Cáncer y animales salvajes

16 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
El cáncer es una enfermedad cada vez más presente en nuestra sociedad, pero ¿sabías que existen animales salvajes prácticamente inmunes a él? Aquí te lo explicamos.

El cáncer es una enfermedad que solo con ser nombrada genera escalofríos. Por desgracia, la prevalencia de esta patología aumenta, y se calcula que un 25 % de las personas a nivel global lo han sufrido en algún momento de su vida.

Por desagradable que resulte el tema, existen algunas realidades acerca de esta enfermedad verdaderamente curiosas en muchos animales salvajes, e investigarlas podría ayudarnos a encontrar tratamientos eficaces. Aquí te mostramos algunos ejemplos de las dinámicas del cáncer en el mundo animal.

El gran enemigo del ser humano

El cáncer se basa en una división descontrolada de las células en algún órgano del cuerpo que genera tumores. Todos los seres vivos presentamos células, por lo tanto, es imposible descartar la presencia de cáncer, al menos en todos los vertebrados.

Un dato interesante es que no debe de considerarse esta patología como una enfermedad de causa única, sino más bien como el resultado final de la unión de múltiples factores de riesgo. Aproximadamente, el 90 % de los casos se deben a factores ambientales, y solo el 10 % restante responde a cuestiones genéticas.

Es normal intuir, entonces, que la tasa de cáncer en animales salvajes será mucho menor que en humanos. Estos no llevan hábitos de vida contraproducentes ni se exponen a químicos y emisiones de manera natural.

A continuación, te exponemos algunos datos sorprendentes sobre el cáncer en el mundo animal.

Mujer disfrutando de la naturaleza.

Los elefantes casi no tienen cáncer

Esta es una idea cuanto menos difícil de entender. Los elefantes son inmensos, y tienen 100 veces más células en su cuerpo que nosotros. A más recuento celular, mayor debería de ser la probabilidad de desarrollar tumores cancerígenos, ¿verdad?

La respuesta es no: solamente el 5 % de los elefantes tienen cáncer a lo largo de su vida. Según un estudio resumido en la BBC, esto podría deberse a que estos animales han desarrollado evolutivamente defensas para prevenir la formación de tumores.

El código genético puede ser la respuesta

El cáncer es resultado de una mutación genética a nivel celular, que como ya hemos dicho, genera un crecimiento descontrolado de las mismas. Existen ciertos genes que hacen saltar las alarmas: eliminan estas células dañadas y evitan que la mutación se desarrolle.

Este es el caso del gen TP53, que transcribe una proteína supresora de tumores. Los seres humanos tenemos uno de estos genes, mientras que los elefantes presentan 20 distintos. Esto nos muestra que estos animales tienen un sistema mucho más eficaz a la hora de detectar y eliminar mutaciones que inducen tumores.

Elefante asiático vs elefante africano

La rata topo: el único vertebrado inmune al cáncer

Las ratas topo son roedores eusociales cuya característica más evidente es su falta de pelo. Además de otros muchos atributos que hacen de este animal único, te sorprenderá saber que es inmune al cáncer.

Diversos estudios han tratado de inducir esta patología en distintas especies de ratas topo ciegas, y no se ha conseguido en casi ninguna de ellas. La respuesta podría encontrarse en un curioso mecanismo a nivel celular:

  • Las células de la rata topo son literalmente capaces de eliminar tumores, matando a las células potencialmente tumorales mediante una segregación de sustancias.
  • Este hecho es extremadamente curioso, ya que el gen TP53 se encuentra parcialmente desactivado en ellas, lo que haría creer que estas especies tienen que ser mucho más susceptibles al cáncer que el resto de mamíferos.
  • Esto no es así porque la rata topo ha generado su propio mecanismo anticáncer. Tienen una doble copia de un gen denominado ifbn1, que refuerza enormemente su sistema inmune y parece brindar una extraordinaria resistencia frente a procesos cancerígenos.

Notas finales

En los estudios previamente citados, un científico subraya una importante afirmación:

«En términos de los mecanismos adaptativos contra el cáncer, tenemos los mismos que los chimpancés, pero tenemos mucho más cáncer que ellos.»

Esto pone en evidencia una realidad difícil de negar: nuestros hábitos diarios son en gran parte responsables de la expansión de esta dramática enfermedad. Estudios como los llevados a cabo con las ratas topo podrían brindar en un futuro información esencial acerca del tratamiento de esta patología, pero está claro que un estilo de vida saludable es la mejor prevención.

 

 

  • ¿Por qué los elefantes casi no sufren de cáncer si tienen 100 veces más células que nosotros?, BBC news. Recogido a 13 de mayo en https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/10/151012_elefantes_cancer_indices_lp.

  • La rata topo es resistente al cáncer y puede tener aportes a la cura de la enfermedad, investigación y desarrollo ID. Recogido a 13 de mayo en https://invdes.com.mx/salud/la-rata-topo-es-resistente-al-cancer-y-puede-tener-aportes-a-la-cura-de-la-enfermedad/

  • La rata topo ciega, una cura contra el cáncer con patas. Recogido a 13 de mayo en https://www.esteve.org/otras-sugerencias/materia-rata-topo/