Ciclo reproductivo de las perras: ¿qué hay que saber?

De todos los detalles de los canes, el ciclo reproductivo es  uno de los más importantes, ya  que a partir de este la perrita puede quedar embarazada, por lo que resulta fundamental poder conocerlo y entenderlo.

Por si no lo sabías, dicho ciclo está compuesto por 4 fases  en las que ahondaremos a continuación. Son las siguientes.

Proestro

Sin ningún tipo de duda se trata de la etapa que se caracteriza por mayor exteriorización comparada con las otras, en la cual se produce en la gran mayoría de los casos, un importante agrandamiento de la vulva también llamada edematización, en el que la canina sufre una especie de sangramiento que puede durar de 9 a 11 días.

Durante esta fase es muy normal que las perras orinen con muchísima más frecuencia de lo habitual, lo cual atraerá a los machos, pero no permitirán la monta.

Una de las mayores peculiaridades que se pueden ver en esta etapa del ciclo reproductivo es que si además de la que está pasando por esto existen otras perras conviviendo juntas, sincronizarán sus respectivos ciclos a causa de los feromonas.

Estro

ecografia perra

Esta fase puede durar de 4 a 21 días, y se caracteriza por ser aquella en la que la perra se encuentra totalmente en celo, hecho que se evidencia en la receptividad hacia el macho, al ser estos sus días fértiles.

Según indican numerosos especialistas, esta etapa inicia cuando la canina admite la monta y culmina cuando finalmente la rechaza, manifestándose como muestra de la perra al recibir al macho, la forma en la cual aparta su cola en el momento en que se le presiona por el dorso.

Es importante señalar que cuando inicia el estro, la ovulación  se produce a los dos días, y la vulva se hincha aún más, al reducirse considerablemente la secreción vaginal.

Así mismo, hay que destacar que los diferentes cambios que experimenta la perra en estas etapas de su ciclo reproductivo suelen ser un poco incómodas para sus dueños, ya que además de lo previamente mencionado ella puede sufrir los siguientes síntomas:

  • Aumento en su actividad física.
  • Descarga vaginal.
  • Disminución del apetito.

Como te podrás dar cuenta, esta es la fase en la que más tendrás que estar pendiente de tu canina.

Diestro

Esta parte del ciclo reproductivo inicia cuando la perra rechaza la monta y tiene una duración de 60 a 90 días, en el que su cuerpo se prepara y experimenta la gestación, mientras que su vulva reduce considerablemente su inflamación para recuperar de esta manera su estado normal.

En esta fase la progesterona es segregada del cuerpo lúteo de la canina, volviendo posteriormente a sus niveles basales, los cuales aumentan la producción de prolactina, la cual se encarga de desarrollar las mamas.

Resulta fundamental aclarar que si la perra ha sido embarazada, el cuerpo lúteo mantendrá sus funciones normales durante toda la gestación, mientras que en el caso de que no esté preñada, dicha estructura se irá destruyendo poco a poco durante 70 días.

Anestro, parte final del ciclo reproductivo

Se trata de la fase en la cual la canina ni siente ni despierta ningún tipo de interés sexual en el macho, como producto de la inactividad ovárica.

Esta etapa del ciclo reproductivo comienza una vez que dan a luz las perras embarazadas, mientras que en el caso de aquellas que no lo están, se hace muy difícil determinar correctamente el principio del anestro, teniendo una duración de 120 días aproximadamente.

Así mismo, es importante destacar que en esta fase las perras presentan una serie de cambios hormonales, que se manifiestan en el aumento de estrógenos.

Otros datos de interés

Autor: barbievoltios

Autor: barbievoltios

Además de las 4 etapas correspondientes al ciclo reproductivo, existen otros datos de interés que debes conocer. Estos son los más importantes:

  • Las caninas alcanzan su madurez sexual de los 6 a los 18 meses de edad.
  • Las razas pequeñas son mucho más precoces que las grandes.
  • Las perras pueden quedar embarazadas a cualquier edad, ya que la actividad ovárica y la producción hormonal se mantienen activas, al no sufrir nunca de menopausia.
  • Los signos de celo suelen ser mucho más intensos en el primero que en los siguientes.

Ten en cuenta que como dueño, deberás suministrarle un buen cuidado a tu perrita y llevarla al veterinario en cada una de las etapas.