Un chip electrónico permitirá identificar a cada perro

Yamila 22 agosto, 2016

Sólo aquellos que han perdido a una mascota saben lo que significa andar por ahí buscándolo desesperadamente, preguntando casa por casa, colocando carteles (o en tiempos modernos compartiendo su foto en redes sociales)… una buena solución a este problema sería usar un chip electrónico que permita identificarlos y seguirles la pista.

Chip electrónico en Inglaterra y Uruguay

Desde principios de este año, los perros ingleses deben llevar un chip electrónico con el objetivo de que los dueños sean más responsables y no haya tantos canes abandonados en las calles. En Gran Bretaña cada año se pierden o abandonan unos 100 mil peludos. Esto acarrea un gasto de más de 50 millones de libras para los contribuyentes y también para aquellos que quieran ayudar a alguna entidad.

microchip en perros

En la mitad de los casos los dueños no son identificados o encontrados y los perros terminan o en una perrera o esperando por otros amos más responsables (aunque en casos más tristes acaban en las calles o atropellados por un vehículo).

La supuesta solución a este problema es insertarles un chip electrónico del tamaño de un grano de arroz entre los omóplatos. Esta tecnología permite a todos los ciudadanos, así como también al gobierno, saber a quién pertenece el animal perdido.

Si bien una buena parte de los perros ingleses ya tienen el chip, a partir de este año es una medida obligatoria. No hay excepción tampoco para que los dueños informen si cambian de domicilio o de familia. Los que no cumplan deberán pagar una multa de 500 libras.

El caso de Uruguay es más reciente. El país sudamericano ha lanzado un proyecto en conjunto con el Ministerio de Ganadería para usar el mismo sistema que en el ganado bovino pero con los perros. El chip electrónico relaciona a cada can con su dueño.

El objetivo además de hacer más fácil el hallazgo de los peludos está enfocado al control de natalidad canina y a los programas de adopción. Cada persona o familia puede tener los animales que desee pero debe hacerse responsable de ellos. De lo contrario será sancionado.

Chip electrónico: ¿qué es? ¿para qué sirve?

Más allá de una campaña gubernamental podemos elegir ponerle un chip electrónico a nuestro perro para evitar que se pierda o en caso de escaparse sepamos donde ir a buscarlo. El dispositivo de identificación de animales se usa en caballos o vacas y consta de dos partes: un microchip y una cápsula que lo cubre, todo fabricado de manera tal que no provoca alergias.

El proceso de implantación está a cargo del veterinario, quien introduce la cápsula mediante un inyector especial, detrás de la nuca del animal. Cada chip tiene un código numérico único, por lo tanto sería como el documento de identidad del can. Permanece para siempre en la mascota y no interfiere en el proceso de desarrollo. Se puede colocar a partir de los dos meses de edad.

El dueño deberá proporcionar una serie de datos al médico como por ejemplo la dirección y el número de teléfono, que serán cargados en un sistema y se usarán sólo en el caso de que el perro se pierda. El propietario debe informar cualquier cambio incluyendo mudanzas o la muerte del can.

Entre los usos o ventajas del chip electrónico en perros destacamos:

microchip para perro

  • Nos permite corroborar que somos el titular del animal.
  • Cuando el peludo se pierde podemos saber dónde se encuentra.
  • Evita el abandono porque la ley sanciona a los dueños irresponsables o maltratadores.
  • Ayuda a reencontrarnos con nuestra mascota si se escapa.

En caso de que el perro se pierda o haya sido robado es preciso notificar de inmediato a la policía local, al ayuntamiento, al servicio de guardia civil o a la red de identificación de animales de compañía.

A diferencia de la “chapita” que podemos ponerle a nuestro perro en el collar, el chip electrónico es más seguro porque no se pierde, no se puede quitar (al menos sin lastimar al animal) y los datos son más fiables. Podemos si queremos usar ambos sistemas para quedarnos más tranquilos. La chapita por si un vecino lo encuentra y el microchip si es hallado por el ayuntamiento.

Te puede gustar