¿Cuál es la importancia del calcio en perros?

10 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
El calcio, así como los distintos minerales, suelen pasar desapercibidos pese a su vital importancia en el cuerpo.

La importancia del calcio en perros reside en su participación en numerosos procesos en el organismo del animal. Por este motivo, es conveniente incorporar adecuadamente este elemento en la alimentación del can de forma asidua.

No obstante, antes de adentrarnos en su importancia para los perros domésticos, ¿cuál crees que es su papel en el cuerpo? La respuesta a esta pregunta puedes encontrarla si continuas leyendo.

Curiosidades sobre el calcio

Antes de indagar en las importancias fisiológicas de este mineral en canes, vemos de especial interés subrayar algunas de sus características. Te las contamos en las siguientes líneas.

¿Qué es el calcio?

El calcio puede definirse como un mineral indispensable para el correcto funcionamiento del organismo de los seres vivos. Aunque es importante en las diversas especies, a continuación se señala su relevancia en los mamíferos, entre los que se encuentran los perros.

Un vector que ejemplifica la importancia del calcio.

Papel del calcio en el organismo

Este mineral participa en numerosos procesos del organismo y destaca por ser el principal componente inorgánico del hueso. Debido a esto, un 99 % del calcio presente en el cuerpo forma parte del esqueleto, mientras que el 1 % restante se encuentra en las células y en el líquido extracelular.

Aunque, como se ha señalado, la mayor parte del calcio se encuentre en el esqueleto, es un compuesto dinámico que se moviliza según las necesidades del organismo. Por este motivo, el calcio plasmático participa en distintos mecanismos, como los que aquí te mostramos:

  • Contracción muscular.
  • Coagulación sanguínea.
  • Presencia en distintos procesos desarrollados en la célula, algunos de los cuales intervienen en su mantenimiento.
  • Función cardíaca.
  • Transmisión de los impulsos nerviosos.

¿Qué ocurre ante el exceso o déficit de calcio en perros?

Como ya se ha visto, el calcio es un componente imprescindible para el organismo. Por ello, deben evitarse aquellas situaciones que provoquen un incremento o descenso significativo de los niveles de calcio. Así pues, conviene vigilar los siguientes factores.

Déficit de calcio por la alimentación

En la actualidad, los dueños de perros pueden recurrir a numerosos tipos de alimentación para sus mascotas. Pueden implicarse en la preparación de sus alimentos, como puede ser el ejemplo del seguimiento de la dieta BARF.

En estas clases de dieta, se apuesta por la administración de alimentos como verduras, legumbres o carne y pescado. Entre las comidas estrella se encuentran el arroz, la pasta o vegetales, como las zanahorias.

No obstante, estas dietas caseras pueden provocar déficits en ciertos nutrientes o elementos esenciales para el organismo. Estas dietas eran muy populares hace unas décadas y desembocaban en un déficit de calcio y fósforo en las mascotas.

Esto desregulaba el organismo y provocaba hiperparatiroidismo, con graves consecuencias para el animal. Esta patología derivaba de otras por el déficit de calcio, con consecuencias especialmente severas en los cachorros.

En estas situaciones, una dieta con las cantidades nutricionales aconsejadas por los especialistas es esencial. Sin embargo, también se proponen otras soluciones, como las siguientes:

  • Incorporación de complementos minerales en la dieta.
  • Tratamiento con pastillas de calcio.
  • Cambios en los componentes de la dieta. Para ello se puede incluir, por ejemplo, piensos de calidad o una dieta casera aprobada por el veterinario.

Exceso de calcio

En cuanto al exceso de calcio, se percibe más en perros grandes y medianos que en canes de pequeño tamaño. Dicha cantidad de calcio puede deberse a que la dieta, aunque completa, incluya ciertos alimentos que en una alta cantidad desregulan el organismo del animal.

Entre estos alimentos se encuentran los huesos naturales o las carcasas de pollo, con una alta apreciación cultural. Se dice que son los premios favoritos de los perros y que favorecen la dentición, la fuerza de la mordida y el crecimiento del can.

Sin embargo, a la hora de administrar la cantidad necesaria de minerales, existe una regla general: la ley de la alometría. Según dicha norma, y de manera proporcional, cuanto mayor sea el tamaño del can, menores son sus requisitos minerales.

Si no se vigilan los niveles de minerales del perro —y en este caso concreto, de calcio—, se observarán problemas de salud a largo plazo. Por ejemplo, ante su exceso en canes de gran tamaño, se han detectado malformaciones y patologías óseas.

Además, estas patologías no solo se dan cuando la raza del perro es grande, ya que se han percibido en variedades más pequeñas. En concreto, esto se ha registrado en los perros toy, caracterizados por su pequeño tamaño y su aspecto dulce, que recuerda a un peluche.

Alimentos con probióticos para perros.

En definitiva, el calcio en perros es indispensable en diferentes procesos del organismo. Por este motivo, es necesario vigilar que los niveles de calcio se mantienen normales, pues este parámetro permite el correcto funcionamiento del organismo.

Si surgen dudas sobre esta temática, se aconseja acudir a un veterinario antes de aportar suplementos o cambios en la dieta de las mascotas. Así, el tutor podrá adecuarse a los requisitos propios de cada uno de los animales.

 

  • "Suplementación" de calcio y fósforo en la nutrición de perros y gatos. Por Jaume Camps, UAB. Accedido el 4 de enero de 2021 en: https://ddd.uab.cat/pub/estudis/2017/184115/jcampsapu_181.pdf
  • Nutrición Canina y Felina. Google Books. Accedido el 4 de enero de 2021 en:  google.es/books?id=OaaETYMIcpwC&printsec=frontcover&dq=calcio+perros+pdf&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiz2ayB94ruAhWTEMAKHRzSBMcQ6AEwAnoECAkQAg