Cachorros huérfanos y una increíble madre adoptiva

Sin lugar a dudas, el hecho más triste y delicado que puede vivir un perro recién nacido es cuando la madre no está para cuidarlos, ya sea por haberlos abandonado, o por haber muerto. Es una lástima ver a los cachorros huérfanos.

En este tipo de situaciones la vida del canino corre serio peligro, ya que necesitan del cuidado y la protección de alguien que los ame de forma incondicional.

Una madre especial

Fuente: Facebook Rocky Ridge Refuge
Fuente: Facebook Rocky Ridge Refuge

Ante este hecho, un refugio para animales de Arkansas llamado Rocky Ridge Refuge se encarga de rescatar camadas abandonadas, las cuales serán bien recibidas por Cheesecake, que es una hermosa madre adoptiva que les cuidará y les brindará todo el cariño y ternura que necesitan.

Lo que resulta una auténtica sorpresa es que no se trata de una canina, sino de una enorme capibara, la cual increíblemente se ha adaptado a lo largo de su vida a convivir con diferentes especies animales, principalmente los perros, con los que suele establecer una inmensa afinidad cuando estos son cachorros, protegiéndolos y ejerciendo el rol de figura materna.

Según comenta Janice Wolf, quien es la fundadora del refugio, Cheesecake es como una especie de enfermera para los cachorros huérfanos, la cual está siempre pendiente de ellos, duerme a su lado, comen juntos y juega con ellos, lo cual los hace sentirse protegidos en esta delicada etapa en la que no pudieron ser cuidados por su mamá real.

Es importante destacar que si bien este bonito refugio da en adopción a gran parte de los perritos conviven con la enorme capibara, siempre hay más cachorros a los cuales podrá brindarles todo su cariño y cuidado para hacerles saber en esta delicada etapa de sus vidas lo que es el amor real, aún cuando provenga de una especie distinta.

Más allá de los adioses que haya tenido que vivir Cheesecake, siempre habrá cachorros a los cuales cuidar y amar, por lo que su labor nunca tendrá un final.

Sin duda alguna, este es un hermoso caso que demuestra cómo la maternidad puede nacer de la necesidad de proteger a quien se encuentra desamparado.

Cómo cuidar uno mismo a cachorros huérfanos

Para mantener la vida de los cachorros huérfanos cuando no hay quien los pueda cuidar, deberás sustituir las funciones de la madre, haciéndose mucho énfasis en varios elementos que resultarán decisivos para su supervivencia y formación. Estos son los siguientes.

Temperatura adecuada

En esta primera etapa de su vida, los perritos necesitarán de un ambiente cálido para evitar sufrir cualquier tipo de complicación en su ya delicado estado de salud.

Para conseguir el ambiente ideal, debes utilizar lámparas incandescentes con una temperatura de 31 grados en los primeros seis días para luego reducirlo a 24 durante las próximas semanas.

Como resulta obvio, es muy importante que seas lo más cuidadoso posible con la temperatura, ya que el más mínimo error puede ocasionar un desenlace fatal, ya sea por mucho frío o por quemaduras en sus cuerpos.

Nutrición de los cachorros huérfanos

Este es el elemento más importante y complicado que deberás suplir, ya que se trata de alimentarlos de una forma en la que puedan contar con las diferentes propiedades que les ofrece la leche materna, por lo que tendrás que preparar una artificial que se asemeje lo más que pueda.

Autor: barbievoltios
Autor: barbievoltios

En primer lugar es importante destacar que los caninos recién nacidos deben comer varias veces al día en muy pocas cantidades, ya que su estomago no puede soportar grandes ingestas de alimento, lo que significa que no puedes darle ninguna otra cosa que no sea la leche.

Para prepararla de una forma que sea lo más cercana posible a la maternal, solo necesitarás una yema de huevo, dos cucharadas de nata liquida y medio vaso de leche integral.

La cantidad que deberás darle será de la siguiente forma:

  • La primera semana deberás alimentarlo cada dos horas con trece mililitros.
  • La segunda semana cada tres, con diecisiete mililitros.
  • La tercera semana cada tres, esta vez con veinte mililitros.
  • La cuarta semana cada cuatro horas, con veintidós mililitros.
  • La quinta semana, deberás darle leche de dos a tres veces al día.

Ten en cuenta que una vez que reemplazas a su madre, no solamente basta con brindarle estos cuidados para su supervivencia, sino también darles todo el cariño y ternura que merecen esos pobres cachorros huérfanos.

Fuente de las imágenes: Facebook Rocky Ridge Refuge.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar