¿Cómo alimentar una colonia de gatos correctamente?

Laura Huelin · 10 mayo, 2018
Además de darles de comer, hay que tener en cuenta que lo que ingieran no puede ensuciar la vía pública, ya que los vecinos podrían quejarse, por lo que es fundamental darles pienso seco; también es preciso esterilizarlos para que las colonias no se hagan cada vez más inmensas

Las colonias de gatos son una realidad en nuestros pueblos y ciudades. Hay varias razones por las que los gatos viven juntos en la calle, pero principalmente se debe a la falta del control de natalidad y el abandono de animales caseros. Se pueden hacer cosas para ayudarles, como alimentar una colonia de gatos correctamente.

Las colonias de gatos: más que alimento

Se ha demostrado que el único método efectivo de reducir el tamaño de las colonias de gatos es esterilizarlos: se reducen los nacimientos y, con el paso del tiempo, cada vez están formadas por menos felinos. Desplazar a los gatos de sitio solo facilita que las otras colonias cercanas se dividan y ocupen su lugar.

Por lo tanto, alimentar una colonia de gatos no es suficiente: si quieres ayudar a los gatos de la calle también debes darles la asistencia veterinaria que puedas e ir esterilizando a los animales que la forman. Es probable que, además, tengas que ‘educar’ a los vecinos para que entiendan qué estás haciendo.

Aunque darles de comer no es el único cuidado que estos gatos necesitan, porque hacerlo de manera sana, respetuosa con los animales y con los vecinos es importante. Empieza teniendo en cuenta estas consideraciones:

Los problemas de la comida casera

Nunca se les debería proporcionar a los gatos de las colonias callejeras comida casera. Son varias las razones por las que dejar de darles las sobras de nuestra comida o incluso cocinar para ellos:

La primera razón es porque esa comida no es sana para ellos. Los gatos son animales carnívoros y nuestra comida normalmente lleva cereales (como arroz o pasta), verduras u hortalizas (pimiento, tomate, zanahoria, calabacín, cebolla, etc.) o legumbres (lentejas, garbanzos, habas…), además de aceite, sal y otras especias.

Otra de las razones es que la comida casera, en la calle, ensucia, desprende olor y atrae insectos y otras plagas. No solamente los gatos van a alimentarse de esa comida: bichos y otros animales van a acudir a comer allí, una situación que con otra clase de alimento evitaríamos.

Alimentar una colonia de gatos: pienso y agua

Por salud de los miembros de la colonia, y por la limpieza del lugar, lo mejor es alimentarles con pienso. El pienso es comida seca: no desprende olor, no ensucia ni deja grasiento el lugar en el que se coloca. Además, no atrae insectos ni muchas otras plagas como las ratas; no se sentirán atraídas por él. Y si se derrama es mucho más fácil de limpiar.

Cómo ayudar a gatos callejeros

Hay una gran variedad de calidades y precios de piensos para encontrar uno que sea sano para los felinos, pero que también se adapte a tu presupuesto. Alimentar una colonia de gatos de manera regular no tendría por qué ser caro: además, podría ayudarte alguna protectora cercana o podrías recaudar fondos que te ayuden a tener pienso disponible en casa.

Nunca deberíamos olvidar que los gatos deben tener agua fresca siempre disponible. Como se alimentan de comida seca, necesitan, especialmente, ingerir líquidos. Deberíamos llevar siempre agua encima y cambiarles una vez al día el agua que tengan en sus cacharros, no solamente rellenarlos cuando estén vacíos.

La limpieza es imprescindible

Mantener la colonia limpia es muy importante. Evita la proliferación de plagas, la generación de basuras y también evita los malos olores o manchas en el suelo.

Desde luego, también mejora la calidad de vida de los gatos que forman la colonia. Son animales limpios y, aunque vivan en la calle, siempre vivirán mejor en una zona sin suciedad ni malos olores. También se reducen los problemas de salud y las infecciones si viven en un ambiente salubre.

Finalmente, no debemos olvidar a los vecinos: mucha gente es reticente a vivir cerca de colonias de gatos. Debemos demostrarles que esa zona se puede mantener limpiar y salubre.

Cómo limpiar gato callejero

Para esto, se debe evitar echar comida fresca en los cuencos o en el suelo. En el caso de emplear envases desechables, siempre deberían retirarse los que ya no estén en uso, para que no se conviertan en basura ni contaminen la zona en la que viven los gatos.

Sin embargo, lo mejor para el medio ambiente es emplear cuencos y platos reutilizables: comederos de acero o platos desparejados de nuestra vajilla que nos podamos llevar a casa y limpiar periódicamente, sin dejar residuos en la colonia.

Es importante recordar que la comida de los animales no debería ser de fácil acceso ni estar a la vista de los transeúntes: podría echarse a perder, podrían robarla, comérsela otro animal e incluso podrían envenenarla. Parte de alimentar una colonia de gatos correctamente se basa en esconder en un lugar accesible para los felinos los platos con la comida y el agua.

Alimentar una colonia de gatos es el primero de los pasos para ayudar a los felinos de la calle. Sin embargo, no es el único: hay que proporcionarles ayuda veterinaria cuando lo necesiten, y, sobre todo, esterilizar a los gatos adultos para evitar que las colonias sigan creciendo.