Broholmer: un moloso amigable

La raza Broholmer es originaria de Dinamarca y no se le suele conocer más allá de su territorio. Durante el siglo XX estuvo a punto de extinguirse, pero un grupo de amantes de la raza se preocuparon de recuperarla y, hoy en día, a pesar de no ser de las más populares la raza sigue existiendo. A continuación, te lo contamos todo sobre los perros Broholmer.

Orígenes del perro Broholmer

Hay documentos que nos permiten saber que esta raza es muy antigua. Y es que los orígenes de perros Broholmer se corresponden con registros de la Edad Media, aunque tuvo su gran expansión durante el siglo XVIII gracias al Conde de Broholm, de ahí su nombre. En un inicio estaba especializado en la caza de ciervos, pero terminó convirtiéndose en guardián y protector de casas y granjas.

Durante la II Guerra Mundial estuvo al borde de la extinción, pero unos aficionados retomaron retomaron la cría de la raza en la década de 1970. Crearon un estándar por el cual registrar a los nuevos perros y, ahora, la raza goza de salud y ejemplares.

Perro broholmer con su dueño
Fuente: Pleple2000

La FCI ha clasificado a los perros Broholmer dentro del segundo grupo: molosoides tipo dogo. Actualmente viven como animales de compañía, pero también como guardianes.

Características físicas del Broholmer

Los perros Broholm son perros de tamaño grande. Estos ejemplares pueden medir entre 55 y 70 cm hasta la cruz y de adultos tienen un peso que ronda los 45 y 60 kg, siendo los machos ligeramente más grandes que las hembras.

Tiene una apariencia tipo dogo. La cabeza es ancha y cuadrada y el morro debe tener la misma longitud que el cráneo, mientras que el cuello es ancho y puede tener parte de la piel suelta. Los belfos también deben caer un poco, además de tener unas orejas triangulares caídas de tamaño mediano. Es de constitución fuerte y recia y destacan los grandes músculos de las patas traseras. El pecho es ancho y profundo, y tiene una cola larga que debe caer en forma de sable en reposo.

Por otra parte, su pelaje se caracteriza por ser corto y duro, de colorido amarillo con máscara –cara y hocico– negra y un rojo de tonalidad dorada. Además, pueden aparecer manchas blancas en el pecho, en los pies y en la punta de la cola.

Carácter del Broholmer

Esta raza tiende a ser de carácter calmado y muy confiado en sí mismo. Sin embargo, es un perro poderoso que necesita tanto ejercicio físico como mental. Normalmente es amigable, aunque no entusiasta, pero como buen perro guardián puede ser desconfiado con los desconocidos. Puede llegar a ser territorial con los desconocidos o con otros canes, pero siempre será amigable y complaciente con su familia humana.

Cabeza perro broholmer
Fuente: Pleple2000

Como casi todos los perros de tamaño grande le gusta la tranquilidad y le cuesta poco relajarse. Tiene un carácter indicado para vivir dentro de casas o en pisos, siempre que fuera de casa haga suficiente ejercicio físico. Es decir, es un perro que puede vivir en una casa si puede disfrutar tres veces al día de un paseo de calidad.

Cabe señalar que es una raza que puede representar un reto a la hora del adiestramiento. No es un perro al que le falte inteligencia, pero necesita una educación basada en el refuerzo positivo y en la paciencia. Se pueden lograr resultados sorprendentes si su adiestramiento lo hace una persona paciente que tenga experiencia con perros grandes.

Cuidados y salud del Broholmer

No hay estudios que relacionen esta raza con mayores probabilidades de sufrir ciertas enfermedades. No obstante, al ser un perro tan grande podemos tomar como referebcia varios problemas de salud propios de perros de más de 35 kg.

En las revisiones veterinarias debe verificarse la salud de sus articulaciones, pues puede ser propenso a las displasias de codo y cadera. Sería beneficioso empezar desde pequeño con una alimentación específica para perros con tendencia a tener problemas óseos. Hay que advertir que también pueden aparecer problemas cardíacos. Al igual que el resto de perros de tamaño grande debe hacerse revisiones periódicas en el veterinario para asegurarse de que tiene buena salud.

En cuanto al cuidado de su pelaje, cabe señalar que este ejemplar tiene un pelo corto y pietro que está mudando constantemente. Necesita cepillados regulares que deben intensificarse en las épocas de muda (primavera y otoño).

Como conclusión, hay que recordar que el Broholmer es un perro molosoide que se da un aire al dogo y, aunque muy amigable y tranquilo para convivir en un apartamento, dado su gran tamaño debes cerciorarte de que dispones de sitio suficiente en casa. Tampoco se puede olvidar que necesitará unos cuantos paseos al día, así que si dispones tiempo y un sitio que darle será, aparte de un compañero tranquilo, un perro guardián para tu hogar.

Fuente de las imágenes: Ivarr y Pleple2000

Te puede gustar