El comedero elevado para un perro: ¿Si o No?

Cuando llevamos un perro a casa que hemos adoptado nos preguntamos, ¿es conveniente un comedero elevado?, ¿o es mejor que el comedero esté en el suelo?

Las ventajas del comedero elevado

Muchos expertos recomiendan el uso de un comedero elevado por varias razones:

  • La higiene. Cuando los perros beben (y también cuando comen), tienen tendencia a levantar la cabeza, para facilitar el paso de los alimentos al hacia su estómago. De esta forma, cuando se utilizan comederos en el suelo, la comida y sobre todo el agua que no pasan por su garganta caen al suelo.
  • Otro aspecto importante relacionado con la higiene es la humedad que suele crearse bajo un bebedero en el suelo, que favorece la proliferación de moho y bacterias.
  • La artritis. Los comederos que están situados en el suelo pueden causar cierta incomodidad para animales que tienen tensiones musculares o problemas en la espalda. En muchos casos, nuestra mascota tendrá dificultades para agacharse a comer.
  • No debemos olvidar que nuestro perro en la última etapa de su vida o si está enfermo, tendrá menos apetencia a la hora de comer si le cuesta mucho trabajo hacerlo. Lo mejor es el comedero elevado.
  • Hay perros que tienen un problema específico denominado Mega esófago (se les hace grande y flácido). En lugar de pasar la comida directamente al estómago, se queda “atrapada” en el esófago. Por ello, un comedero elevado puede ayudar a que los alimentos bajen al estómago.

La elección del comedero elevado

El comedero elevado que vamos a instalar en el espacio donde tomará nuestra mascota sus alimentos debe adecuarse a variables determinadas. Por un lado, el tamaño y características físicas del perro; por otro, cómo es la estancia, el espacio disponible, el material del comedero, etc.

Hay una idea muy sencilla pero real, de la que partir. Los perros grandes necesitan para sus alimentos cuencos grandes. Los perros pequeños, cuencos de menor tamaño.

Para elegir el comedero elevado ideal, lo primero que podemos hacer es medir la altura de nuestro amigo. ¿Qué referencias tomaremos? Normalmente el punto más alto de sus omóplatos y diez o quince centímetros menos.

Algunos tipos de comedero elevado

Los comederos fabricados en forma de cono ayudan a que los perros con orejas más largas no las introduzcan en la comida y el agua y se las manchen. En algunas razas de perros pueden ser muy útiles.

Comederos de poca profundidad

Estos comederos son indicados para perros con un hocico más chato, y también para los cachorros. La ventaja es que los canes de estas características podrán llegar a los alimentos fácilmente, evitando mucha tensión en sus gargantas.

Comedero elevado profundo

Estos dispositivos se han pensado para perros con hocico largo. Con estos comederos tendrán más espacio para su nariz y la boca, y el acceso a la comida será sencillo.

Comederos lentos

Los fabricantes de comederos también han pensado en el caso de perros glotones, o que ingieren comida con mucha velocidad.

Normalmente son cuencos con barreras que dificultan el acceso a la comida y que hacen posible que el animal se alimente más despacio.

La ventaja principal de los comederos lentos es que el perro mejorará la digestión y la absorción de nutrientes. Suelen ser recipientes con bordes superiores elevados y con un borde inferior protegido con algún material antideslizante.

Comederos automáticos

La tecnología llega a todos los sectores, y también al tema de los comederos de nuestras mascotas. La utilidad principal es programar el comedero para que nuestro amigo peludo, cuando estamos ausentes, pueda tomar alimentos en la cantidad y el horario que nosotros configuremos.

El material del comedero

El acero inoxidable es la mejor opción para elegir el mejor comedero para perros, y también el bebedero. Este material está libre de corrosión y no desprende partículas nocivas. En materia de higiene, podemos lavarlo e higienizarlo muchas veces, y no perderá su estado adecuado.

La consulta al profesional

Aunque encontraremos muchas indicaciones en cada comedero que encontremos en el mercado, lo más adecuado es preguntar a nuestro veterinario.

El profesional nos ayudará a decidir lo que nuestra mascota necesita realmente, según sus características físicas y a los inconvenientes de salud que pueda llegar a presentar.

No olvidemos que hay perros que pueden desarrollar alergias a los componentes del comedero.

Guardar