¿Cómo funcionan los servicios de emergencias veterinarias?

Francisco María García · 28 junio, 2016

Diferentes centros y clínicas para perros y gatos cuentan con especialistas que están disponibles para urgencias 24 horas al día. ¿Sabes cómo actúan los servicios de emergencias veterinarias?

Las posibles urgencias que pueden surgir en referencia a nuestras mascotas son muy variadas, fracturas, atragantamientos y obstrucciones con objetos en el tracto respiratorio, alimentos tóxicos e intoxicaciones, partos en mitad de la noche con problemas, etc.

Cada vez es mayor el número de clínicas y centros veterinarios que cuentan con servicios de urgencia cuando el resto de las clínicas echan el cierre, es decir, a partir de las nueve de la noche, de lunes a sábado, y durante todo el día, en domingos y resto de festivos.

En cuanto a sus regulaciones, a falta de unificación nacional, cada servicio de urgencias veterinarias funciona según sus propias normas. En determinados casos será el especialista habitual el que derive al servicio de emergencias. En otras ocasiones, será el mismo propietario quien se alerta y decide acudir a las urgencias veterinarias.

Traslado del animal por los servicios de emergencias veterinarias

urgencias veterinarias

Determinadas clínicas y hospitales para animales cuentan con sus propias ambulancias veterinarias para realizar los traslados durante las urgencias. Este tipo de servicios son muy útiles cuando el animal tiene problemas de movilidad, ya sea por un accidente sufrido, por una discapacidad que padece la mascota, porque sea mayor, etc. También se utilizan estos servicios si el propietario es una persona de edad avanzada o si carece de los medios apropiados para el traslado de su mascota.

No obstante, tener una ambulancia propia no es todavía lo habitual, por lo que no es extraño deber de recurrir a un taxi que permita el traslado de animales, o bien pedir favores a familiares, amigos, etc.

Llevar al perro hasta el centro de emergencias veterinarias es un momento delicado. En caso de accidente o fractura, conviene realizar una llamada al veterinario. Los profesionales médicos podrán dar consejos para que el traslado en vehículo privado sea seguro para el animal.

De forma genérica, hay que considerar que si el trayecto se realiza en coche, el can no debe viajar en el suelo. Cualquier frenazo brusco supondría un peligro. Lo correcto es utilizar un transportín adecuado o anclado con un arnés de seguridad, que debe amarrarse a los asientos traseros.

Características de una ambulancia para perros y gatos

En un principio, una ambulancia para perros y gatos no es muy distinta de las utilizadas para humanos. Sería preciso realizar algunos retoques en el interior del vehículo de transporte veterinario, con el fin de adaptarlo a los pacientes peludos.

El primer aspecto a considerar es dejar espacio en la zona trasera del vehículo, donde viajará el animal. De esta forma, si el perro es de gran tamaño, de 20 o 30 kilos, puede estar cómodo durante el desplazamiento. Las camillas para animales se despliegan para permitir que el can viaje confortable, con las patas estiradas.

En cuanto a los accesorios necesarios para el traslado de perros y gatos en una ambulancia específica, jaulas, oxígeno, material desinfectante, dispositivos lectores de microchip, vendas, y resto de material y aparatos de urgencias veterinarias precisos como transportines, correas, bozales, arneses y amarres de seguridad para perros y todo lo que sea preciso para encarar situaciones urgentes.

Determinadas ambulancias, además, colaboran con algunas asociaciones protectoras.

Algunos consejos para emergencias veterinarias

veterinario

  • Tenemos que tener controlados y localizados los centros y clínicas veterinarias de nuestro entorno para el caso de una urgencia veterinaria. El tiempo puede ser oro en determinadas situaciones.
  • Los números de teléfono de estos centros los tendremos permanentemente a mano. En el momento más inesperado podemos necesitar una llamada.
  • También puede darse el caso de que algunas urgencias no sean tan importantes. Lo mejor, si la situación no parece excesivamente grave, es contactar con el profesional de la Clínica antes de emprender el traslado de nuestra mascota, por ejemplo, a altas horas de la noche.
  • Algunos seguros privados para perros tienen una cobertura para situaciones y atenciones de urgencia. Es importante leer bien los contratos, sobre todo lo relativo a la letra pequeña.
  • Mordiscos entre perros, heridas sangrantes, las cesáreas complicadas y los envenenamientos son consultas de emergencia comunes entre los canes.