Australian cobberdog: todo sobre esta raza

Descubre todo sobre los australian cobberdog, unos perros de raza híbrida cuyo pelaje es hipoalergénico y que no mudan.
Australian cobberdog: todo sobre esta raza
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 14 noviembre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 14 noviembre, 2021

Última actualización: 14 noviembre, 2021

Los australian cobberdog suelen confundirse con los labradoodle y hay razón en ello. Los primeros canes tienen origen en los segundos, pero ambos se definen por sus propios estándares.

Aunque suena algo confuso, en este artículo vamos a hablar sobre las características físicas más significativas del australian cobberdog. Además, profundizaremos en su procedencia, carácter, cuidados y las condiciones de salud que todo tutor debe conocer antes de tomar la decisión de adoptar un ejemplar de esta raza híbrida. ¡No te lo pierdas!

Origen del australian cobberdog

Los australian cobberdog son una raza de perros híbrida procedente del cruce entre labradores y caniches que surgió luego de los labradoodle, también originarios de las dos castas mencionadas. Aunque para muchas personas los integrantes citados son la misma variante canina no es así, ya que hay un estándar establecido para cada una de ellas.

La razón por la que se hizo necesaria la distinción entre estos dos cánidos fue el cruce indiscriminado entre los labradoodle, el cual dio como resultado alteraciones y problemas de salud. Por ello, se creó un programa de cría a partir del cual nació una nueva línea genética de perros de asistencia o de terapia: los australian cobberdog. De hecho, la palabra cobber significa amigo o ayudante.

En el año 2012 el Master Dog Breeders & Associates (MDBA) reconoció la raza como independiente y en desarrollo bajo tres estándares fundamentales: tener buen temperamento, ser hipoalergénica (y no mudar pelo) y portar buena salud genética. Si estos criterios no se cumplen, los canes no se consideran oficialmente de la raza que nos atañe.

Un cobberdog australiano sobre un fondo blanco.

Características del australian cobberdog

El australian cobberdog se presenta con tres tamaños diferentes. Las siguientes son las tallas aproximadas de cada uno de ellos:

  1. Miniatura: entre los 33 y los 50 centímetros de altura y de 6 a 10 kilogramos de peso.
  2. Medianos: de 43 a 50 centímetros de altura y entre 12 y 20 kilogramos de peso.
  3. Grandes: de 50 a 58 centímetros de altura y de 20 a 35 kilogramos.

Cuerpo

Los australian cobbergdog tienen un cuerpo bien proporcionado y su morfología se da sin exageraciones, pese a que son algo alargados. Tienen una cabeza en forma rectangular, un hocico con trufa oscura y de tamaño mediano, sus ojos son oscuros y medianos y sus orejas son redondeadas y cuelgan a la altura de su aparato ocular.

Pelaje

Uno de los mayores atractivos de esta raza es su pelaje, pues los cobberdog tienen un manto largo y rizado u ondulado. Además, este es sedoso, suave y muy brillante. En cumplimiento al estándar del MDBA, se trata de un can hipoalergénico y no muda de manera agresiva cuando hay cambios de estaciones.

Color

Los australian cobberdog tienen diferentes colores y estos puedes ser sólidos o sombreados en tono negro, crema, lavanda, pergamino, blanco, melocotón, rojo, plateado, café y chocolate. Su pelo no para de crecer y cuando no se peina con regularidad forma una especie de cordones. Aun así, es muy suave.

Cuando se moja, el manto se seca con facilidad y no reporta malos olores como otras razas. De hecho, estos canes no tienen ningún tipo de aroma evidente.

Los australian cobberdog de cachorros

Cuando son cachorros, los australian cobberdog tienen un aspecto muy tierno. Su pelo es frondoso y rizado, tanto que sus ojos pueden quedar escondidos, añadiendo una dulzura que enamora a primera vista. A ello se suma su carácter tranquilo, dócil, juguetón, cariñoso, empático y a la vez obediente. Vamos a profundizar en ello, pero te adelantamos que son perros muy hábiles y fáciles de adiestrar.

Carácter del australian cobberdog

Como perros de terapia o de soporte que son, los australian cobberdog han desarrollado habilidades muy especiales, entre las que se destaca su capacidad para aprender rápidamente. Además, son muy sensibles y receptivos frente a las emociones de las personas que los rodean, en especial de sus tutores.

Son muy cariñosos, atentos y no se muestran agresivos o hiperactivos. Por ello se han convertido en la raza ideal para las familias, en especial en las que hay niños pequeños o personas con condiciones diversas. Tienen una gran ventaja, y es que son amigables con todo tipo de seres vivos, así que conviven con otros perros y gatos sin problemas.

Son fáciles de adiestrar

Esta raza de perros destaca porque es muy fácil de adiestrar. Al ser tan receptivo, aprende los trucos y las órdenes sin necesidad de muchas repeticiones. Como sucede con todas las razas, los australian cobberdog responden mejor al refuerzo positivo, por lo que no hay que caer en castigos o regaños cuando hay algo que les resulta difícil entender.

Cuidados

Los australian cobberdog son fáciles de cuidar sin importar su tamaño. No obstante, el tutor debe considerar que requieren ejercicio físico constante: paseos, jornadas de juego y actividades que estimulen sus destrezas. A ello hay que sumar ejercicios para estimularlos a nivel mental, como los juegos de inteligencia y los olfativos.

Cepillado del pelaje

Estos canes requieren cuidados en su pelaje. Si bien este es hipoalergénico y no mudan, necesitan cepillado constante para evitar la formación de nudos. Por otro lado, y dependiendo del clima en la zona en la que habita el ejemplar, pueden ser más o menos regulares las jornadas de peluquería.

En países muy cálidos o donde hay veranos muy calientes es necesario cortar su pelo en busca de evitar un golpe de calor.

Dieta balanceada

Como sucede con cualquier mascota, la alimentación de este can debe ser de calidad. Los perros son carnívoros facultativos, así que su dieta debe contener un mínimo de proteína animal del 30 %, lo que tiene que complementarse con verduras, granos y frutas, entre otros macronutrientes.

Condiciones de salud

Los australian cobberdog son perros muy saludables. Esto se debe a la “depuración” que se realizó para su cría a partir de los problemas identificados en los labradoodle. Hasta el momento no se han registrado enfermedades congénitas en esta raza, aunque esto no significa que no sean susceptibles a adquirir enfermedades de origen viral o bacteriano.

Para garantizar que esta raza siga siendo saludable, la MDBA recomienda que uno de los padres pase por exámenes de PRAprcd, mielopatía degenerativa, colapso inducido por ejercicio, microftalmia, anoftalmia y coloboma. Si tienes interés por saber en qué consisten cada uno de estos abordajes, acude al veterinario.

Un cobberdog sobre un fondo negro.

¿Conocías a los australian cobberdog?

Los australian cobberdog son hermosos y entre todos sus atractivos destacan su hermoso pelaje y su capacidad para apoyar física y emocionalmente a los seres humanos. Aunque son una de las razas más fáciles de cuidar, quienes desean adoptar a un ejemplar deben saber que el compromiso no cesa: como todo ser vivo requiere amor, buena alimentación y cuidados básicos.

Te podría interesar...
Bernedoodle: todo sobre esta raza
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Bernedoodle: todo sobre esta raza

El bernedoodle nace de la mezcla entre perros poodle y boyeros de berna, dando como resultado en can de tamaño grande y gran corazón.



  • Australian Cobberdog (Breed in Development). Master Dog Breeders & Associates.