El bebé que convive con perros tiene menos riesgo de sufrir asma

Virginia Duque Mirón · 16 noviembre, 2015

“Estás embarazada, ¡genial! ¡Enhorabuena! ¿Y qué vas a hacer con tu perro?”- te pregunta una amiga. Tú te quedas con cara de estupefacción, como una boba, sin saber si darle una bofetada, reírte o simplemente cambiar el tema. Y es que las personas que no tienen animales no entienden lo beneficioso de tener uno en casa, especialmente para los bebés; por supuesto, siempre extremando los cuidados.

Uno de los mayores beneficios que han sido comprobados, es el hecho de que los bebés que se crían junto a un perro tienen menos riesgo de sufrir asma. Veamos qué dicen los expertos.

Datos fundados

niño bebe

La revista científica JAMA pediatrics plasmó los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Uppsala, en Suecia.

Esta investigación se llevó a cabo con más de un millón de niños suecos. Muchos de estos, eran bebés que convivían desde su nacimiento y al menos hasta su primer año de vida con un perro. Según los estudios, el bebé que convive con perros en casa, estaba en un 15% menos expuesto a sufrir asma en el futuro.

No han dado muchas razones de por qué sucede esto, pero todo parece apuntar a que algo tienen que ver las endotoxinas.

Las endotoxinas son liberadas por los perros y se mezclan con el polvo que purulea en el ambiente, haciendo así que este no sea dañino para el bebé y no le haga tener asma.

Otros beneficios si el bebé convive con perros

Hay muchos beneficios para el bebé que convive con perros en casa. Obviamente, no vamos a permitir que le meta la mano en la boca o que se la meta él mismo en la suya después de tocarlo, ya que esto le produciría enfermedades.

Pero los perros pueden tener un efecto muy posistivo en el desarrollo de los bebés. Veamos qué factores causan ese efecto.

Les enseña responsabilidad

El niño, al principio no será consciente de nada, pero crecerá viendo que un animal es una responsabilidad y que hay que darle de comer, de beber y sacarlo a pasear. Conforme vaya creciendo, es probable que él lo saque a pasear o le dé de comer de vez en cuando junto a papá o mamá.

Esto le enseñará a asumir responsabilidades en otros aspectos de la vida.

Activa su capacidad de relacionarse

Un niño que convive con un perro aprenderá mientras juega con el animal, que hay cosas que a este no le agradan, que a veces no le apetece jugar o que si quiere recibir, también tendrá que dar. Todas estas son cosas que ayudarán a tu bebé a saber relacionarse de forma adecuada con los demás cuando sea adulto.

Activará su amor por los animales

Cuando alguien ha conocido y amado a algún tipo de animal, es imposible no amar a otros. Una persona amante de los animales es capaz de desarrollar sentimientos y una sensibilidad especial que muchas personas no conocen.

Además de prevenir el asma, ayuda a…

perro y niños

Tener un perro no es solo un buen remedio para prevenir el asma. El bebé que convive con perros también mejora otros muchos aspectos de la salud como:

  • Disminuir el estrés y con ello la agresividad.
  • Mejorar la autoestima, ya que su mascota les hace sentir únicos y especiales.
  • Disminuir alteraciones como la ansiedad, trastornos del apetito y otros.
  • Evitar el sedentarismo, ya que el animal invitará al niño a jugar con él y le ayudará sin saberlo a no ser una persona sedentaria.

Aunque tan solo fuera por el hecho de que el bebé que convive con perros puede reducir el riesgo de asma, ya sería una buena opción tener un perro aun cuando vaya a llegar un nuevo bebé a la familia.

Muy contrario de lo que muchos escépticos afirman, los animales no solo nos transmiten enfermedades, también pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud, tanto física como emocional como psicológica. No dejes pasar la oportunidad de enseñar a tu bebé las ventajas maravillosas de tener un amigo peludo.