Ballena gris rompe el récord de viaje animal más largo y recorre la mitad del mundo

Una ballena gris ha recorrido la distancia más grande jamás registrada por un mamífero vivo. ¿A qué se debe esta conducta? ¿Es algo normal en su especie? ¡Sigue leyendo!
Ballena gris rompe el récord de viaje animal más largo y recorre la mitad del mundo
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 28 agosto, 2021.

Última actualización: 28 agosto, 2021

A veces, la naturaleza nos sorprende con noticias como esta: una ballena gris rompe el récord del viaje animal más largo y recorre la mitad del mundo. Tras su odisea, el ejemplar monitorizado de la especie Eschrichtius robustus es, a día de hoy, el mamífero salvaje que más distancia ha recorrido bajo el mar en toda la historia.

A la hora de recibir noticias como esta, es necesario contextualizarlas tras una serie de preguntas: ¿a qué se debe la conducta del animal? ¿Es este un comportamiento natural? ¿Ha tenido algo que ver la acción del ser humano en esta proeza? En las siguientes líneas, respondemos a estas cuestiones y muchas más. No te lo pierdas.

La noticia

El titular que aquí te brindamos fue recogido por la revista Nature el 8 de junio de 2021. En la noticia, se relata que una ballena gris (Eschrichtius robustus) pudo haber recorrido casi la mitad del mundo (unos 20 000 kilómetros) bajo el mar en un intervalo de tiempo variable. Veamos más en detalle lo que esto implica.

Esta ballena gris macho fue detectada por primera vez en la bahía de Walvis, Namibia, en el año 2013. Tal y como indica el portal National Geographic, esta fue la primera cita de la especie en el hemisferio sur. A pesar de que el encuentro con el ejemplar se produjo hace varios años, ha sido necesario mucho tiempo para descubrir que el enigmático cetáceo provenía del norte del Pacífico.

Para descubrir el origen de la ballena, se tomaron muestras superficiales de su piel y se realizaron análisis genéticos con ellas. El artículo científico resultante, publicado en la Royal Society, argumenta que el ejemplar provenía posiblemente de la población en peligro de extinción del Pacífico Norte occidental, que cuenta a día de hoy con unos 200 ejemplares.

Con los análisis genéticos del cetáceo se confirmó que había recorrido, al menos, 20 000 kilómetros (casi la mitad del mundo) en un periodo muy reducido, entre mayo y junio del año 2013. Para una especie que normalmente realiza viajes de 8000 a 11 000 kilómetros de recorrido, este desplazamiento tan amplio carece de sentido biológico.

La ballena gris que realizó el viaje animal más largo fue descubierta por primera vez en el año 2013.

Una ballena gris saliendo del agua.

¿Por qué esta ballena gris ha realizado el viaje más largo?

Cuando el coautor del estudio citado Simon Elwen fue informado de la presencia de la ballena gris en Namibia en el año 2013, se mostró bastante escéptico. Según sus propias palabras, “es como si alguien dijese que había encontrado un oso polar en París. Es físicamente posible, pero no parece muy realista“.

En este punto, solo cabe preguntarse por qué un animal así de grande gastaría sus energías y pondría en juego su propia supervivencia para llegar a un lugar tan lejano. Los científicos no tienen respuestas inmediatas, pues es necesario realizar más investigaciones con respecto a la materia, pero sí barajan algunas hipótesis.

En primer lugar, nunca se puede descartar que el animal se hubiese perdido o que tuviese algún defecto congénito. De todas formas, la hipótesis más férrea es que el deshielo del Ártico podría estar abriendo nuevas rutas a estos cetáceos, permitiendo que estos exploren (o se pierdan) en nuevos hábitats. Sin duda, el ser humano vuelve a aparecer como el primero de los culpables.

La migración natural de las ballenas y su conservación

Aunque no se conoce demasiado sobre la superficie real del hábitat de las ballenas grises, sí que se sabe que migran anualmente entre sus zonas de alimentación de verano polar y sus lugares de parto templados y tropicales. Las rutas migratorias de las poblaciones orientales y occidentales del Pacífico son muy diferentes y, por desgracia, del último grupo se tiene muy poca información.

Curiosamente, ambos grupos son tan diferentes entre ellos que incluso se podrían considerar dos subespecies diferentes de ballena gris. La población oriental se encuentra estable y en riesgo mínimo con más de 20 500 ejemplares, mientras que el núcleo occidental cuenta solo con 200 individuos, razón por la que se considera en peligro.

El grupo de ballenas occidentales alcanzó un mínimo histórico en el año 2010, pues se estimó una cifra de 26 hembras reproductoras, de las cuales ninguna se había incorporado a la población desde el año 1995. La lentísima tasa de crecimiento de estos animales hace que sean proclives a la desaparición, ya que uno de estos cetáceos tarda en madurar sexualmente hasta 11 años.

Gracias a los esfuerzos de conservación, los números de la población occidental de ballenas parecen estar aumentando.

¿Podría ser este whalien 52?

Uno de los remanentes de una población que pide ayuda

La ballena gris que realizó el viaje animal más largo procedía de la población occidental, la cual sigue en peligro. Si algo queda claro después de recorrer estas líneas es que, por desgracia, seguramente esta proeza no fuese intencionada.

El asalto de los mares por parte del ser humano provoca que desaparezcan especies, se deshielen los polos y se sufran desastres ecosistémicos severos. Con las variaciones ambientales asociadas al cambio climático, por desgracia cada vez será más común ver a animales fuera de sus rangos naturales.

Te podría interesar...
Whalien 52: la ballena más solitaria del mundo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Whalien 52: la ballena más solitaria del mundo

Whalien 52 o la ballena de 52 hercios es un misterioso cetáceo que habita el océano Pacífico. Nunca se ha visto, pero se conoce su llamada.