Burro que escapó de un incendio no se separa de los bomberos

Alba Muñiz 9 diciembre, 2015

Las víctimas silenciosas de los grandes incendios forestales son, una vez más, los animales. Por eso, resulta gratificante cuando se conocen noticias como la de un burro que logró escapar del fuego y, para mantenerse a salvo, se quedó junto a los bomberos que estaban combatiendo el siniestro.

La historia del burro que escapó de un incendio

Autor: Matthew Paulson
Autor: Matthew Paulson

El hecho tuvo lugar en Arizona, en medio de un incendio que venía arrasando tres estados del suroeste de Estados Unidos. Mientras los bomberos del Desert Hill Department (DHFD) trabajaban incesantemente para combatir el fuego en el valle de Monhave, cercano a Lake Havasu City, un asno surgió de entre las llamas.

Los efectivos se sorprendieron al hallar un animal con vida en medio del terrible siniestro. Pero más se sorprendieron cuando el burro, en vez de continuar su huida, permaneció junto a ellos. Todo parecería indicar que el equino se había dado cuenta de que, la única forma de salvarse del fuego, era quedándose junto a los bomberos.

Entonces, los bomberos enfriaron el cuerpo del asno con agua y se aseguraron de que se mantuviera lejos de las llamas. Así, el asno permaneció junto a los efectivos por varias horas mientras los servidores concluían su tarea.

Noticias como las de un burro que escapó de un incendio y se queda junto a los bomberos para salvarse, quizá dejen de sorprendernos cuando se tome conciencia de que hay que proteger de estos siniestros a los animales, tanto domésticos como salvajes.

El asno, a salvo

Si bien en la zona suele haber muchos burros en estado salvaje, los bomberos no pudieron determinar si el animal que los acompañó mientras extinguían el fuego era de esta condición o pertenecía a alguna de las granjas afectadas por el siniestro.

El animal fue evacuado a un lugar seguro y, si ningún propietario lo reclama, el American Wild Horse Sanctuary le dará cobijo en California.

El hecho de que el burro sobreviviera a las llamas conmocionó de manera positiva a los bomberos que, lamentablemente, se acostumbran a ver miles de animales calcinados cuando se desatan este tipo de siniestros.

La excepción a la regla

La noticia del burro que escapó de un incendio llama la atención no solo porque el asno eligió quedarse a salvo junto a los bomberos.

Lo novedoso es que los animales –salvajes, domésticos, de granja, etc.- sobrevivan a la devastación que provocan los grandes incendios forestales.

Y, los pocos que lo logran, quedan heridos y desplazados de su lugar, más expuestos aún a otros peligros. Entre ellos, los cazadores.

Los animales, víctimas de los incendios forestales

Los incendios forestales son cada vez moneda más corriente, ya sea por las altas temperaturas que se están registrando en los veranos o por la actitud desaprensiva de algunas personas.

A las grandes pérdidas de hábitats e incluso de vidas humanas, se suma la gran cantidad de animales muertos, aunque no formen parte de estadística alguna.

Por tal motivo, las asociaciones de defensa de los animales también luchan para que se tenga en cuenta a los animales ante situaciones de incendios y otros siniestros.

En busca de proteger a los animales ante distintas situaciones de emergencia

Autor: Lumiago
Autor: Lumiago

Desde el PACMA (Partido Animalista), por ejemplo, bregan por la aplicación de protocolos para la evacuación de animales en estos casos de emergencia.

Ante la ausencia de reglamentaciones, se dan situaciones tan terribles como:

  • Que los animales mueran calcinados en granjas y explotaciones ganaderas porque no se les abre las puertas
  • Que se impida la evacuación de personas si van acompañadas de sus mascotas
  • Que nadie libere a perros encadenados

Cuidar la vida

Entre los temas que deberían contemplar los protocolos para el auxilio de animales víctimas de estos desastres, se encuentran:

  • Que se permita a voluntarios auxiliar y rescatar a ejemplares heridos
  • Que se prohíba la caza en las zonas afectadas por incendios
  • Que se habiliten lugares para que los humanos puedan ser evacuados y atendidos junto con sus animales de compañía

Quizá de esta manera, la noticia del burro que escapó de un incendio deje de sorprendernos, porque los animales ya no serán víctimas silenciosas de estas catástrofes.

Imágenes cortesía de Matthew Paulson y Lumiago.

Te puede gustar