Bebé chimpancé no pudo recibir el amor de su madre y deposita sus esperanzas en un peluche

Este chimpancé no tuvo el amor de su madre durante el inicio de su vida, pero encontró consuelo en un adorable peluche. Descubre su historia.
Bebé chimpancé no pudo recibir el amor de su madre y deposita sus esperanzas en un peluche

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 02 enero, 2023

Hay animales que se sienten indefensos desde sus primeras horas de vida. Esto debido a que, por una u otra razón, sus madres no se hacen cargo de ellos.

Tal como le pasó a un chimpancé que se encontraba en un zoológico de Málaga. Por eso, en este artículo te compartimos todos los detalles de su historia.

El difícil comienzo de vida para un chimpancé bebé

Djibril, un chimpancé cachorrito, llegó a este mundo y en ningún momento pudo recibir el amor de su figura materna. Pues, Kika, su madre, fue explotada durante muchos años en un circo.

De esa manera, cuando fue rescatada, tenía una actitud bastante reacia. Sumado a ello, necesitaba de múltiples tratamientos para estabilizar su estado de salud.

A raíz de esa situación, el chimpancé bebé estaba a la deriva. Esto ya que no contaba con nadie que lo hiciera sentir protegido y le enseñara a conocer su entorno.

Sin embargo, por fortuna, los trabajadores del zoológico se dieron cuenta de esa situación. Por consiguiente, se hicieron cargo de él y le evitaron un desenlace fatídico.



La labor de los funcionarios

En el instante en el que el grupo de personas se percataron de que el chimpancé no iba a poder tener a su madre cerca, se convirtieron en sus cuidadores especiales. Pues, sabían que para que el animal no estuviera en riesgo, tenían que encontrar la manera de alimentarlo y garantizar su bienestar.

En consecuencia de ello, lo mantuvieron vigilado durante las 24 horas para asegurarse de satisfacer todas sus necesidades esenciales. Además, le regalaron un primate de peluche.

Esto con la intención de que el chimpancé pudiera refugiarse en él cada vez que se sintiera solo. Así, Djibril aprendió a abrazarlo y acariciarlo durante todas las noches para poder conciliar un sueño placentero.

En ese orden de ideas, el animal poco a poco se fue dejando de sentir desprotegido. No obstante, los trabajadores del zoológico tenían claro que esa no era una solución definitiva.

Pues, para que el chimpancé pudiera tener un desarrollo óptimo, era imprescindible que interactuara con una figura materna real.

De ese modo, comenzaron a buscar a una madre adoptiva y, después de 16 meses, la consiguieron. Se trata de Eva, una primate que nunca había estado a cargo de un bebé.

No obstante, eso no fue ningún impedimento para que tuviera un comportamiento ejemplar. Esto debido a que su mismo instinto se encargó de hacerle saber la actitud que le correspondía tener.

Tanto así que, a partir del primer segundo, Eva sintió un amor a primera vista y apoyó de una manera incondicional a Djibril. Por tal razón, construyeron una relación magnífica.

El chimpancé con su peluche.

La actualidad de los dos animales

Hoy en día, el chimpancé se encuentra disfrutando del cariño materno que en un principio no recibió. Así mismo, puede acudir de inmediato a ella cada vez que lo asecha cualquier dificultad.

Además, juntos están albergados en el santuario Bioparc, ubicado en Valencia. Debido a esto, están rodeados de voluntarios que los monitorean con frecuencia y realizan todo lo posible para hacerlos sentir llenos de plenitud.

De esa manera, es una realidad que la calidad de vida de esta cría mejoró notablemente y ahora no se cambia por nadie.



Características del chimpancé

Los chimpancés son unos de los simios más grandes porque, incluso al tener una postura erguida, alcanzan un tamaño de 1,60 metros. Adicional a ello, tienen brazos muy largos.

De ese modo, pueden desplazarse a una velocidad considerable en el suelo. Así mismo, trepar los árboles con una agilidad admirable.

Por otra parte, poseen pulgares oponibles. En vista de esto, tienen la capacidad de sostener múltiples herramientas y utilizarlas a la perfección, al igual que los seres humanos.

En cuanto al peso, los machos alcanzan los 70 kilogramos. Sin embargo, en el caso de las mujeres, ellas siempre poseen valores inferiores.

A nivel comportamental, son reconocidos por ser bastante sociales. Pues, por lo general, andan alrededor de 20 ejemplares a la par y, en algunas ocasiones, han llegado a conformar grupos de hasta 150 seres.

Al hablar de la alimentación, hay que dejar claro que son netamente vegetarianos. Por ello, comen hojas, vegetales, raíces o frutos.

Y, finalmente, sus embarazos son muy parecidos a los de las personas. Esto ya que dura unos 8 meses y el destete se lleva a cabo después de los 3 años.

Chimpancé en su hábitat.
Te podría interesar...
Chimpancé no quería comer hasta que reconoció la voz de su amigo humano
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Chimpancé no quería comer hasta que reconoció la voz de su amigo humano

Este chimpancé no quería comer ya que no se encontraba bien de salud, pero su semblante cambió al recibir la visita de un viejo amigo humano.



  • Rodríguez V. Bienestar animal [Internet]. Colombia: Universidad de Córdoba; (s.f). [citado 05 de septiembre de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.