no lo pierdas de vista por si quiere probar más de uno.

Tapa los muebles

Ya sabemos que no puedes tener tapados todos los muebles de la casa, pero si notas que tu gato tiene una conducta obsesiva por rascar un mueble o una pata de alguno en particular, podrás taparlo con una tela.

Esto servirá para que sea menos atractivo para el gato, y mientras tanto, quizá se acostumbre a ir a su rascador y de esa manera, con un poco de tiempo, ya no arañe esa zona.

Coloca varios rascadores

rascador gato

Si tu gato solo tiene un rascador, es posible que se aburra. Tú lo conoces mejor que nadie, pero a veces es recomendable tener varios pequeños por distintos lugares de la casa que uno grande en un solo rincón.

No lo regañes

Entendemos lo tedioso que será para ti que tu gato arañe los muebles, pero no le regañes. Piensa que es un acto instintivo parte de su personalidad, y no podemos cambiar algo innato en él.

Esto solo lograría que el animal te tuviera miedo. Solo dile no y llévalo al rascador. Así relacionará que el lugar para rascar es ese y no los muebles de la casa.

Como ves, hay distintas maneras de hacer que tu gato no arañe los muebles, pero por favor, no le quites las uñas. Eso es cruel y una amputación.